Heladería ecológica Bodevici. Sabor sin pecado

Helados ecológicos en Barcelona Bodevici.

Agosteando 5. Helados bío en Barcelona.

Una querida amiga me dijo una vez que está científicamente comprobado que no puedes estar triste mientras saltas; yo creo que un helado, sobre todo un helado artesano, también ahuyenta las penas y es un remedio efectivo para alejar el mal humor. ¿Pero qué dirías de un helado que, además de hacer huir el mal humor y la tristeza, es capaz de espantar la culpa? Y hablo de la culpa medioambiental y en materia de salud. Incluso, te ayuda con la culpa de las calorías.

No es ficción. Existe, se llama Bodevici y está en Barcelona.

Jordi Rivera Bodevici. Fiestas de Gracia
En la esquina superior derecha, Jordi Rivera de Bodevici

Vicios de fiesta

Aprovechando las Fiestas de Gracia y la visita de una buena amiga familia, una de estas tardes de agosto nos fuimos a aliviar el calor con un buen helado. Y qué helado. Si es de fruta, sabe a fruta. Si es de chocolate, sabe a chocolate, si es de yogur, es yogur helado del bueno. Ni hablar de la horchata. Puro sabor, pues en su composición se ha aumentado lo bueno, la materia prima principal (fruta, cacao, chufa…), se ha reducido la cantidad de azúcar y se han eliminado aditivos como conservantes, saborizantes o colorantes. Y con este secreto mágico: hacer las cosas bien y como antes, como lo hacía la abuela. Una fórmula que, entre otras cosas, logra que horchatas y helados te alivien la sed en lugar de aumentarla. A veces las mejores y más revolucionarias ideas son las más sencillas. Y parece que Jordi Rivera, socio fundador de Bodevici (que estaba en persona sirviendo helados en el local de Torrijos) lo sabe.

Ecología certificada

Y es que Bodevici es la primera heladería ecológica de toda España, con certificado CCPAE, que es el sello oficial de producción agraria ecológica de Cataluña. Un lugar donde encontrarás helados artesanos de verdad, yogures helados (de cabra y de vaca), batidos preparados con leche fresca, horchata natural y, una vez llegado el frío, también chocolate caliente, gofres y galletas. La materia prima de casi todos sus productos tiene certificado ecológico y son de proximidad (he podido leer en el blog de Triodos Bank que “las avellanas son de Reus (Tarragona), las fresas de la comarca de El Maresme, en Barcelona, y los pistachos de Castilla-La Mancha” mientras la leche de vaca es de la granja La Selvatana, de Girona. Y muy importante, los precios no son mayores a los de otras heladerías de Barcelona. Hablo de 2,50 euros el helado de una bola.

Esto nos garantiza que los pequeños placeres que podemos conseguir en este negocio sean más sanos y que tengan una huella ambiental mucho menor que los helados convencionales. Por si fuera poco, todas la tarrinas, cucharas y todos los materiales desechables han sido elaboradas con celulosa natural y otros materiales totalmente biodegradables, para garantizar la sostenibilidad del lugar.

Decálogo Bodevici
El decálogo de principios bio de Bodevici

Hay para todos los gustos

En Bodevici tienen helados para todos los gustos y para todo tipo de necesidades, así que también encontrarás helados sin lactosa, sin gluten y sin azúcar (endulzados con estevia). Todos igual de cargados de sabor y 100% naturales.

Helados en expansión

Bodevici abrió las primeras dos heladerías en Gracia en el año 2011; en el año 2013 se abrió una segunda heladería en Mataró y actualmente sus productos se encuentran en diez puntos de venta en Cataluña.

¿Cuéntame? ¿He logrado que te entren ganas de irte corriendo a Gracia? 

Las coordenadas

Dirección:
Calle Torrijos, 21

Horario:
De lunes a viernes: 16:00-23:45h.
Sábado: 12:30-23:45h.
Domingos: 17-22:00h

Sitio web:
Bodevici, Plaers ecològics

Y sus redes sociales:
Facebook y Twitter.

Recuerda, Agosteando es una pequeña bitácora de nuestro mes favorito del año. También agostean a coro conmigo Costurilla handmade y La casa de la playa. Un par de blogueras artistas que agostean de lujo desde Tenerife. ¡Y que tengas una feliz semana!

8 comentarios de “Heladería ecológica Bodevici. Sabor sin pecado

  1. mstr dice:

    Me parece genial, en la mayoría de ocasiones los sitios de productos ecológicos, como hemos conversado antes, se aprovecha de esa etiqueta y de su escasez para cobrar precios muy altos. Ahora justo voy a Gràcia, si tengo tiempo me hago un helado allí!

    • mstr dice:

      Fui a la heladería y si bien el helado de yogurt esta bueno bueno, le ponen muy poco toppin y las frutas no estaba frescas. Además, el tío que me atendió estuvo hablando por el móvil todo el rato, o sea, hablaba conmigo y con alguien más al mismo tiempo y uso no más que una mano para servir todo a velocidad de tortuga, cero empatía con la clientela. Que por cierto, si bien la tarrina de helado parecía de material degradable vi muchos vasos de plástico en el mostrador. Lo siento pero esta no pasó la prueba. Quería otro helado, pero la atención fue tan mala y los sabores del helado tan escasos que pasé.

      • Yve Ramírez (La ecocosmopolita) dice:

        Ay pues qué pena. Nosotros comimos varios sabores de helados (vamos, 8 porque éramos una buena tropa) y todos contentísimos. La heladerá estaba llenísima porque eran plenas fiestas de Gracia y la atención fue impecable. Ese día, de hecho, estaba el propio fundador de la empresa. En fin, tal vez era un mal día ¡Lamento que hayas ido animado por el post y hayas tenido una mala experiencia! Yo, ya ves, sólo he ido una vez y fue genial. Además mucha gente comentó en en Facebook cosas positiivas, diría que es la primera queja que me encuentro. De nuevo, ¡lo lamento!

        • mstr dice:

          No te preocupes, no es tan grave, que el helado lo disfruté, como te digo, estaba bueno, el tema eran los acompañamientos y que la cantidad de envases de plástico que vi no me parecieron muy ecológicos… de hecho si vuelvo a pasar igual probaré los helados normales que se veían buenos… los negocios tienen días de días, que ya te lo digo yo, a ver si la pró xima vez no está hablando por teléfono…

    • Yve Ramírez (La ecocosmopolita) dice:

      Hola Aida,
      Helados a un euro, en Barcelona, ¡no existen sino industriales! Y con los que se hacen llamar artesanales aquí hay que andarse con cuidado porque se ve que muchos llevan toda clase de aditivos además de grasas de mala calidad. Si encuentras una ecológica por allá, no dejes de compartirlo, que seguro que la hay! Muchas gracias por comentar. Un abrazo y bienvenida a La ecocosmopolita 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *