Bûmerang: ‘Delivey’ y ‘takeaway’ en envases retornables y reutilizables

Bumerang. La solución reutilizanble y retornable al take away, el delivery y la comida para llevar

¿Sueles comprar comida para llevar? Como me lees, apostaría que has reducido tu frecuencia de consumo de takeaway.  Incluso, puede que lo hayas eliminado por completo de tu vida. También puede que sigas haciéndolo como antes, pero además del placer, te quedes con la culpa carcomiéndote las entrañas. O, quien sabe, tal vez ya has descubierto el maravilloso mundo de la comida para llevar en envases retornables y reutilizables, que nos ofrece Bûmerang. Eso sería bonito. Pero por si acaso no es así, aquí vamos…

Bumerang. la solución que hace posible Comida para llevar o a domicilio en envases reutilizables

La comida para llevar en envases retornables
facilita pasar de la culpa a la acción

Comprar una comida rica para llegar puede ser un verdadero placer de fin de semana. Y un día de mucho trabajo y poca organización, puede ser el milagro que nos salva de un mal bocata en el bar de la esquina.

Pero para un alma con vocación residuo cero, como suele haber por aquí, todos los envases de un solo uso que suelen acabar en la basura tras un banquete de comida  son casi una tortura.  

Eso pensaba mi amigo Orio Segarra, seguramente hasta que un buen día se dijo: “¡basta de mea culpa y vamos a cambiar esta realidad!”.

Y nacio la idea de Bûmerang. Una plataforma que nace, precisamente, para que podamos disfrutar de nuestra comida delivery y takeaway en envases retornables y, por lo tanto, con todo el placer que se merece.

Desde que conozco a Oriol, quien tiene varios años de experiencia como consultor de economía circular, además de una vida tan zero waste como puede, tiene una convicción:

Si queremos que la vida sostenible se convierta en “la vida a secas”, es decir, que llegue a toda la población, es necesario generar soluciones residuo cero escalables. Esto quiere decir, soluciones que realmente tengan el potencial de llegar a muchas personas, sin requerir un esfuerzo y un sacrificio muy grandes. 

Por eso la prioridad de Bûmerang es ponérnoslo facilito. Y nadie es capaz de explicar mejor este proyecto que su padre e impulsor, así que vamos a conversar con Oriol, antes voy a resumir el por qué de un proyecto como este.

¿Por qué comprar comida para llevar o pedir el delivery con envases retornables?

  • Porque, según leemos en la web de Bûmerang, la comida para llevar genera en Europa más de 20.000 toneladas de residuos en envases al año.
  • Porque tenemos que pasar de ese modelo lineal (extracción, producción, uso y desecho) a un modelo circular, en el que el producto pueda volver a ser utilizado una y otra vez después de cada uso.
  • Porque un bol de Bûmerang puede ser reutilizado hasta 200 veces (evitando así 200 envases desechables).
  • Porque ni el reciclaje, ni los envases compostables son una solución real, como nos explicará Oriol en la entrevista que viene a continuación.

Cada vez veía más claro que para que mi estilo de vida sostenible pudiera llegar al resto de la población, necesitaríamos soluciones mucho más escalables y que no significaran un esfuerzo muy superior para la gente.

Oriol Segarra

En Europa generamos  más de 20.000 toneladas de residuos de envases de comida para llevar al año.
En Europa generamos más de 20.000 toneladas de residuos de envases de comida para llevar al año.

Entrevista a Oriol Segarra, fundador de Bûmerang

Oriol, comencemos por lo más importante: ¿Cómo funciona Bûmerang? 

Nuestra propuesta es muy simple y se basa en lo que ya se hacía en el pasado: retornar y reutilizar, pero llevado al S. XXI.

Cualquier persona que se haga usuaria de Bûmerang, puede pedir su comida en envases retornables en cualquier sitio de nuestra red. Una vez ha terminado su comida, tiene 15 días para devolver ese envase en cualquier punto de la red Bûmerang sin ningún coste añadido ni fianza. En caso que no retorne el envase en ese período, se le retiene una fianza de 6€ por envase no retornado.

Oriol Segarra disfrutando de un bowl de comida en Bumerang. Takeaway en envase retornable
A la derecha, Oriol disfrutando de una comida Takeaway en un bol retornable de Bumerang.

Muchas personas pensarán que otra forma de solucionar este problema de los envases desechables es sustituirlos por envases compostables… 

Sí, tenemos un problema conceptual muy grande. Se ha hecho un ataque al plástico, como si el material en sí fuera malo, y ese no es el mensaje correcto. No tenemos un problema de materiales, tenemos un problema de uso. Da igual si es fécula de patata o papel, si ese envase, después de un solo uso, acaba en una papelera es un residuo y se tiene que tratar. Quizás no tardará 450 años en degradarse, pero tiene el mismo potencial de dañar el medio ambiente un envase hecho de almidón de maíz que uno hecho de PET.

A esto añade esta Ecocosmopolita que por aquí escribe, que además, en cada compostable que desechamos, estamos también desperdiciando todos los recursos que se invirtieron en éste. No solo desechamos la materia prima (que en el mejor de los casos proviene de la agricultura), sino que además desperdiciamos el agua, la energía y los otros recursos que se utilizaron para producir esa materia prima, procesarla y transportarla hasta el lugar de consumo.

Pero a veces nos cuentan los cambios así que, cuéntame, ¿cómo es la respuesta de las personas usuarias? 

La respuesta por parte de la comunidad zero waste de Barcelona, está siendo muy buena pero si que es verdad que cuesta que el público más general entienda bien por qué reutilizar es mucho mejor para el  planeta que el envase compostable. La idea general es que si no es plástico es bueno, y como he dicho antes, este mensaje es erróneo y muy peligroso. 

Por eso en nuestra web educamos e intentamos hacer mucho hincapié en que reutilizar y retornar son la solución más sostenible.

Activismo zero waste. Bumerang. Solución zero waste para el take away y el delivery
Hombre de basura de Bumerang. Verano 2021
Reciclar no es la solución. Activismo de Bumeragn
Pancarta durante la misma acción callejera

La nueva normativa Europea sobre Residuos, que promociona los sistemas reutilizables, nos ayudarán en este aspecto posicionando el envase monouso en una posición inferior. Países como Alemania ya han impuesto por ley que a partir de 2023 una solución como Bûmerang tendrá que estar presente en todos los restaurantes del país.

Ahora, hablamos del punto de vista de los restaurantes. ¿Qué conseguirán al unirse a la red? 

Nuestra solución es un servicio plug-n-play. Gracias a esto, cualquier restaurante que tenga intención de dar una opción retornable y reutilizable a sus clientes, puede ahorrarse el exfuerzo de buscar proveedores, montar un sistema de depósito, asegurarse que tiene suficiente stock e invertir bastante dinero… De hecho, puede llamarnos y al día siguiente estará sirviendo en envases reutilizables por un precio más barato que con compostables. Además se nutre de la red y de los usuarios que ya están en ella. Es una muy buena forma de que un nuevo cliente descubra tu local, ya que los usuarios retornan los envases ellos mismos y tenemos una tasa del 99% de devolución.

Sé que eres una persona muy inquieta… Supongo que Bûmerang quiere ir más allá. Háblame de los planes de futuro y también de los sueños: dónde te gustaría ver a Bûmerang en 10 años.

Nuestra misión es acabar con la cultura del usar y tirar y quiero que en 10 años la primera opción que alguien escoja cuando decida consumir takeaway o delivery, sea en Bûmerang o cualquier otra solución que pueda aparecer y que hacerlo sea tan tan fácil y cómodo como el usar y tirar de hoy en día.

Me gustaría ver un mundo en el que la palabra residuo ya casi no existe y todo es considerado un recurso.

Oriol, ¿Tú crees que es posible alcanzar un mañana “residuo cero”? 

Sí, y creo que requerirá mucho esfuerzo e imaginación por parte de todas nosotras. Creo que todas estas nuevas soluciones, como Bûmerang, van a permitir hacer llegar el residuo cero a toda la población. No solo a un nicho de personas concienciadas, que tenemos la suerte de vivir en ciudades con multitud de alternativas.

¿Qué hace falta para llegar -o acercarnos mucho más- a ese objetivo Residuo Cero?

Lo más importante es que a nivel financiero cambiemos nuestra forma de contar. El problema principal de nuestra economía y la razón por la que las soluciones sostenibles son más caras, es porque no incluimos en el precio final de los productos las externalidades negativas que eso produce

Para poner un ejemplo: si un envase de poliestireno expandido tuviera incluido en el precio todo el potencial coste de pérdida de biodiversidad marina, el coste de recogida de ese envase en playas o espacios naturales y el problema de salud que podría causar, te aseguro que su precio de mercado no sería 0,03€ sino 3€. 

El día en que incluyamos en el precio final de las cosas, no solo cuánto ha costado la materia prima y fabricarla, sino también todos los potenciales costes ambientales y sociales que se originan después de uso, tendremos vía verde para que florezcan las soluciones sostenibles.

Esta frase final de Oriol encierra una verdad esencial. Yo añadiría, claro está, que también hay que contar los costes ambientales y sociales que se original también por la misma producción.

Mientras las soluciones sostenibles sigan siendo más costosas que las más contaminantes, será difícil hacer realidad esa sociedad residuo cero que soñamos (y necesitamos). Pero poco a poco nos acercamos gracias a mentes creativas y emprendedoras que están detrás de proyectos como Bûmerang, Reusabol -otra alternativa libre de residuos para la comida para llevar que te presenté hace un tiempo ya-, Go Zero Waste App, y como las de tantas otras empresas que llegan para cambiar patrones destructivos. Eso, claro está, si estos proyectos consiguen, a su vez, el apoyo del público que les es indispensable para salir adelante. ¡Desde La Ecocosmopolita pongo mi granito de arena con este post!

Recuerda que si quieres estar al tanto de todos los nuevos contenidos y actividades de La Ecocosmopolita, puedes unirte aquí a mi comunidad y, además de recibir mi guía 30 consejos para reducir los residuos en casa, lte escribiré cuando haga falta, para que no te pierdas nada. ¡Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.