Por favor, ¡Desnuda la fruta!

Como surgió la campaña Desnuda la fruta

¿Eres de las personas que sufren cuando ves en el súper montones de frutas ahogadas por montones de plásticos? ¿O tal vez nunca te has cuestionado el hecho de que vendan 4 manzanas con una bandeja de porexpan y un montón de film transparente? Sea cual sea tu caso, tienes que leer este post que nuestra amiga Isabel Vicente ha escrito para nosotros sobre la campaña Desnuda la Fruta, de la que es una de las impulsora.

Isa es de Salamanca, licenciada en Ciencias Ambientales y autora de La Hipótesis Gaia, un espacio virtual al que presenta como “un blog de medio ambiente por tierra, mar y aire”, y que también forma parte del Colectivo Hola Eco.

En sus artículos encontrarás montones de contenidos sobre de educación ambiental, vida sostenible, ciencias y más, con un tono ligero, cercano y un toque de humor. Si no lo conoces, ¡te encantará!

Te invito a visitar su página de Facebook, su cuenta de Instagram y su Twitter. ¡Te dejo con ella!

Isa Vicente de La hipótesis Gaia

 

A veces parece que ir al supermercado se ha convertido en una carrera de obstáculos. No solo porque cuando voy suelo ir con prisa, también porque si quiero evitar el plástico, tengo ir con mucho cuidado.

Yo suelo ir preparada: lista de la compra en mano, mis bolsas para guardar toda la compra, y, desde hace un tiempo, también las bolsas para comprar a granel. Por cierto, estas últimas son las grandes desconocidas, ¡y eso que son útiles a rabiar! (Pts, puedes encontrar bolsas para comprar a granel aquí).

Los obstáculos llegan cuando quieres evitar el plástico. Parece que el supermercado se ha puesto en mi contra. Si esquivar el plástico en el supermercado también es tu objetivo te recomiendo que te armes de paciencia, sobre todo cuando llegues a la sección de fruta y verdura. Tendrás que buscar y rebuscar el producto que quieres hasta encontrar su “versión no plastificada” o por lo menos es lo que me pasa a mí.

– ¡Yo he venido a comprar manzanas, no bandejas de plástico!

En algunas tiendas aún puedes encontrar alternativa, tienen fruta “plastificada” y fruta sin plastificar, de la que puedes comprar a granel, pero en otras ni eso. Más de una vez me he ido sin comprar algo de lo que había en mi lista de la compra por negarme a comprar, por ejemplo, un paquete de zanahorias en una bolsa de plástico. Si solo necesito 3, ¿porque me tengo llevar un paquete de 10 zanahorias? En ocasiones es el caso contrario, necesito 3 berenjenas, pero si envueltas en plástico una a una se me quitan las ganas (y si hubiesen estado en paquetes de 3 tampoco las querría).

Comprar a granel no solo evita el consumo de envases, también nos da la opción de comprar el producto que queremos en la cantidad que necesitamos.

Comprar frutas, hortalizas o verduras envueltas supone además un derroche. Usamos un material muy resistente y difícil de reciclar para algo a lo que se le da una utilidad muy breve. Ni razones de higiene, ni de facilitar las compras a los consumidores ni de practicidad pueden llegar a ser justificación de semejante despilfarro y contaminación.
Por eso, ahora en mi carrera de obstáculos particular que supone ir a hacer la compra, me llevo un elemento más: el móvil.

Cartel de la campaña Desnuda la fruta

Si a ti también te cansa este exceso de plástico, te recomiendo que también lo lleves y que colabores con el movimiento Desnuda La Fruta. Hacerlo es muy sencillo, solo es necesario hacer una foto de los envases absurdos en frutas y verduras y subirla a las redes sociales con la etiqueta #DesnudaLafruta.

Desnuda la fruta

Con este gesto queremos llamar la atención sobre todos esos envases innecesario y absurdos, concienciar para que no se compren y animar a que no se vendan.

Ya sé que esto te puede parecer un obstáculo añadido, pero es por una buena causa. ¿Quién dice que no podemos cambiar un poco el mundo? Si con esta campaña logramos que estos productos no se compren ni se vendan estaremos ahorrando un montón de plástico al planeta.

Además, esta carrera de obstáculos que es ir a comprar al supermercado tiene su recompensa si usas bolsas reutilizables. Cuando llegues con la fruta envuelta en tus preciosas bolsas reutilizables, verás que nadie te pone impedimentos para usarlas, es más, a mí me suelen felicitar por el cambio e interesarse por dónde las he comprado. Así que, si no las has comprado por miedo a que te lo prohíban, te remiendo que te hagas con unas cuanto antes. No te arrepentirás.


El post Por favor, ¡Desnuda la fruta! es una colaboración de Isabel Vicente para La Ecocosmopolita. Las fotos que ves en este artículo han sido tomadas de publicaciones hechas por personas que se han unido a la campaña. Si quieres ayudar  a difundirla, comparte este post, el cartel, haz tus propias fotos, ¡únete como prefieras!

Un comentario de “Por favor, ¡Desnuda la fruta!

  1. silvia dice:

    Hace un par de meses decidimos comprar unas cuantas de las bolsas reutilizables en esta misma web. Al principio, mi pareja y yo estábamos cortadísimos de ir al súper, pensando que nos iban a decir algo. Y sin embargo… ¡todo lo contrario! Todo han sido felicitaciones y personas interesadas en dónde habíamos comprado esas bolsitas tan chulas. Animo a todo el mundo a que las use, yo ya he regalado unas cuantas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *