Rosas no tan hermosas #MiércolesdeVídeo

Imagen del vídeo Los hijas e hijas de las flores

Me encanta el día de Sant Jordi. Mañana Barcelona se vestirá de fiesta y yo saldré a disfrutar de la ciudad invadida por los libros con mis niñas. Cuando trabajaba aún en Planeta, Rafael Soriano, que era mi jefe y ahora es un amigo especial, llegaba cada año con cara de felicidad y un manojo de rosas en la mano, una para cada una de las chicas del equipo. Más adelante, Pepe, el padre de mi jefa en Bio Reobost María nos regaló a las dos un pequeño rosal. Lo confieso, los echo de menos cada 23 de abril. Y sí, es una fiesta hermosa, pero hoy voy a cuestionar el impacto en el medio ambiente y en la calidad de vida de las personas que las producen, de esas rosas que se comparten con alegría en este día sin pensar en la ecología.

Imagen del vídeo Los hijas e hijas de las flores

Para este miércoles de vídeo que coincide con Sant Jordi traigo el reportaje Los hijos y las hijas de las flores. En este reportaje, los hijos de los trabajadores de empresas colombianas productoras de flores hablan de sus padres y de las jornadas de trabajo desproporcionadas y sin descansos mínimos que cumplen, de la pobreza a la que se sienten atados por los salarios injustos que reciben, de las enfermedades que padecen y de cómo muchos llegan, irónicamente, a perder sus trabajos por estas mismas enfermedades que son consecuencia del agotamiento y del alto nivel de toxicidad al que son expuestos. Los niños nos cuentan que se ven obligados a hacerse cargo de sus hogares y de sus hermanos menores, porque sus padres son unos grandes ausentes que luchan día a día por hacerles llegar el pan a casa.

Algunos datos sobre el poco ecológico y socialmente responsable mercado de las flores en Colombia (extraídos del vídeo):

  • Es una industria que genera 182.000 empleos (65% de mujeres).
  • 1.000.000 de familias dependen de esta industria.
  • 65% de los trabajadores son mujeres.
  • 75% de la producción está destinada a los Estados Unidos.
  • En 2010 las exportaciones ascendieron a 1.240 millones de dólares.
  • En los últimos años se han destruido 24.ooo empleos pero la producción no ha bajado.

Te recomiendo el artículo San Valentín: rosas y espinas de Esther Vivas, que habla de la situación de explotación laboral de las empleadas de las empresas productoras de flores de Kenia, Etiopía, Colombia y Ecuador, y del altísimo impacto ecológico que tiene esta industria floral. También te invito a leer este estupendo artículo de Carro de combate sobre el mismo tema, que se enfoca sobre todo en el negocio holandés. Como verás, la mayor parte de las flores que se venden en España son importadas de Holanda pero gran cantidad de estas han sido producidas realmente en Kenia. La historia que hay detrás de estas flores no es más bonita que la que acabamos de ver.

Antes de despedirme, para poner un toque más agradable a este post, te dejo una entrevista a un hombre que, después de años cultivando flores con los métodos convencionales de la industria, dio el salto a la producción ecológica. Una historia que recuerda al camino que dio origen a proyectos como Vinyols Camp y Apadrina Cirerers.

Espero que este post pueda contribuir con que vivas esta fiesta de Sant Jordi de forma más ecológica y con mayor responsabilidad social.

Recuerda que los Miércoles de vídeo nacen con Costurilla Handmade: encuentra todos sus vídeos aquí y, si quieres ver los dos miércoles de vídeo anteriores de La ecocosmopolita, pulsa en este enlace.

17 comentarios de “Rosas no tan hermosas #MiércolesdeVídeo

  1. mstr dice:

    la verdad es que aunque la palabra es una forma de expresión fantástica y tú sin duda tienes el don, a veces no hay nada como una imagen.

    Una vez más, te felicito por el blog y porque cada vez mejora, si es que eso es posible con el nivel que ya tiene. lo de los miércoles de vídeo es fantástico. un beso.

  2. mstr dice:

    con este video tengo un conflicto que tengo con muchos otros y con este de forma aún más fuerte. Si bien me parece infame la explotación de la que es sujeto esta gente y que eso debe acabarse, por qué nadie pregunta, como en el 99% de los documentales de este tipo: “Y POR QUÉ SIGUES TENIENDO NIÑOS O POR QUÉ LOS HAS TENIDO EN PRIMER LUGAR SI NO PUEDES DARLES LA ATENCIÓN ADECUADA?”

    Qué todos tenemos, el derecho? bueno, bien sabes que pienso que es irresponsable en los tiempos modernos seguir teniendo niños de la forma (cantidades mejor dicho) en que lo estamos haciendo con la sobrepoblación y escasés de recursos en un mundo donde más de un BILLÓN de personas no tienen acceso al agua potable.

    A esta gente hay que educarle y hay que cuestionarle en ese sentido, más allá de contar su paupérrima situación.

    Y digo que en este caso es aún peor, porque toda la pieza está focalizada desde los niños, lo que me parece un poco manipulativo. Hay que dejarnos de romanticismos y meter más cabeza que “llamado de la naturaleza”, no puedes tener niñós, no los tengas!!!

    En esta voy de acuerdo con los chinos en la política de un sólo niño, aunque lastimosamente ha sido mal manejada y lo que ha generado es un montón de niños que no “existen” legalmente y muchos son abandonados o vendidos.

    Pero, en la India se ha comenzado una campaña en muchas poblaciones donde a los niños se les está educando y se les explica y se les adoctrina (lamentáblemente el adoctrinamiento es una medida extrema que nuestra sociedad necesita para estos temas URGENTES) para que sólo tengan un hijo por familia. Lamentáblemente no recuerdo el nombre del único documental que sí ha atacado ese tema. Cuando le preguntan a las niñas de la India de este programa de más o menos 10 años cuántos niños van a tener, dicen que uno, porque además también tienen ambiciones profesionales. BRAVO!

    Es como en Venezuela, uno ve la tele y dice “hay pobre mujer con 5 niños y la lluvia le llevó la chabola!” y la mujer dice “el gobielno tiene que dalme una casa polque no tengo marido y no tengo como alimentalos!”… acaso “el gobierno te llenó la barriga de muchachos? no has debido tenerlos en primer lugar.

    Es un tema de educación, sí, pero me parece una lástima y me altera, que nunca abordan este tema en este tipo de trabajos audiovusuales, por el contrario usan el tema de los hijos para casi dar más lástima.

    He dicho!

    Un beso gigante, y bueno, lo siento, mi segundo “no me gusta!” 😉

  3. mstr dice:

    igual te felicito por los miércoles de vídeo eh? el tema fue que no vi este video hasta el finde que tuve tiempo en casa. besos!!

  4. Yvelisse Ramírez (La ecocosmopolita) dice:

    Hola Marco,

    Desde luego que no estaré de acuerdo contigo. En primer lugar, porque no creo que la función del periodismo, que además en este caso está hablando sobre explotación laboral y no ningún otro tema (aunque estás familias seguro que tendrían un abanico de injusticias que denunciar), sea juzgar a nadie (y no me digas que no hay juicio en lo que estás diciendo e incluso en lo que estás diciendo que debería hacer el equipo periodístico en este sentido) ni la obligación de corregir la ineficiencia de un sistema que no proporciona una educación sexual adecuada. Porque la responsabilidad de la educación reglada, sí, es estatal. Lo que no quita que sí hay muchas iniciativas privadas que apoyan la educación sexual para un control de natalidad, movidas no porque a la sociedad le moleste los hijos de otros, sino porque justamente con un control del propio cuerpo y la propia capacidad reproductiva las mujeres tienen mayores herramientas de desarrollo personal, y este desarrollo personal se traduce en bienestar social. Y si conozco iniciativas en este sentido, es porque las he visto de reportajes que sí han tenido este problema como eje. Por otra parte, no me parece que los niños hayan sido usados de una forma manipulativa. Están dándoles el protagonismo y el espacio para expresar la realidad que ellos viven. Pero ya sabe que sobre gustos no hay nada escrito. Un abrazo. A ver si para mañana logro algo que te guste más 😉

    • mstr dice:

      Pero sea cual sea el punto de vista, porque de hecho creo que lo que dices está más que fundamentado, el tema de los niños no se aborda en este trabajo.

      Y sí, soy subjetivo porque soy sujeto, yo la verdad no creo en la objetividad, es algo que no exisate para nada, estamos inexorablemente encadenados a nuestro estado como sujetos.

      Igual que el periodismo objetivo, aunque se diga lo contrario no existe, siempre estará el punto de vista del dueño del medio o del periodista.

      Pero me estoy desviando, si bien lo que dices es válido, me sigue pareciendo -quitemos la palabra manipulativo- erróneo hacer este reportaje desde el punto de vista de los niños.

      Me hubiera gustado ver más a los trabajadores e incluso ver su lugar de trabajo, así fuera con cámaras ocultas.

      Me parece que no queda más que en un vídeo cuasi anecdótico en lo mal que viven las familias y los deseos de los hijos de los trabajadores de las flores y la experiencia de quienes trabajan de cerca con los niños.

      Y bueno, igualmente me parece un horror esto. Para referencia, los 500 mil y algo de pesos colombianos que ellos dicen que ganan es el equivalemtne a unos 200 euros y con eso se mantiene una familia entera. Una miseria.

      Y nada, igual me sigue gustando tu blog mucho y seguro que habrá cientos de cientos de posts que me seguirán gustando 🙂

      muchos besos!!!

  5. Yvelisse Ramírez (La ecocosmopolita) dice:

    No hablo de objetividad. Hablo de tu idea de que el periodista tenía que ir a juzgar a las familias interpelándolas por su decisión de tener hijos (y no es lo mismo). E insisto, no se toca el tema porque no es un video de control de natalidad, es sobre la situación laboral y cómo lo viven las familias. Eso daría para otro reportaje. Y realmente no compartí este video porque fuera una gran producción (no le quiero quitar su mérito) sino porque cumplía mi objetivo de divulgar la realidad que hay tras las rosas que “compramos” en Sant Jordi y cualquier otro día (las europeas vienen en gran medida de África y la situación es similar o peor pero no encontré un vídeo en español). ¡Un abrazo!

    • mstr dice:

      si quieres que simplifique aún más mi posición, vale, quitemos que los interpelen sobre su educación sexual, pero al menos pido que los vídeos no se aborden por la parte de los niños.

      Y no te critico a ti eh? si es el único video que hay, pues mejor postear esto que nada, aunque igual no me gusta, Critico a los realizadores.

      hace poco vi un documental sobre el trabajo temporal, destapando la realidad del trabajo “temporal para siempre” en USA y tiene bastante similitud con el que tú has publicado en cuanto a la realidad que devela, pero no aparecen los niños, aunque los trabajadores, en su mayoría mexicanos, hablan de su familia, cantidad de hijos, etc. Se muestra un poco más la realidad, en algunos casos con cámaras ocultas y siempre hablan los trabajadores y el reportero que hace la investigación. Creo que este trabajo es de la gente de Vice, te recomiendo áltamente los reportajes que ellos hacen, aunque son muy “americanos” para mi gusto en ocasiones.

      Igualmente, de nuevo, rescato lo positivo, es algo que es bueno que se sepa, de hecho, estaría bueno que sigas abordando este tipo de temas laborales en tus videos, porque la gente muchas veces no sabe lo que hay detrás de lo que compra. Y a veces son realidades realmente insólitas, a veces fuera de cualquier capacidad imaginativa.

      De las rosas de España, no sabía que venían de África, lo sabía de muchos vegetales, pero no de las flores. Otro iluso más que pensaba que venían de Holanda….

      Un beso, y sigue con este magnífico trabajo, sigo siendo tu fan, espero que todavía el número uno 😉

        • mstr dice:

          qué fuerte. O sea técnicamente son holandesas, peeri hechas en otro país. Además, súmale la huella de carbono por el transporte. Así estamos… sin duda debes agregar esta data a tu artículo… es fatal esto.

          • Yvelisse Ramírez (La ecocosmopolita) dice:

            Explotación, huella de carbono, uso del agua de un país donde es extremadamente escaso para su aprovechamiento en un país donde sobra, la lista sigue.

            • mstr dice:

              es como veía en un documental que trataban de explicar un concepto básico: “exportar agua”. Decía que muchos países no exportan frutos, no exportan vegetales o por ejemplo cerveza, exportan agua que no vuelve al ciclo natural de la región, secando ríos que ya ni llegan al mar. Me parece que Israel era uno de los casos. Exportar agua, un concepto válido y gravísimo. La gente no sabe que por ejemplo, por tomarte un café no sólo tomas el agua que contiene, ha tomado otros 100 litros crecer la planta de donde vino ese café. Por un kilo de carne de vaca me parece sean mil litros en consumo indirecto. Terrible para el exportador cuando no es producto local.

        • Yvelisse Ramírez (La ecocosmopolita) dice:

          Ha añadido un párrafo inmediatamente después del vídeo aclarando esto del origen de las flores vendidas en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *