Cómo hacer una crema hidratante corporal

El post que te ofrezco hoy es para celebrar que he pasado a un siguiente nivel en materia de cosmética ecológica y, me apetece mucho compartirlo contigo para que me acompañes en este camino, que de pronto adquiere nuevas energías. ¿Te animarás a hacer una verdadera crema hidratante casera, de dos fases?

Taller de preparación de cremas hidratantes de dos fases
Yo, en el taller de ecológica de Mon Petit Pot

Mi primera incursión en la cosmética natural DIY fue un taller en La Naturoteca que compartí contigo en este post, y poco después compartí una de las recetas de aquel primer taller: la crema de aceite de arcilla, que es crema muy rica que une la nutrición que proporciona un buen aceite vegetal con las maravillosas propiedades de la arcilla.

Sin embargo, desde aquellos tiempos tenía muchas ganas de aprender a preparar cremas corporales “como Dios manda”y tuve una primera degustación gracias a Fitomims, cuando me enviaron una muestra de su kit DIY de hidratante after sun: desde luego, el resultado fue impecable y la receta no podía ser más sencilla. 100% recomendado como una iniciación en la cosmética. Por esos mismos días tuve el grato honor de ser testers del curso de cosmética para principiantes de Ana Organicus, con el que puedes aprender a preparar una gran variedad de productos con recetas sencillas a partir de aceites vegetales: sueros faciales, mascarillas, una mousse hidratante y hasta una de afeitar entre otras cosas.

Y disfruté mucho todo este recorrido pero, la verdad, es que soy una amante de las cremas y tenía en la cabeza ir más allá por el camino de las emulsiones de dos fases (acuosa y oleosa) que, justamente, es en lo que consisten “las cremas hidratantes de toda la vida”. Por eso y porque me encanta lo que hacen, comienzo con este post una colaboración con Mon Petit Pot, ¡ole!

Para calentar motores, he asistido a un taller fantástico hace pocas semanas, en el que pude aprender los conceptos básicos para “cogerle el truco” al arte de preparar cremas en casa. Este primer post no es más que la descripción del proceso básico de preparación de una crema hidratante. Contado por una total novata pero con la supervisión de la gran Marion de Mon Petit Pot, de cuyo trabajo con la cosmética natural te hable en este post.

Elementos básicos de una crema hidratante:

Una crema hidratante, normalmente, está compuesta por unos elementos principales: Destacan los dos primeros, la fase acuosa y la fase oleosa:

  1. la fase acuosa: puede ser agua destilada, una infusión, un hidrolato de plantas, aloe vera, y puede incluir gomas que actúan como agentes estabilizadores o ayudan a mejorar la textura (xantana, guar, agar agar, etc).
  2. la fase oleosa: como queremos productos de calidad, solo usaremos aceites vegetales puros, mantecas y derivados de estos, que ajustaremos a las necesidades de nuestra piel y, claro está, de nuestro presupuesto. Todo un mundo por el que tendremos que comenzar a adentrarnos.
  3. el emulsionante: es el que permite la magia de la emulsión: es decir, es un ingrediente que es capaz de atraer al mismo tiempo al aceite yal agua, de manera que se unan en lugar de separarse. Ya iremos aprendiendo poco a poco sobre ellos, pero puedes leer de momento un buen post de Mon Petit Pot sobre los emulsionantes y en este enlace puedes encontrar los que ellos ofrecen en su tienda online.
  4. Ingredientes  opcionales: conservantes para evitar que el producto tenga que conservarse dentro de la nevera -y que nos dure varios meses después de abierto, antioxidantes para proteger a los aceites, aceites esenciales para aportar propiedades terapéuticas y aroma, activos cosméticos para añadirles cualidades específicas para nuestras necesidades específicas… Otro universo, ¡pero vamos poco a poco!
faseo-oleosa-crema-casera
Paso 1. Une la fase oleosa y el emulsionante en un bol

Crema hidratante básica DIY

¿Estás preparado para preparar una crema hidratante corporal muy básica para comenzar? Compartiré contigo una receta que fue mi primera exploración “por libre” después del taller con Marion en Mon Petit Pot. La hice pensando en mi piel seca y, también he de decirlo, en los dos productos básicos con los que contaba en casa ese día para evitar tener que comprar demasiadas cosas:

Utensilios necesarios:

  • 2 boles pequeños de acero, preferiblemente de acero inoxidable
  • 1 frasco o envase para almacenar la crema
  • 1 batidor de mano de acero inoxidable (o eléctrico)
  • 1 olla en la que quepan ambos boles
  • Pinzas (preferiblemente)
  • Un termómetro de cocina para líquidos

(En la tienda de Mon Petit Pot puedes encontrar toda clase de utensilios específicos, materiales e ingredientes para preparar tus cremas)

Ingredientes (para 200gr)

Aceite de coco* 30 gr
Aceite de germen de trigo*  10 gr
Aceite de Almendras Dulces* 40 gr
 TOTAL ACEITES 80 gr
Cera emulsionante Nº2** 16 gr
Agua destilada*** 85 gr
Aloe Vera*** 20 gr
TOTAL FASE ACUOSA 105 gr
Extracto de semilla de pomelo **** 40 gotas
Aceite esencial de lavanda (u otro de tu preferencia)**** 15 gotas

* Fase oleaosa
** Emulsionante
*** Fase acuosa
****Ingredientes opcionales

Recomendaciones:

Para que tu crema no se dañe rápidamente, es muy importante que laves cuidadosamente con agua caliente y jabón todos los utensilios que estarán en contacto con los ingredientes, así como tus manos y el área de trabajo. Después, limpia los utensilios y el área de trabajo con un poco de alcohol de 70ºC y un paño limpio. No dejes de leer este post de Mon Petit Pot con más recomendaciones básicas.

Preparación de la crema hidratante

  1. Une en un bol todos los aceites vegetales más la cera elmulsionante. Esto será tu fase oleosa
  2. Une en otro bol el agua y el aloe vera y remueve un poco para unirlos. Esta será tu fase acuosa.
  3. Ahora tendremos que calentar ambas fases a baño de María hasta que se funda la cera emulsionante. Para ello pon la olla a fuego medio alto con la cantidad de agua apropiada para que no entre en los boles y deja que vayan ganando temperatura ambos a la vez. En esta etapa te serán de ayuda las pinzas, aunque confieso que yo lo hice ayudándome de una manopla porque no tenía. Mucho ojo, que no queremos que te quemes.
  4. Cuando veas que la cera está a punto de acabar de fundirse, empieza a controlar la temperatura de los dos boles: necesitamos tener las dos fases a la misma temperatura y la cera totalmente fundida. Esto sucederá por encima de los 70ºC. Es posible que te haga falta retirar el agua del fuego por unos momentos para que no se sobrecaliente.
    Dos fases de una cerma hidratante
    Las dos fases de la crema hidratante: ambas a la misma temperatura, con la cera y las mantecas totalmente fundidas
  5. En el momento en el que ambas fases estén en el punto ideal, retiralas del fuego con cuidado y vierte la fase acuosa en la fase oleosa.
    Aceites vegetales ecológicos , agua y aloe vera
    Vierte la fase acuosa en la fase oleosa.
  6. Empiezas a batir  con movimientos circulares y rítmicos, y sin parar en ningún momento, como si estuvieras haciendo una mayonesa.
  7. En un primer momento puede que parezca que la cosa no marcha, pero pasados unos tres minutos sucede la magia: la mezcla se va haciendo cada vez más blanca y cremosa, y ganando cuerpo. En este punto debes batir hasta que la crema alcance una temperatura inferior a los 40º para asegurarte de que sea estable.
  8. En este punto podemos añadir todos los elementos opcionales, siempre uno por uno. Añade el concentrado de semilla de pomelo y mezcla bien.
  9. Añade el aceite esencial y mezcla bien.
    mi-crema-hecha-en-casa
  10. Envasa la crema y ¡a disfrutar! Dentro de 24 horas tendrá su verdadera consistencia.

Cómo personalizar tu crema hidratante

Yo soy de piel muy seca y me gustan las cremas muy grasas pero sé que cada persona es un mundo, y que una crema como la de mi receta de hoy no va bien para todos. En este caso, hemos utilizado un 40% de aceites y un 8% de cera emulsionante, el resto es la fase acuosa hasta llegar al 100%, sin contar los ingredientes opcionales.

Para pieles normales puedes usar un 20% de aceite y un 4% de cera, (si quieres preparar 200 gramos de crema, hablaríamos de 40 gramos de los aceites vegetales que escojas y 8 gramos de emulsionante, y el resto de la fase acuosa que prefieras) y para pieles grasas un 15% de cera y un 4% de cera (si quieres preparar 200 gramos de crema, hablaríamos de 30 gramos de los aceites vegetales que escojas y 8 gramos de emulsionante, y el resto de la fase acuosa que prefieras).

El otro factor a escoger, son los aceites vegetales, que se deben adaptar a las necesidades de tu tipo de piel. Por darte unos ejemplos, el aceite de aguacate es ideal para pieles secas, el aceite de jojoba funciona muy bien en pieles grasas porque se absorbe muy fácilmente y el aceite de rosa mosqueta ayuda a eliminar las manchas. Si tienes aceites en casa, puedes aprovecharlos directamente para estas primeras fases experimentales, pero si tienes que comprarlos especialmente para preparar tu crema, te recomiendo que estudies primero las propiedades de los distintos tipos de aceites vegetales para hacer tu selección. ¡Espero poder darte una mano en este sentido en próximos posts!

Y ahora cuéntame, ¿Te vas a atrever a preparar tu propia crema hidratante de dos fases? ¡Venga, prepárala en casa y, poco a poco, vayamos quitándonos productos de casa.

(Visited 3.224 times, 1 visits today)

6 comentarios de “Cómo hacer una crema hidratante corporal

  1. Bambú dice:

    Te recomiendo que te hagas con un batidor de esos de hacer espuma. De los pequeñines, vaya, no se como explicarte. Para cantidades de hasta 200 g presta muchísimo y no te dejas la mano. Y vamos, si te surge alguna duda en este tema, tienes mi mail. Me encanta tu blog!

    • Yve Ramírez dice:

      Hola Bambú! 🙂 Sí, los de café, en Mon Petit Pot he visto que los tienen. Poco a poco ya iré mejorando el equipo, jeje. De momento, con lo que hay por casa. Un abrazo y ¡gracias por el consejo!!!

  2. littlebigactions dice:

    ¡Hola Yve! acabo de descubrir tu blog y me gusta mucho la información que compartes 🙂

    Yo hago una crema hidratante y la receta es muy muy parecida a esta, la diferencia es que yo no uso aceite de germen de trigo ni la cera, pero sí que añado unas gotitas de vitamina E que además de ser buenísima para la piel ayuda en su conservación. Lo único es que hay que usarla en la noche para evitar manchas (igual que el aceite de oliva, ambos son antioxidantes pero se oxidan en contacto con la luz).

    Mi crema se ve tal cual como la tuya y claro, no he ido a ningún taller ni tengo esos conocimientos técnicos que acá compartes, lo mío es 100% manitas y experimentos caseros con su debido testeo (en mi, no en animales 😉 claro está).

    A mi me encanta, es suuuuuper hidradante, fácil de hacer y cero empaque. Un abrazo 🙂

    • Yve Ramírez dice:

      Hola!!! ¡Pues súper bienvenida al blog! ¡Y muchas gracias por tus consejos! No habíia oído decir nunca que el aceite de oliva pudiera manchar la piel con el sol (si en cambio el de Rosa Mosqueta)… Lo consultaré a Marion de Mon Petit Pot que es mi súper maestra. Pero sí, cuando sabes cómo se hace, puedes ir cambiando los aceites por lo que tengas a mano y seguramente el aceite de oliva sea lo más lógico para los que estamos por estos lados (asumo que tú también). ¿Y, emulsionas sólo con aceite y agua – aceite y aloea vera, sin ningún otro agente emulsionante? ¡Eso sí me sorprende! Pensaba que era imposible. Bueno, ¡mil gracias por tu súper aporte! Un abrazo grande 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *