Reusabol: Comida para llevar, pero sin ración de residuos

Reusabol. Comida para llevar sin plástico desechable

Aimee, una mujer increíble, inquieta y divertida, tiene debilidad a partes iguales por la sostenibilidad y por la buena comida para llevar. Ella es la impulsora de Reusabol, un proyecto que llega para acabar con las toneladas de residuos asociados al «take away». Cuando supe que se había lanzado finalmente a esta aventura -que desde hace años le daba vueltas en la cabeza-, no dudé en invitarla a compartir la experiencia en La Ecocosmopolita. Aquí la tenemos, lista para explicarnos todo sobre esos bols reutilizables que nos permitirán volver a disfrutar de comida para llevar, pero sin culpa y sin plásticos desechables.

¡Bienvenida, Aimee!

Yve Ramírez



Por Aimee Van Villet, impulsora de Reusabol, para La Ecocosmopolita

Soy una loca del residuo cero. Pasé unos cinco años buscando alternativas a los desechables que antes usaba de forma diaria e integrandolas en mi vida. Pero (y es un gran pero) hay muchos residuos que, por mucho que lo intente, siguen entrando por pereza, inercia o falta de alternativas.

Algunos me entran directamente por la puerta delantera, por ejemplo cuando pido comida a domicilio. Esas noches en las que estoy tan agotada que la idea de cocinar algo o salir a la calle con mi tupper me abruma, no dudo en pedir comida deliciosa por teléfono. Es una costumbre tan enraizada en mí, que me parece ya casi un derecho humano. Hambre + pereza = takeaway. Una vía neural inquebrantable.

Hace unos años empecé a tener curiosidad y me puse a investigar si ya se había solucionado este problema, que es fascinante en su complejidad. Así, me topé con una empresa de Estados Unidos, GoBox, que llevaba unos años de vida y que había encontrado una solución elegante y innovadora: recipientes reutilizables, disponibles en restaurantes y foodtrucks, que los usarios alquilaban a través de una aplicación móvil, y que GoBox recogía y lavaba.

Durante los años y meses que seguían a este descubrimiento, fue creciendo una semilla en mi corazón verde… ¿y si en Barcelona también fuera posible un cambio de chip como este?

Con el paso del tiempo, vi que era algo que estaba en el aire. Proyectos parecidos nacieron en muchos países en Europa, en Australasia, en Estados Unidos. Curiosamente, cada uno tenía un modelo de servicio ligeramente distinto, probablemente porque era algo innovador y experimental, o quizá era solo para adaptarse a las condiciones locales.

Los principios básicos de Reusabol

Algo que tuve claro pronto es que mi modelo de servicio tendría que respetar unos principios básicos:

  1. Que el usuario no tuviera que pagar para el envase o para ser miembro del sistema. No quería que fuera una opción solo para gente adinerada, si no para todos.
  2. Que fuera realmente user-friendly y que no supusiera un esfuerzo sobrehumano a nadie.
  3. Que los restaurantes también pudieran evitar los desechables de forma barata.

O sea, un win-win-win. Menudo reto.

Face piloto

Para estar a la altura, pasé por una formación de Barcelona Activa para mujeres emprendedoras. Enseguida después conocí a otros dos frikis de los negocios circulares, Seb, un loco de sistemas, e Isa, diseñadora ninja.

Juntos hemos llegado a un punto crítico. Ahora mismito estamos testeando nuestros envases retornables en una red de ocho restaurantes en el barrio de Poblenou en Barcelona:

Super Coffee & FoodCom a CasaLittle FernCulleres!LekaCaffeinePicnic DeliVäcka

Algunos de ellos son de comida casera, otros de açai bowls, ensaladas y sabores exóticos, algunos tienen la sostenibilidad en el sangre y a otros le entró la curiosidad de probar algo nuevo, sin riesgo. Algunos clientes han acogido el cambio a brazos abiertos, mientras a otros les cuesta entenderlo. No pasa nada, escuchamos sus dudas ¡e intentamos que los comentarios alimenten la próxima fase!

Esta fase piloto se lleva a cabo hasta el 7 de marzo 2020, aunque algunos restaurantes ya nos han comentado que les gustaría seguir usando los Reusabols más allá. Si te animas a probar el sistema durante las próximas semanas, no dudes en contarnos tus impresiones y sugerencias a info@reusabol.com, o en nuestra página web: reusabol.com/contacto. También puedes seguir nuestros avances en las redes, que estamos en Instagram, Facebook y Twitter como @reusabol.

El futuro

El próximo paso será el de desarrollar una aplicación móvil basada en los datos recogidos durante el piloto. Necesitaremos mucho apoyo, tanto de la comunidad Residuo Cero de Barcelona, como de inversores y socios institucionales. Queremos que Reusabol llegue a cada restaurante de Barcelona, y que puedas pedir tu cena tranquilamente desde el sofá, sabiendo que por estar de humor perezoso no se te reventará el cubo de la basura.

Acerca de Aimee Van Villet

Aimee es inglesa pero se define como europea, porque le cuesta reconocer la realidad. Lleva cinco años en Barcelona buscando la forma de aportar soluciones al problema de la basura, y por fin está en ello. Trabajar en equipo le ha aportado mucho, se ve que antes de tener a personas a quienes mandar no estaba viviendo la vida plenamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *