¡Estamos de vacaciones! Atenderemos tu pedido a partir del próximo lunes, día 20 de agosto. Descartar

10 datos sobre “la isla de basura”

Pesca vida. El fotógrafo Teo Lucas recoge plástico del mar.

Hace poco dediqué un miércoles de vídeo a lo que llamé El ciclo del plástico pero a veces las cifras y los datos más concretos nos ayudan a hacernos una mejor idea de la magnitud de las cosas. Por eso, en este post hablaremos del problema de la “isla de basura”, de la que se habla tanto en estos días, en números y, a continuación, compartiremos algunos consejos para reducir el consumo de plástico en nuestros hogares. Comencemos con los datos:

    • Durante 2012 se produjeron 280 millones de toneladas de plástico en el mundo. Durante 2015 se calcula que fueron unas 381 millones de toneladas,
    • Hasta el año 2015 se habían producido unos 8.300 millones de toneladas métricas de plástico en el mundo.
    • Se calcula que aún está en uso sólo el 30% del plástico producido. Es decir, ya hemos descartado unos seis mil millones de toneladas de plástico. Teniendo en cuenta que el plástico tarda cientos de años en descomponerse y la baja tasa de reciclaje mundial, podemos decir que casi todo ese plástico está aún ahí fuera. En concreto, las estimaciones hablan de que un 79% de este plástico está en vertederos o, simplemente, en el medio ambiente. Solo el 9% ha sido reciclado y el 12% ha sido incinerado.
    • El proyecto The new Plastics Economy. Retjinking the future of plastics, afirma que en el 2012 solo se recogió para su reciclaje el 14% del plástico utilizado para empaque. Pero del total producido, el 4% se pierdió en el proceso de reciclaje, el 8% se convirtió en plásticos de una calidad menor, y sólo 2% se recicló en plásticos de una calidad similar al original. Por otra parte, el 14% se incineró (actividad muy contaminante), el 40% acabó en vertederos y el 32% fue arrojado a la naturaleza.
    • La quema de plástico es muy contaminante pues desprende componentes altamente tóxicos en forma de gases. Aún es práctica habitual en muchos lugares.
    • En medio de todos los principales giros oceánicos del planeta hay una gran mancha o isla de basura, es decir, un punto en el que se concentran mayores cantidades de desperdicios. El 90% de estos desperdicios es plástico. De hecho, se afirma que en estos puntos ya hay más plástico flotante que plancton. Se estima que la “mancha de plástico flotante” del giro del Pacífico Norte mide más de 1 millón de kilómetros cuadrados, algunos hablan de 1,400 millones de kilómetros cuadrados, es decir, una extensión mayor que la de todo Estados Unidos.
    • En abril del 2014, durante la búsqueda del avión de Malaysia Airlines que desapareció en un trágico accidente, no se encontraron los restos de la nave pero sí se descubrió la enorme isla de basura del Índico, en este caso de unos 5.000 kilómetros de extensión.
    • Actualmente se calcula que hay una media de 13.000 objetos de plástico por cada 1,60 km cuadrados de océano, con un peso total de 100 millones de toneladas. Si no cambiamos la taza de desecho de plástico actual, en el año 2050 habrá más plástico que peces (por peso) en el mar.
    • Muestras de arena recogidas en playas de todo el mundo contienen partículas de plástico. Un ejemplo alarmante es Kamilo Beach, en Hawaii, donde se dice que prácticamente hay más residuos plásticos que arena.
    • En Indonesia, uno de los países con problemas más graves en este sentido, en el año 1994 (hace rato ya) se estimaba en inspecciones realizadas por barco que hay una densidad de más de 4 unidades de basura flotante por metro cuadrado.
  • En el fondo marino del Mediterráneo se registraron en el año 1992 unas 1935 unidades de basura por kilómetro cuadrado.

Si quieres saber más sobre el mar de plástico que hemos creado y sus islas de basura, visita la página El plástico mata y lee el informe Contaminación por plástico en los océanos del mundo elaborado por Greenpeace. Te recomiendo también visitar la página de Facebook Agüita con el plástico, que forma parte de la campaña Plástico cero del Cabildo de Lanzarote.

Rompe el ciclo del plástico

Este post no tendría sentido si no digo cómo podemos hacer frente a esto porque, aunque hay quien piensa que aún es posible limpiar el mar, lo único seguro es que urge frenar este proceso. Aquí vienen mis propuestas para que, como siempre, hagas tu mejor esfuerzo desde la esquina donde te encuentras y a tu propia medida:

Si quieres acceder a más datos, lee el artículo Production, use, and fate of all plastics ever made, de Roland Geyer, Jenna R. Jambeck y Kara Lavender Law.

Las fotos del post son de Teo Lucas, de la Asociación Gigante Azul, que se esfuerza día a día porque tengamos un mar más brillante, limpio y libre de plásticos. Gracias por las fotos a ambos y, sobre todo, por el gran trabajo que hacéis. ¿Se te ocurren más acciones para frenar el crecimiento del mar de plástico que nos rodea?

7 comentarios de “10 datos sobre “la isla de basura”

  1. mstr dice:

    en estos días estuve en una playa en el sur, un sitio muy guapo e incluso un poco apartado de las playas principales. Una amiga y yo nos hemos puesto a recolectar las colillas de cigarrillos que podíamos coger sentados sin movernos de nuestro sitio a ver cuál era el resultado…. me quedé muy sorprendido cuando hemos terminado con al menos media botella de tercio de cerveza llena de colillas, sin movernos ni un milímetro, sólo a donde llegaba nuestro brazo estirado.

    Y seguro que si buscábamos más havbía más enterradas en el mismo sitio.

    Esto hay que pararlo.

    Lo otro, aunque creo que ya lo has mencionado antes, no es sólo reutilizar tus propias cosas, es no comprar cosas nuevas, es increíble la cantidad de cosas en buen estado que se pueden comprar usadas aún con muchos años de vida últil, tanto ropa como electrónicos, como mil cosas más.

    Y pues, aunque sé que para los amantes del fashion es difícil, cuando vayas de compras, piensa, realmente necesito más ropa o realmente necesito “renovar mi ropero”? Está bien un poco de coquetería de tanto en tanto, pero demos su ciclo de vida completo a la ropa. Yo compro cada muchos años y desde un tiempo para acá trato de que sea ropa usada, salvo la ropa interior (obvio) y cosas específicas para deportes o excursión, que son cosas que se maltratan y rara vez la gente se deshace de ellas cuando aún son útiles pues no es un tema de “fashion”.

    Excelente post y a la ves gravemente preocupante.

    • Yvelisse Ramírez (La ecocosmopolita) dice:

      ¡Claro! ¡Lo explicas muy bien: recusar lo tuyo o lo de los otros también. Alargar la vida de todo al máximo! Gracias por la visita y el comentario tan enriquecedor, querido! Te recomiendo una página que acabo de describir hace unos días (bueno, más bien me descubrieron ellos a mi 😉 ): http://cosaxcosa.com/ ¡Un abrazo!

      • mstr dice:

        con gusto, ya sabes que este tema me preocupa mucho, pero con preocuparse no basta, hay que ocuparse.

        está excelente la página, yo creo que ese el futuro de la colaboración entre la gente, saltando a las grandes compañías que te pagan miseria por tus cosas usadas y ganan mucho con ello (alguien dijo Cash Converters?); y a la vez colaborando con el ambiente a no introducir al ciclo de la basura algo nuevo que no hace realmente falta. Volver al trueque, la forma más básica y efectiva de colaboración y aprovechamiento de cosas con vida útil por delante. Por ahí quizás sí hay un camino de cambio.

        un beso!!

    • Yve Ramírez (La ecocosmopolita) dice:

      Totalmente. Es tan lamentable… Nos toca actuar para cambiar esto, al menos en nuestros entornos.

  2. Pingback: El principio (de)terminación de las bolsas de plástico | konpantzia

  3. Pingback: 10 cosas que puedes cambiar ya para hacer tu vida más zero waste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *