Guía urgente contra el cambio climático

(o 7 cosas que deberíamos estar haciendo todos por la Tierra)

Sufrimos de astenia primaveral de enero a marzo, mientras vemos a los árboles florecer a destiempo. En abril nos entra la energía del verano y los veranos esperamos que nos encuentren a buena sombra, porque nos regalan días memorablemente calientes. Los otoños, poco a poco parece que desaparecen, como antes desaparecían las hojas de los árboles a partir de finales de septiembre.

En este trocito del mundo los males del cambio climático parecen a veces menores y, de hecho, hasta podríamos pensar que salimos ganando porque vivimos tan desconectados de la naturaleza que, a pesar de que intelectualmente acusemos la falta de lluvia, «agradecemos el buen tiempo». Pero para millones de personas, ya hoy, el cambio climático pasa factura.

Son reflexiones que me vienen a la mente cuando pienso en el mañana que dejamos a nuestros hijos.

Emergencia climática. Qué hacer frente al cambio climático
Emergencia climática. Qué hacer frente al cambio climático

Lo cierto es que el año 2018 fue el cuatro más caliente desde que tenemos registros meteorológicosel 2019 cerrará con un récord semejante, y esto sólo parece que empeorará. Así, mientras algunos disfrutamos de una primavera «excepcionalmente amable», los polos se deshielan, el nivel del mar gana altura, desaparecen especies animales, zonas costeras y ecosistemas completos y muchas poblaciones que dependen de todos estos entornos amenazados sufren las verdaderas consecuencias en carne propia, a pesar de que tienen muy poca responsabilidad sobre las emisiones de gases de efecto invernadero que las han originado.

Ya hemos dicho que el acuerdo de París fue un pequeño paso en la dirección correcta pero dramáticamente insuficiente frente al desastre que hemos desatado durante las últimas décadas. Es necesario un cambio radical en nuestras formas de consumo, el rápido abandono de las energías fósiles y una transición acelerada hacia un modelo económico sostenible y de energías 100% renovable. Y si creemos que este cambio en nuestro concepto de desarrollo atentaría contra nuestra calidad de vida y el progreso, convendría que pensemos por un momento en las consecuencias que tendría un aumento de temperatura de 2º, que nos espera a la vuelta de la esquina. En este post hablábamos, por ejemplo, sobre qué pasaría si el Ártico desapareciera, cosa que muchos afirman que sucederá más pronto que tarde como resultado del acelerado cambio climático.

¿Que puedes hacer frente al cambio climático?

Ya sabes que soy optimista obstinada y que el hecho de que te presente este panorama desolador no significa que crea que no hay salida. Supondrás que tampoco espero que los líderes mundiales nos arreglen el problema mientras nosotros seguimos con nuestras vidas intactas. Al contrario, creo que nosotros, los ciudadanos de este planeta Tierra que hoy está «de fiesta», jugamos un papel fundamental en esta necesaria transición.

De hecho, hay al menos 7 cosas fundamentales que todos deberíamos estar haciendo ya para ayudar a frenar el cambio climático, y que requieren como punto de partida un compromiso importante: romper el paradigma y emprender un cambio radical. Pasa lista sin culpabilizarte por lo que falta, sino buscando qué es lo próximo que puedes incorporar o mejorar, a tu ritmo pero con el paso firme del compromiso.

alternativas para una compra sin plástico
  1. Reduce el consumo de energía en la casa: (aquí tienes algunos consejos para la cocina en particular) y así bajarás las emisiones de gases de efecto invernadero de tu hogar (¡y también ahorrarás un poco de dinero!).
  2. Muévete de forma sostenible: camina o ve en bici siempre que puedas, y además estarás velando por tu propia salud. También puedes usar transporte público o, en último caso, compartir el coche. Así tus traslados generarán menos CO2. Intenta viajar en tren y recuerda que el avión es la forma más contaminante de emprender unas vacaciones.
  3. Consume de forma responsable: Reflexionando, reutilizando, reparando, reduciendo y apelando a todas las «erres» que se te ocurran para reducir tu impacto, produciendo menos basura, tomando en cuenta el coste oculto de los productos que compras, dando preferencia a los productos ecológicos y considerando los kilómetros que recorren para llegar a tu casa. Encontrarás muchas ideas en mi libro Residuo Cero: Comenza a restar desde casa y en Usar y Reusar, nuestra tienda online, te ofrecemos herramientas para hacerlo más fácil)
  4. Reduce al mínimo tu consumo de productos de origen animal: sobre todo las carnes rojas. La industria ganadera tiene mayor impacto en el cambio climático que el sector del transporte, debido a las emisiones de efecto invernadero propias de la industria, y de la degradación del suelo y el agua. El blog Cualquier cosita es cariño nos da excelentes consejos para «veganizar» nuestra vida y el nutricionista Julio Basulto nos asegura que podemos alimentarnos perfectamente con una dieta vegana.
  5. Planta un árbol (o mejor más). Pon un huerto en tu patio, en tu terraza, en tu azotea o en tu balcón. ¡O al menos planta flores ecológicas en tu ventana! Cuida los bosques cuando salgas de paso, contribuye con algún proyecto de reforestación, ya sea como voluntario o con algún aporte económico… ¡hay tantas opciones!
  6. Pásate a las energías renovables: Puede que te resulte difícil instalar unas placas solares en tu casa, pero -al menos si estás en España- ahora es muy fácil contratar energía renovable con cooperativas como Som energía.

    Probablemente ya estés aplicando, aunque sea parcialmente, todos los anteriores pero la idea que te traigo hoy para el Día de la Tierra es que, si no lo has hecho ya, intentes dar un paso más allá:
  7. Actúa y participa: Cuesta empezar pero cuando te lanzas, no hay vuelta atrás. Convéncete de que sí se puede y muévete para demostrarlo. Exige, participa. Los cambios que realizamos de la puerta de casa para dentro son básicos e indispensables, pero no suficientes para frenar el cambio climático y otras situaciones ambientales. ¿Que no eres un experto y que no cumples a la perfección con los puntos anteriores? ¿Te queda mucho por mejorar? No pasa nada. No sé si hay alguien que tenga una vida perfectamente sostenible en medio de una ciudad occidental. Quien destaca en uno de los aspectos cojea en otro, pero acompañados el camino es más fácil y si nos apoyamos unos en otros, llegaremos más lejos. ¿No sabes por dónde comenzar? Seguro que cerca de tu casa hay algún grupo o causa con el que puedas colaborar: entidades locales, agrupaciones estudiantiles, centros cívicos, grassroots, o ONG  que fomentan el uso de la bicicleta, que actúan contra la obsolescencia programada, que defienden la soberanía alimentaria, y tantas cosas más, o grupos ecologistas como el ahora mundialmente conocido Fridays For Future, o los ya veteranos,  350.org, Greenpeace, Amigos de la Tierra, WWF, Ecologistas en acción y tantos otros. Averigua cuáles son las opciones y escoge la que mejor se ajuste a tu personalidad.
    ¿Qué no tienes tiempo? Eso decía yo, y mira. Si te mueve la pasión, siempre hay tiempo. Para lo que no hay tiempo, es para esperar. Te aseguro, por experiencia, que nadie ganará más que tú y que en estos grupos todos tenemos  algo que aportar, no importa cuál es tu background o si experiencia previa en activismo y siempre hacen falta manos, ideas y ganas de trabajar.
Moviment per la Justícia Climàtica
Actúa y participa para exigir el cambio que el planeta necesita.

Hola Eco Colectivo por la Tierra

Ahora sí para terminar, te dejo un tesoro. Algunos de los bloggers del colectivo !Hola Eco! hemos decidido realizar otra acción por la Tierra desde una de las cosas que mejor que mejor sabemos hacer: escribir. Así que ahora, si has disfrutado de este post, date banquete recorriendo todos los contenidos que hemos reunido.

¡Hola Eco! Colectivo de bloggers ecológicos

¡Feliz día de la Tierra, y actuar juntos para frenar el Cambio Climático! 🙂

15 comentarios de “Guía urgente contra el cambio climático

  1. Josep dice:

    Quiero celebrar – salvo que lo impidan quienes sólo ven economía e interés y no ven sufrimiento del pueblo – que está muy cerca de concretarse una propuesta tecnológica, basada en principio de física fundamental, que cambiará el panorama en el sector energético.
    Sigue el enlace: bit.ly/1So8ZUm

  2. Mariana dice:

    100% de acuerdo con todo, y el punto 7 me parece esencial. Hay que poner las manos a trabajar en donde ya tenemos puesto el corazón <3

  3. Irene_Recolectora dice:

    ¡Hola Yve! Qué estupendo artículo y qué importante el tema que tocas…
    Hay tantos factores a tener en cuenta para luchar contra el cambio climático… Me da la sensación de que cuando hablamos de ello la imagen que se crea es la del humo, la contaminación, los coches… pero es mucho más que eso, es un todo. Todo lo que hacemos influye en ese cambio, en ese calentamiento. Esta guía es muy completa y a la vez muy asequible.
    Gracias por haber hecho que sea parte de esta cadena de entradas.
    Un abrazo,

    • Yve Ramírez dice:

      Así es Ire. El cambio climático ya está implicado en casi cada faceta de nuestras vidas y aún muchos lo ven como algo lejano. Esperemos ayudar a crear consciencia de la necesidad de ir más allá de lo evidente! Y, no me acordaba de que tengo que ver con tu llegada a Hola Eco, qué alegría ¡jeje! Un abrazo. ¡Es un placer enorme estar tan bien acompañada de grandes ecobloggers! ?

  4. La Vida Uve (@LaVidaUve) dice:

    Bueno, como ya te dije, me ha parecido un súper post. Impactante al principio, pero esperanzador al final con las sugerencias que das (de las que he tomado nota, por cierto; a ver si me aclaro un poco con el tema y me paso por fin a energías renovables). A ver si empezamos no a ser conscientes, sino a pasar a la acción respecto al cambio climático, que por mucho que aparezca ahora en los medios todavía queda mucho por hacer.
    ¡Un abrazo!

    • Yve Ramírez dice:

      Guapa, no te había respondido! Lo del cambio a las energías renovables es un «must» en España. Ahora que ponen tantas trabas, es nuestra forma súper fácil y sencilla de apostar por un proyecto que puede hacer la diferencia. Un abrazo grande, súper eco-blogger!

  5. Green Sandra dice:

    Gracias Yve por poner todas las cartas sobre la mesa. Y no sólo eso, sino también por proponer soluciones viables y factibles a cada una de ellas. Verdades incómodas que nos han de empujar a pasar a la acción de inmediato. ¡Qué suerte tiene el mundo de tener una habitante como tú! 😉

    • Yve Ramírez dice:

      Sandra, te voy a responder como los políticos: ¡tú más! Jaja. Qué maravilla este súper colectivo de eco-bloggers que estamos formando entre todos!
      Y si, a veces hay que ser duros y ver directamente a los ojos a lo que preferiríamos ignorar, pero siempre, siempre, hace falta conservar el optimismo porque es el mejor motor de cambio: si no crees que hay luz al final del túnel, ni te molestas por andar el camino. Y si, clAro que hay un camino. Entre todos vamos Armando ese mapa para llegar. Un abrazo!

  6. Paloma dice:

    Tienes mucha razón en que no hay que torturarse en hacerlo todo al 100% desde el inicio, yo antes siempre cuidaba la energía en casa,no comer carne, mucha compra de segunda mano..y apenas había parado a pensar en el plástico que YO usaba. Si recogia en la playa y en el monte cuando lo veía tirado y hace unos meses colapsé al ver todo el plástico en mi propia casa. Y tu web,tu tienda y tu blog me cambió, cambio a toda mi pequeña familia. Ya nada va a volver a ser lo que era y aún con el sentimiento de culpabilidad a rastras, seguiremos peleando por lo que es de todos. Para colaborar plantando árboles, os recomiendo Ecosia. GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *