¡Estamos de vacaciones! Atenderemos tu pedido a partir del próximo lunes, día 20 de agosto. Descartar

Bikes vs Cars. La película de una batalla sobre ruedas

BIKES vs CARS Title image 2; Ghost bike memorial ride, Sao Paulo, Brazil. P hoto: Flora Dias

Mi sobrina Vicky tenía unos cinco años, acababa de aprender a ir en bici sin rueditas y paseaba con su mamá por el paseo marítimo de Playa San Juan, Tenerife, cuando tuvo una gran certeza.

-Mami, ¿verdad que una en bici es más feliz?

Desde entonces, ése es el lema de los ciclistas de la familia, que por suerte somos varios. En un post del blog Reporte Índigo, el autor afirma que esa felicidad del ciclista se debe a que “las bicicletas nos remontan a nuestra infancia” y que, justamente por eso, las grandes ciudades podrían tener mejores ciudadanos si todos pudieran ir en bici a cualquier lugar.

De hecho, sobre las dos ruedas de una bicicleta multiplicadas por la inmensa (y nunca suficiente) masa de personas que tenemos esta misma certeza, es posible acabar con los atascos que con inquietante regularidad azotan a las grandes ciudades, reducir la contaminación y el cambio climático y, además, mejorar nuestra salud.

beneficios de ir en bici

Pero resulta que en el mundo hay ya más de mil millones de coches con una poderosa industria que vive de ellos y, a sus pies, ciudades enteras creadas a su justa medida.

Bikes vs Cars, la película

Las calles de estas ciudades son el campo de batalla en el que se enfrentan bicis y coches, y un director sueco llamado Fredrik Gertten ha decidido documentar esta lucha. Bikes vs cars es el nombre del documental que se podrá ver en la primavera de 2015 en europa. En Barcelona se podrá ver en las sesiones especiales del DocsBarcelona los dias 30/31 de mayo. En él reúne testimonios de activistas de diferentes ciudades del mundo que defienden los derechos de los ciclistas enfrentándose a los poderes económicos, porque están convencidos de que la bicicleta es una importante herramienta de cambio. En el trailer de Bikes vs cars puedes conocer, por ejemplo, activistas de Sao Paulo que denuncian que cada cuatro días muere un ciclista en un accidente de trafico y a los ciclistas que se opusieron sin éxito cuando el alcalde Toronto, Rob Ford, decidió eliminar la vía ciclista de una de las principales avenidas de la ciudad.

Aquí puedes ver el trailer de la película:

Cómo puedes apoyarlos

El pasado 1 de noviembre (2013) Bikes vs cars acabó su campaña de crowfunding en Kickstarter, un sitio especializado en proyectos creativos (que te recomiendo visitar). Gracias a más de 2.021 mecenas logró reunir 82.125 dólares, a pesar de que el objetivo planteado era sólo de 50.000.

Y aunque la campaña ya haya llegado a su final, puedes encontrar otras formas de colaborar en su sitio web, www.bikes-vs-cars.com, ya sea haciendo una donación directa a través de una tarjeta bancaria o de Paypal, compartiendo el proyecto en las redes sociales, o dándote de alta en la web y aportando sugerencias, contando tus propias experiencias relacionadas con la bicicleta e, incluso, ofreciéndote como voluntario en tu localidad para apoyar el proyecto a través de distintas actividades.

BIKESvsCARS_01
BIKES vs CARS Title image 1. Design: Rebeca Mendes

Por lo que he podido ver, están construyendo una verdadera red social, todo un movimiento además de una película, así que creo que conviene estar atentos a lo que cuente esta gente en los próximos días. Te recomiendo darle una mirada a la galería que la gente de Bikes vs cars ha armado en Instagram.

De paso, te invito a seguir página en Facebook del ecocosmopolita que rueda a mi lado, Encargobike, donde podrás empaparte del espíritu ciclista de esta familia.


Y tú, ¿prefieres bici o coche?


Otras entradas con pasión por las bicis:


Recuerda que puedes utilizar el formulario que está al pie, del lado derecho, para recibir las nuevas entradas de La ecocosmopolita por e-mail.

4 comentarios de “Bikes vs Cars. La película de una batalla sobre ruedas

  1. mstr dice:

    sin duda alguna no tiene comparación poder ir en bici, por ejemplo, al trabajo. Seguro que empiezas el día de mejor ánimo. Cada día antes de salir me digo, uff, hoy como que mejor en metro, por hoy solamente… pero una vez que estás en la bici y se activa tu cuerpo y sientes esa libertad que confieren las dos ruedas lo único que puedes decir es, “uff menos mal no me fui encerrado en el metro…”.. Es impresionante la mala cara de la gente en el subterráneo, especialmente los que leen las noticias al empezar la jornada, te hace llegar agrio a tu destino… y tan temprano.

    Mientras, en los ciclistas, apurados o no, notas un dejo de felicidad, confort y de soltura. Hasta las endorfinas se pueden activar haciendo ciclismo según sugieren científicos.

    • Yve - la ecocosmopolita dice:

      Totalmente. Ese impulso a ir en metro lo tenía cuando estaba embarazada de Abril y trabajaba en Planeta. 35-40 minutos desde casa si iba con calma. Y recuerdo que los días que cedí al metro me arrepentí profundamente. Me agotaba más el metro con todo lo que implica, que el suave pedaleo Diagonal arriba. Y eso, la sonrisa en la cara cuando vas en bici y te acuerdas de que ¡casi! caíste en la falsa tentación del abandonarla.
      Un abrazo.

  2. Pingback: Hamburgo sueña en color verde | La ecocosmopolita

  3. Pingback: Mamá en cargo bike | La ecocosmopolita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *