Regalos para niñas y niños: cómo hacerlos más sostenibles

Calendario de adviento hecho en casa

Acaba de comenzar el mes de diciembre pero las calles ya están repletas hace días de luces y mensajes navideños; el bombardeo publicitario invitando a consumir toda clase de productos para vestir, oler, untar, comer o jugar será absolutamente insoportable en cualquier momento. Todo invita al consumo y seguramente consumiremos más que el resto del año, pero ¿qué tal si nos proponemos escoger regalos para niños más sostenibles, que contribuyan a crear ese mañana que soñamos?

Regalos de Navidad para niños. Familia
¿Quién reconoce a la Ecocosmopolita en esta foto?

No voy a mentir. Para mí, las caritas de mis niñas abriendo sus regalos la mañana de Navidad valen oro, y mientras tuve el placer de tener a mi sobrina Victoria cerquita no me perdí un segundo de este momento aunque acabara de meterme en la cama después de una fiesta.

Desde que soy madre, la Navidad me gusta tanto como cuando era pequeña.

En aquellos tiempos la Navidad era tal explosión de regalos, sobre todo en comparación con resto del año, que yo estaba convencida de que el Niño Jesús (que era quien pasaba por casa) actuaba totalmente de espaldas a mis padres, que no hubieran aprobado nunca tal derroche.

Y era fantástico. Imposible negarlo.

Pero los tiempos han cambiado. Hoy sabemos que es imposible seguir consumiendo al ritmo que lo hemos hecho durante las últimas décadas. Por eso mi propuesta es que hagamos un esfuerzo para que las fiestas que pronto comienzan y ya se sienten en el aire, dejen una gran huella en nuestros corazones pero una huella ecológica mínima en el planeta. Además, que en lo posible contribuyan con que este mundo sea un lugar más justo y amable.

Lo mejor es que así nuestros niños estarán preparados para vivir el mañana desde el respeto que la Tierra merece.

Así que aquí vienen algunos doce consejos para escoger unos regalos para niños más sostenibles en estas fiestas y en el resto del año. (Y si quieres ideas de regalos ecológicos para todos, no te pierdas este artículo).

12 consejos para unos regalos infantiles más sostenibles y respetuosos

  1. A la hora de comprar regalos, da prioridad a productos locales y de pequeños productores. ¡Muchísimo más en este año azotado por el coronavirus y la crisis consecuente!
    En Usar y Reusar hemos creado una colección limitada de camisetas de comercio justo, para peques activistas que no quieren un planeta B. Estampadas en un hermoso taller de serigrafía, muy cerquita de nuestra oficina. Pero hay muchísimas opciones allá fuera…
    Pasea por tu ciudad, investiga, piensa… ¿Tal vez tienes alguna amiga artesana? Yo tengo muchas, como mi hermana Costurilla Handmade, que tiene un amplísimo repertorio de camisetas hermosas que encantarán a los niños, salpicadas de amor a la biodiversidad del azul de Canarias, entre otras cositas hermosas, o los peluches ecológicos, hechos a mano, de Al escondite inglés. También hay muchas ideas de regalos hermosos para niñas y niños en The Goood Shop, por ejemplo.
    Sea lo que sea lo que compres, intenta saber algo sobre la política medioambiental y las condiciones laborales de la empresa que produce eso que vas a comprar. Porque también en Navidad tenemos que consumir de acuerdo a nuestros principios
  1. Si quieres sólo tener un pequeño, hazlo tú misma. Es una excelente oportunidad para crear algo en familia cargado de significado. Es una opción mucho mejor que comprar algo lindo y económico que no sirve para nada, tal vez producido en la China y traído desde allá en barco, que estará dando vueltas por su casa y acabará en la basura más temprano que tarde. Si te falta inspiración, pásate por esta entrevista en la que te presento el blog de Marta Barberà –2nd Funniest Thing– sobre reciclaje y DIY, encontrarás tutoriales e ideas de sobras.  Hay alguna cosa hermosa para los niños.
  1. Menos es más, así que controla la cantidad de juguetes que entrarán en casa en las fiestas. Hasta nosotros, que realmente tenemos muy poca familia cerca, solemos llenarnos más de lo que quisiéramos entre las celebraciones con los amigos, las escuelas, el barrio, etc.
    Aprendamos a gestionarlo y rompamos el paradigma.
    No hace falta que todos los eventos giren en torno a un regalo y muchas veces vale más la pena hacer un mejor regalo entre varios, que comprar muchas cosas por cumplir con un ritual.
  2. Regala experiencias en lugar de cosas. Por aquí Papá Noel nos ha regalado, por ejemplo, entradas para toda la familia (primos incluidos) para un concierto de la Orquesta Reciclada de Cateura. Y fue inolvidable para todos. También nos hemos regalado entradas para obras de teatro, para un parque de atracciones y planes de vacaciones especiales. Todas han sido un exitazo.
  3. Siembra con tus regalos, la semilla de un futuro ecologista. Regala un libro para niños sobre el medio ambiente, que les deje un mensaje positivo y les haga entender la importancia de cuidar del planeta. Hace poco 2021) recibí un ejemplar del libro Nosotros somos el cambio, de editorial SM, y me pareció un regalo perfecto para niñas creciditas recién salido del horno. También puedes regalarles una subscripción a una buena revista, que les aporte una nueva mirada del mundo. Te recomiendo especialmente la Revista Pantera, que es una auténtica maravilla.
  1. Regalales algo práctico, bonito y útil, que les haga ilusión al mismo tiempo que les ayude a adoptar buenos hábitos, como una linda botella reutilizable, un portabocadillos para que no tengan que producir basura con cada merienda, o un juego de pajitas de reutilizables que les ayuden a evitar las pajitas de usar y tirar.
  1. Enseña a tus hijos a valorar y cuidar lo que ya tienen. Así sabrán apreciar y cuidar lo que vendrá. Al mismo tiempo, invítalos a desprenderse de los juguetes que se les han quedado pequeños o que no utilizan. Seguramente alguien más puede aprovecharlos. Incluso es posible que los Reyes puedan conseguirles un nuevo dueño o, si los ayudas a organizarlo, logren hacer un intercambio entre varias familias con niños y niñas de diferentes edades. ¿Recuerdas mi artículo Yo no lo tiro?
  2. Reorienta ese apetito de juguetes de moda que asalta a todos los niños y que, gracias a la publicidad que reciben todo el día, llega a ser de una voracidad feroz. Por ejemplo, ayúdalos a darse cuenta de que tienen juguetes muy similares en casa (si ya tiene una Nancy, no hace falta aquella que patina, ¡que viva la imaginación!) y escoge con ellos algunos regalos que les aporten algo nuevo y respondan a vuestras normas básicas como familia.
  3. Prefiere los juguetes hechos con materiales naturales y evita en lo posible juguetes plásticos o con pilas. Los primeros volverán a la tierra. Los segundos, contaminarán cuando los nietos de nuestros hijos caminen sobre nuestros pasos.
  4. Los juguetes educan. Aportan modelos que refuerzan conceptos importantes así que cuidemos el mensaje implícito en los juguetes que escogemos para nuestros niños. ¿Realmente quieres, por ejemplo, un juguete bélico en casa? Te invito a leer esta reflexión sobre el sexismo en los catálogos de juguetes.
Regalos sostenibles no sexistas
Nuestras niñas han jugado mucho a ser mecánicas de bici
  1. Reduce o evita los envoltorios. En casa le pedimos a Papá Noel y Reyes que se ahorren el papel de regalo. Las niñas han estado de acuerdo en que es una lástima que se utilice un hermoso papel que sólo tiene utilidad por algunos segundos, porque ya comienzan a comprender que producimos demasiados residuos.
    A veces tenemos algún papel que reciclar por casa. Eso es estupendo.
    Si tienes que comprar un papel, considera usar un rollo grande de papel kraft, que te durarán más tiempo, serán más económicos y generarán menos basura. ¡Podéis decorarlo en familia!
    Además, tendrás menos mermas y desecharás menos plástico que si compras varios rollos pequeños.
    Sobre todo huye de los papeles con colores metalizados que son muy contaminantes. Y, ojo: que no uses el papel de regalo comercial, no quiere decir que no puedas hacer un regalo sostenible pero con una presentación de infarto.
  2. Si compras algún papel para envolver regalos, prefiere rollos de papel grandes, como el papel kraft, que te durarán más tiempo, serán más económicos y generarán menos basura. Podéis decorarlo en familia y evitarás el plástico que envuelve a cada rollo de papel de regalo estándar (que normalmente también tiene en su interior otro trozo de papel de refuerzo). Además, como se trata de un papel continuo, tendrás menos mermas. Y sobre todo huye de los papeles con colores metalizados que son muy contaminantes. Y, ojo: que no uses el papel de regalo comercial, no quiere decir que no puedas hacer un regalo sostenible pero con una presentación de infarto.

Y ya hemos llegado al final de este post. Espero que estos consejos para hacer regalos sostenibles a los niños te sean de mucha ayuda.

Antes de despedirme, te invito a a reflexionar antes de comprar un arbolito de Navidad sobre cuál es la opción más sostenible, e intentar mantener la coherencia con tus principios en estas navidades para que gastos, consumo y residuos no se disparen por causa de las fiestas. Que en este año 2020 la vida nos ha dado muchas lecciones, muy duras, sobre lo que es realmente importante.

¿Se te ocurren más formas de hacer más ecológicas las Navidades? ¡Compártelas conmigo!

Este post sobre consejos para hacer que los regalos para los niños sean más sostenibles ha sido editado en diciembre de 2020.

6 comentarios de “Regalos para niñas y niños: cómo hacerlos más sostenibles

  1. Pingback: El ángel de la Navidad de Abril – DIY | La ecocosmopolita

  2. Ana dice:

    Hola! interesante! Aparece como “esta página no existe” el hipervínculo del consejo número 4, por si puedes reconducirnos a otro.
    Graciassss

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *