Archivos de Categoría: Mi diario

Reflexiones en el día a día de una urbanita en la búsqueda de una vida más ecológica y sostenible.

Desconectar para reconectar: menos detox digital y más equilibrio

Desconectar: Menos dietas digitales y más equilibrio en el día a día

Ayer, mientras sentía esa tranquilidad en el cuerpo y en la mente que deja el descanso, y recordaba la tarde de domingo hiperconectada que viví y cómo me había sentido, pensé que la lucha por el equilibrio digital se parece a la lucha por mantenernos “en forma”, que sobre todo vivimos las mujeres durante tanto tiempo de nuestras vidas. El domingo fue como esos días en los que te pilla una depresión y te zampas una barra de chocolate entera.

Hablando de ‘vida residuo cero’ en Tenerife (entre otros chapuzones)

Tiburones costurllas

Hace una semana estaba llegando de Tenerife. Fue un viaje relámpago, intenso y muy esperado, en el que cupieron baños de mar, cocina, un taller y una conferencia. Y también hermana, sobrinos amados y amigos, un par de saltos al agua, buena dosis de sol, y largas conversaciones con gente linda y querida.

La meditación debería ser asignatura obligatoria

En los últimos meses he descubierto la calma que la meditación puede traer a mi mente y no he podido más que preguntarme ¿cómo no aprendí a meditar antes? Por eso he querido compartir contigo mi incipiente experiencia con la meditación, que espero que te sirva de inspiración para iniciarte en la práctica o, si ya lo has hecho, dar un paso adelante.

Lo perfecto es enemigo de lo bueno. Reflexiones sobre lo que va de mi verano

Gestos para una vida más sostenible y ecológica

Confesiones y reflexiones sobre un verano con más plástico y más residuos en general que el resto del año, escritas por una ecocosmopolita que hace lo que puede, que a veces es más y a veces, sí, es menos. Pero siempre hacia adelante.

FiCMA, el cine del medio ambiente y, sobre todo, de la esperanza

En una semana Barcelona se convertirá en la capital del cine de la esperanza: llega el 22 FiCMA y yo estaré en el mismo ojo del huracán ¡Qué emoción!!!