Mi primer potingue casero: Crema hidratante de arcilla – DIY

Arcilla blanca para uso cosmético

La semana pasada escribí sobre el taller de preparación de cosméticos naturales de Ana Batory que hice hace poco en la Naturoteca y voy a hablar sobre mis dos primeros experimentos caseros. Dos versiones de una sencillísima crema de arcilla blanca que preparamos en el taller y que, para una enamorada de la arcilla como soy yo, fue todo un hallazgo. En la Naturoteca la preparamos con aceite de macadamiaaceite de almendras dulces, y aromatizamos con una mezcla de esenciales.

Primera versión
Crema de arcilla blanca y aceite de oliva

A partir del concepto de que la arcilla puede ser hidratada con aceite, el pasado fin de semana hice un pequeño test en casa. No tenía ningún aceite «corporal» pero siempre compro buen aceite de oliva, de primera presión en frío, que es perfectamente apto tanto para el cuerpo como para el cabello. Además, creo que el mejor aceite de oliva siempre será más económico que cualquier otro aceite vegetal de buena calidad.

Así que los ingredientes de mi crema se redujeron a dos.

Para darle un olor más agradable (curiosamente no se sentía casi el olor a olivas al realizar la mezcla), añadí unas gotas de aceite esencial de lavanda y quedó muy bien. Si no me crees, pregúntale a Amanda, que intervino la escena cuando preparaba las fotos y acabó pidiéndome que le pusiera crema hasta en el cuello (ella, que odia las cosas «espegostas«).

Yo, que tengo la piel muy seca y me baño en cremas hidratantes después de cada ducha, jamás he tenido suficiente con el aceite vegetal por sí sólo. Pues la buena noticia es que mi crema de arcilla blanca y aceite de oliva ha pasado la prueba de una semana de uso. La arcilla es milagrosa.

Segunda versión
Crema de arcilla blanca
y aceite de almendras dulces

Hoy he querido hacer una nueva crema de arcilla, esta vez con aceite de almendras. El resultado es una crema mucho más ligera y de color más claro que la anterior y, como la pequeña de casa ha escogido el aceite de geranio, también más aromática. Ya os contaré como pasa el test sobre la piel después de varios días de uso.

Preparación

La preparación de esta crema no tiene ningún misterio. Simplemente hay que ir añadiendo el aceite a la arcilla, muy poco a poco, mientras se mezcla suavemente intentando evitar los grumos, hasta obtener una pasta fina y perfectamente unificada. Puedes aligerarla un poco más con un extra de aceite y darle un toque aromático (y terapéutico) con aceites esenciales. El aceite de base puede ser cualquiera de buena calidad o una mezcla de más de uno, para potenciar sus propiedades.

Las tres versiones de la crema de arcilla blanca aquí comentadas son muy hidratantes, ricas en minerales y tan suaves que resultan aptas incluso para bebés. Gracias a las propiedades de la arcilla son ideales para pieles sensibles, irritadas o con eccemas, pues ésta es calmante, drenante, cicatrizante y antiséptica. El aceite de oliva, además, tiene propiedades desinflamatorias, y el de almendras dulces es ideal para la piel irritada, pues es muy hidratante y regenerador.

Algunos tips

  • Utiliza una arcilla blanca muy fina. En España a mí me gusta la de A. Vogel que es excelente para este tipo de usos.
  • La arcilla no debe entrar en contacto en ningún momento con metal. Cuencos y cucharas deben ser de madera, plástico o vidrio.
  • Todos los utencilios deben estar perfectamente limpios para evitar contaminación; recordemos que no utilizamos conservantes (y bravo por ello).
  • Almacena la crema en un bote oscuro, que la proteja de los rayos del sol, para retrasar la oxidación del aceite.

Si quieres preparar una crema «como las de la tienda»…

Las cremas hidratantes que usamos normalmente tienen dos fases: una fase acuosa, y una fase oleosa. Esta receta que te presento yo hoy es muy sencilla de preparar y da muy buenos resultados pero sólo tiene una fase oleosa. Si quieres pasar al próximo nivel y preparar una crema de dos fases, te recomiendo leer este artículo con una receta básica de hidratante corporal de dos fases.

 ¿Quién se anima a preparar la crema casera de arcilla en casa?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.