Y sí, hemos traspasado nuestro e-commerce

Astronauta. Vender tu tienda online

¿Y cómo me siento tras traspasar un proyecto tan vital, especial e importante como Usar y Reusar?

Como astronauta que flota en el espacio

Flotando, maravillada, con una sonrisa que no me cabe en el cuerpo entero mientras contemplo la inmensidad del universo frente a mis ojos. Con un agujero de vértigo en el estómago, el corazón palpitando a toda velocidad y una buena dosis de miedo pero decidida a no dejarme paralizar por él.

Hemos vendido Usar y Reusar

Hace pocos días firmamos, finalmente, la venta de Usar y Reusar, la que hasta hace pocos días fue nuestra tienda online residuo cero. Escribo este post, que Google probablemente ignorará (¿qué es eso que llaman SEO?), porque sentía la necesidad de cerrar este capítulo también desde aquí, La Ecocosmopolita, que es donde todo nace.

Igual te extraña leer que la venta fue ahora, porque la anunciamos hace ya semanas. 

Y es que en junio firmamos un contrato de arras que no dejaba mucho lugar a ninguna de las partes para tirar para atrás, pero aún nos quedaba mucho papeleo y hasta el viernes no firmamos la venta de la tienda.

¿Por qué decidimos dejar nuestra tienda online?

Lo he explicado desde el lado de Usar y Reusar pero no desde esta casa.

La parte más motivadora de Usar y Reusar, para mí, fueron los primeros tiempos, cuando llenamos un hueco dando a conocer infinidad de alternativas que eran aún una rareza en España.

La tienda creció muy rápido pero en el 2019 nos fue especialmente bien. Fue espectacular. 

Sin embargo, pronto comenzó a “chirriar” mi día a día. Sentía que el trabajo comercial me estaba exigiendo cada vez más tiempo y energías y, eso es lo peor, alejándome de mi centro.

Tenía la cabeza llena de proyectos (casi siempre voy así), pero no encontraba la forma de organizarme para hacerlos realidad. Tenía, casi literalmente, demasiado ruido en mi cabeza.

Es decir, Usar y Reusar seguía y sigue siendo una empresa genial, con impacto positivo, 100% alineada con mis principios. Para mí, crear contenidos para Usar y Reusar siempre fue una forma de divulgación casi tan válida como dar una charla. Pero cada vez me se me hacía más difícil concentrarme en lo verdaderamente importante para mí y para la cooperativa. Y eso no era bueno para mí, y tampoco para la cooperativa. 

Además, ya comenzaban a haber muchas más alternativas, muchas más tiendas, mucha más información… Se hicieron evidentes dos realidades:

  • Cada vez había más competencia, con lo cual el trabajo se hacía más exigente en todos los sentidos (cosa especialmente complicada si quieres mantener la línea de trabajo ético que te define).
  • Cada vez había más empresas que podían cubrir las necesidades que nos hicieron pensar en montar una tienda, así que igual “ya no era ahí donde yo hacía falta”.

La pandemia como detonante

Llegó el COVID-19, el confinamiento, el verte cara a cara con tu vida, 24 horas al día…

Se me hizo evidente que necesitaba un cambio. 

Confinados

Entonces, hace casi justo un año, lo hablé con Tere. Ella estaba pasando por algo parecido -hace rato que quiere tener más energía para su proyecto personal –Ashtanga Yoga Cardedeu– y fue como “abrir la caja de Pandora” (palabras de Tere). 

¿Dónde se vende una tienda online?

Nuestra primera idea fue cerrar la tienda. Sin mucho más. Hacer ofertas, rematar stock y ¡ala! a seguir adelante.

También pensamos en darle una segunda vida a la marca, reorientarla. Pero no dimos con un modelo que nos motivara a las dos por igual. Porque ha sido lindo compartir camino, pero ahora tenemos en la mira distintos objetivos. Así es la vida.

Así que nos pusimos a investigar y lo primero que descubrimos es que hay páginas tiendas online en las que se venden tiendas online… Curioso. Hay varios ejemplos. Incluso, se venden tiendas online en Milanuncios, por ejemplo. Googlea y verás.

Pero igual no sabíamos ni por dónde comenzar, hasta que alguien nos habló de Reempresa.

La ayuda de Reempresa

Reempresa es una entidad que ofrece un servicio gratuito de acompañamiento en procesos de reemprendimiento, tanto para el vendedor como para el comprador.

En noviembre firmamos un acuerdo con ellos. Nos ayudaron a hacer una primera valoración de la actividad (con distintos métodos que dan distintos resultados), nos añadieron a su bolsa de empresas en proceso de reemprendimiento, nos consiguieron la mayor parte de las primeras entrevistas (y nos acompañaron en cada una de ellas), y nos brindaron asesoría legal para todo el proceso, incluida la redacción de contratos…

Una maravilla. Y fue un servicio totalmente gratuito.

La ayuda de Arca, Análisis económico

Paralelamente  llamé a mi amigo de siglos, Marco Villegas. Marco es mi asesor espiritual de cabecera en temas de negocios. Es un experto en mercado de valores, dirige su propia empresa, Arca, Análisis económico, y siempre me ha apoyado infinito y ha seguido mi trabajo con cariño. 

Él vio claramente que teníamos algo muy valioso que ofrecer. A mí se me quedó grabada esta idea:  “Crear una empresa y una marca y hacer que empiecen a generar ingresos, es algo caro y complicado. Y por eso una empresa creada, en funcionamiento y además reconocida tiene un valor. Ustedes son las primeras que deben tener eso claro.”

Ellos nos ofrecieron un servicio de consultoría que fue el complemento perfecto a Reempresa. Nos ayudaron a entender el valor de nuestros activos intangibles, que no es cosa fácil. También nos ayudaron a analizar el mercado, a procesar la información financiera de la empresa y a traducirla a un lenguaje útil y fácil de entender. Y, tal vez lo más importante, fueron nuestros “coaches” durante todo el proceso de negociación. Porque el proceso fue largo, debido sobre todo a muchos problemas técnicos internos y a “reveses” externos, y ellos nos ayudaron a mantener el norte, a empoderarnos, a posicionarnos en el proceso de negociación, a tomar decisiones con cabeza fría…

Que valga este post de recomendación, si estás pensando en crear, vender, comprar una empresa, para estos dos servicios. 

Arca tiene una visión más internacional y son realmente unos expertos en análisis financiero. Como dato interesante, tienen un programa de consultoría orientada a startups en el proceso de preparación para rondas de financiamiento. 

Por otra parte, Reempresa trabaja en Cataluña principalmente, aunque también tienen en su bolsa algunos establecimientos de Baleares y Valencia (disponibles para personas reemprendedoras de toda España) y ofrece un acompañamiento increíblemente completo, aunque mucho más estandarizado, en procesos de traspaso.

Un camino largo

De enero a mayo debimos haber hecho unas 15  entrevistas con posibles compradores gracias a la bolsa de empresas de Reempresa. Avanzamos bastante con tres de ellos, pero no se concretaron por diversas razones. 

Anécdota: en una de las primeras entrevistas vino alguien de la competencia (una tienda que ha crecido muy rápido con técnicas muy poco éticas) y tuvimos que despacharlos rápidamente.

Mientras estábamos en estas entrevistas, retomamos el trabajo en la nueva web de Usar y Reusar (independiente de La Ecocosmopolita), algo que habíamos iniciado a comienzos de 2020 y que habíamos paralizado por toda la crisis de Covid. 

Un 2021 durísimo

Ahora, todos estos meses fueron muy duros para la empresa. Decidimos traspasar en octubre, en un momento de cierta estabilidad, y el proceso se arrastró hasta julio de 2021, que ha sido durísimo en términos de ventas para pequeños negocios, frente a las estrategias hiperagresivas de los más grandes.

Si a esto le sumamos que ya no teníamos ni fuerzas, ni ánimos, ni tiempo (por el mismo proceso de venta) para mantener una estrategia de márketing, que no podíamos incorporar nuevos productos que fueron apareciendo en el mercado y que no teníamos cómo innovar en ningún sentido porque nuestra cabeza estaba en el traspaso, pues eso, fueron meses muy duros.

Esto también fue un proceso lento y complicado, que tuvo muchos imprevistos técnicos, y organizativos tanto internos como externos e hizo que no comunicáramos públicamente el traspaso hasta mucho más tarde de lo previsto.

Vender tu negocio gracias a tu comunidad

La comunidad que creamos en estos años fue fundamental para la venta.

En junio, una vez publicada ¡al fin! la nueva web, anunciamos tanto en Instagram como en la newsletter la decisión de venta. También creamos un formulario para que las personas interesadas nos contaran un poco sobre ellas y sobre su interés en el proyecto. 

Recibimos en un poco más de una semana más de 80 solicitudes. ¡Una locura! Escribimos a estas personas información más concreta sobre la oferta y les ofrecimos la posibilidad de crear automáticamente un encuentro virtual en la plataforma Calendly (que fue súper útil, porque permiría a las persoans interesadas crear y agendar la videoconferencia directamente).

La agenda de la primera semana se llenó en un par de días.  Pronto tuvimos que cerrar la agenda, para dejar la semana siguiente para la segunda ronda de entrevistas con las primeras personas que nos contactaron.

Y no fue nada fácil tomar una decisión, pero finalmente nos quedamos con la primera persona de esta etapa, Magui Caviglia, a quién ya conocía virtualmente gracias a Las Cardone, su proyecto de joyería sostenible, circular y solidaria con los animales.

Si intentas traspasar tu negocio, no desfallezcas

Creíamos que podríamos cerrar el traspaso durante el mes de julio pero no.

Así que nos armamos de paciencia todas porque, si hay algo que Tere y yo hemos aprendido en estos años, es que  puedes estar viendo tu destino a un salto y, aún así, tener que dar muchas vueltas para llegar a él. No es cosa de amargarse ni de pensar que “tienes mala suerte”, sino tener paciencia y no esperar que las cosas se resuelvan en un instante.

Aprovechamos las semanas de espera por trámites burocráticos para “iniciar” a Magui en la empresa y traspasar poco a poco toda la información que pensamos que podría facilitarle el viaje.

Incluso llegó la fecha prevista para nuestras vacaciones antes de que todo estuviera listo para la firma, así que llegamos a un acuerdo de confianza para ese último mes de transición, para que Magui pudiera mantener activa la tienda y retomar las redes sociales, que estaban a menos que a mínimos, y nosotras pudiéramos, al fin, desconectar.

Como aprovechamos las semanas anteriores para la formación y, al mismo tiempo, para prepararlo todo, el traspaso en sí fue sencillísimo. El día de la firma ya estaba prácticamente todo listo.

Algunos consejos, por si decides traspasar tu negocio:

  • Ten siempre tu contabilidad lo más al día y organizada que sea posible, y apóyate en las personas y herramientas que haga falta para ello. Te facilitarán mucho la tarea.
  • Ten en cuenta que el proceso es largo. Nosotras jamás imaginamos que lo sería tanto pero realmente hay mucho trabajo desde el momento en el que decides vender hasta que efectivamente puedes firmar un acuerdo de traspaso, así que ármate de paciencia.
  • El boca a boca puede valer oro. Nosotras estuvimos a punto de vender Usar y Reusar a un proveedor al que comentamos nuestra intención de venta pocos días después de tomar la decisión (no se dio por factores externos tras avanzar mucho en la negociación, pero estuvo muy cerca).
  • No pasa nada si tienes que rectificar alguna información en una reunión de negociación, o tras esta. Arca siempre nos recordaba que esto pasa hasta en las grandes empresas que cuentan con departamentos enteros de finanzas. Los errores se identifican, se corrigen y se explican.
  • Cada entrevista que tengas, por mal que sientas que ha ido, es un ensayo para la siguiente.
  • Tuvimos muchas ganas de tirar la toalla. El proceso fue agotador y estuvo lleno de contratiempos. Por suerte el equipo de Arca nos ayudó a mantener arriba los ánimos. Si sabes que lo que ofreces tiene un valor, no desfallezcas por el camino. Y, de nuevo, apóyate en quien haga falta para no caer.

¿Qué se siente ver tu proyecto en otras manos?

Felicidad pura. Orgullo. Sensación de plenitud.

Usar y Reusar sigue adelante, que es lo importante. Y sigue en buenas manos. Hemos confiado su comunidad preciosa a alguien que está a la altura que se merece.

Sé que me encantarán algunas cosas de la nueva etapa del proyecto y que, tal vez, otras no tanto. No importa, porque ciento con que aquello que es esencial al proyecto será preservado. Magui es una mujer inteligente, preparada, comprometida, ilusionada y con las energías que Tere y yo dejamos de tener hace tiempo para Usar y Reusar.

Además, tiene grandes planes y está dispuesta a todo por ponerlas en marcha.

¿Cómo no voy a estar contenta?

Nuestro “hijo” ha crecido y ha formado su propia familia. 

Tere Castillo, Yve Ramírez, Lucía Polanco. Vender tu e-commerce
El trío de usar y Reusar se despide

Gracias

  • A Arca, por ayudarnos a mantener el norte, la moral alta y las finanzas claras.
  • A Reempresa, por todo el servicio de acompañamiento en las entrevistas, por ocuparse de todos los textos locales, por todo. Fueron muchísimas horas.
  • A Tum de Dum, por habernos ayudado en la tarea titánica de hacer una web independiente para Usar y Reusar.
  • A Magui, por haber confiado en nosotras y asegurarle una segunda vida a Usar y Reusar.
  • A Lightbox BCN Estudio, por haber sido coworking, almacén, estudio (y escuela) de fotogradía y hasta familia.
  • A Coopolis, por habernos acompañado, allá en el lejano 2019, en el proceso de crear una cooperativa y habernos dado en honor de recibir el premio Micaela Chalmeta.
  • A todos los proveedores que también confían en Usar y Reusar.
  • Y, desde luego, a toda la comunidad que ha apoyado a Usar y Reusar, y que confíoo en que seguirá apoyándola en esta nueva etapa.

Por favor, sigue apoyando al pequeño comercio

Te recuerdo que ahora, más que nunca, todas las pequeñas empresas necesitan ¡con urgencia! el soporte de las personas comprometidas que creen en su trabajo.

Solo ayer supe de tres tiendas amigas que están por cerrar y una cuarta se lamentaba de una caída estrepitosa en las ventas.

En el caso de Usar y Reusar, a la situación general se suman los problemas derivados de estos meses de trnasición así que, ¡porfa! vamos a darle una mano a Magui, que ha puesto toda su energía en este proyecto!

¿Y ahora qué?

Me lo han preguntado infinito.

En agosto disfruté de mis vacaciones en familia al máximo y puse los pies en “mi tierra”. Reaterricé en mi vida.

Porque, oye, todo suena muy bien, pero hemos pasado momentos infinitamente agobiantes y agotadores en estos meses. 

Así que me lo estoy tomando con calma, ahora que puedo. Pero sin detenerme, porque ya me conoces.

Por un lado, volveré a La Ecocosmopolita, seguiré dando muchas charlas sobre residuo cero, moda ética, consumo responsable y vida sostenible en general. Sin dudas es una de las cosas que más disfruto hacer. Como siempre, iré compartiendo el calendario de actividades por venir en mis e-mails, que retomaré esta semana.

Desde luego, reactivaré el blog, aunque priorizando la producción de buenos contenidos sobre la cantidad. No esperes que publique dos posts a la semana de cualquier modo, por cumplir un calendario. Ya os iré pidiendo ayuda en esto, para definir temas que te interesen, pero, de momento, si me quieres decir en los comentarios qué te gustaría encontrar en el blog en esta nueva etapa, te lo agradeceré un montón. 

Finalmente, también daré más espacio a la consultoría para empresas que buscan dejar una huella positiva en este planeta. Me encanta ayudar a buenos proyectos a hacer una comunicación ética, efectiva, coherente con sus valores y transformadora. Porque me parece importante compartir la experiencia acumulada y porque me apetece un poco subir de nivel y buscar formas de hacer llegar mi trabajo a cada vez más personas. Y empresas y entidades del ámbito de la ESS pueden ser grandes amplificadores de mensajes.

Esto es algo que no haré sola, pero aún estamos sentando las bases, así que te dejo con la intriga. Spoiler: en adelante compartiré esta faceta con una persona increíble.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *