La banca ética en España. Guía de entidades

banca ética en España

Cuando el economista Arcadi Oliveres conoció la palabra oxímoron (un término precioso que se refiere a la combinación de dos vocablos de significado opuestos en una misma palabra), en lo primero que pensó fue en la banca ética.

Es una anécdota que le escuché contar alguna vez en una charla. Recurre a ella a menudo,, claro está, a modo de broma y como una crítica a la banca.

Sin embargo, también es la introducción de un mensaje muy potente: la banca ética debería estar presente en toda nuestra actividad económica. Y como consumidores responsables que queremos ser, nos corresponde apostar por ella.

No olvidemos que el objetivo de un oxímoron es, tal como nos dice la RAE, “originar un nuevo sentido” a través de un juego sintáctico.

Hace unos días hablamos en profundidad sobre qué son las finanzas sostenibles y la banca ética.

Hoy vamos a bajar a tierra ese “oxímoron” y descubrir cuáles son las entidades que, efectivamente, están marcando la diferencia en España, que es desde donde escribo este artículo. Veremos que algunos de estos ejemplos de las finanzas éticas y sostenibles están presentes en otros países

Alternativas de ahorro y financiación
en el marco de las finanzas sostenibles

Comienzo este repaso hablando de entidades éticas que se centran en la financiación de proyectos de forma exclusiva. No son entidades bancarias, sino que se centran en ofrecer servicios de financiación con responsabildad ambiental y social.

Ten presente esta lista si en algún momento necesitas financiación para el desarrollo de algún proyecto en el marco de la economía social y solidaria, y la responsabilidad ambiental, pero también si quieres hacer un aporte a proyectos de este tipo.

Comunidades autofinanciadas y Winkomun

Más que una entidad, las comunidades autofinanciadas son un modelo apasionante de finanzas colaborativas de pequeña escala, que ha probado ser muy eficiente y de gran impacto local. Se trata de un sistema que promueve el ahorro y que permite que personas habitualmente excluidas del sistema financiero puedan acceder a microcréditos.

Básicamente, son grupos de personas que, en base a una relación de confianza, deciden ahorrar juntas. Funcionan con reuniones periódicas en las que todos los miembros hacen un aporte en forma de acciones. En estas reuniones, las personas participantes también pueden solicitar microcréditos, que pagarán en cuotas, con un interés previamente definido en los estatutos.

En España, contamos con la Asociación de Comunidades Autofinanciadas (ACAF), que pone al servicio de las comunidades la metodología y experiencia acumulada. Para facilitar el proceso, han creado Winkomun, una plataforma libre, puesta al servicio de personas de todo el mundo, para que puedan crear sus propias CAF y, al mismo tiempo, comunicarse y apoyarse mutuamente.

Me ha llamado la atención el trabajo del venezolano Salomon Raydan, fundador de Fundefir, quien lleva años dedicado a empoderar comunidades y ayudarles a crear sistemas financieros autosustentables y eficientes. Cierro este punto con un vídeo sobre la fundación.

Fundefir Marzo 2018

Acció Solidària contra l’atur 

Es una fundación que otorga microcréditos sin intereses a partir de un fondo rotativo y solidario.

El objetivo es brindar nuevas oportunidades a personas que se encuentran en situación de desempleo o de trabajo precario.

Financia tanto proyectos de emprendimiento enfocados al autoempleo, como proyectos sociales orientados a la creación de puestos de trabajo. También concede microcréditos para dar impulso a la reinserción laboral mediante la formación e incluso tiene algunas ayudas puntuales a fondo perdido para casos específicos. Desde luego, siempre después de un estudio de viabilidad económica.

¡Una alternativa muy interesante en estos tiempos tan complicados!

FonRedes

El Fondo para el Desarrollo de Redes de Economía Social y Solidaria busca lograr un impacto en el territorio otorgando ayudas sin interés a proyectos que tengan un clarísimo impacto social. Además, ofrecen un servicio de acompañamiento a los proyectos que financian.

El capital proviene, en primer lugar, de aportaciones externas y en segundo lugar de las aportaciones de los proyectos que han sido financiadas previamente. Es pues, también, un fondo rotatorio.

Otorgan ayudas de hasta 10 mil euros con seis meses de carencia y sin intereses, y hasta 3 años para la devolución. Todo con el objetivo de dar impulso a una nueva economía, “definida en función de la ‘sostenibilidad de la vida’ y el bienestar de las personas y de toda la sociedad como sistema global”.

Oikocrédit

Esta cooperativa internacional de crédito nació en Holanda en 1975. Por un lado, capta los ahorros de personas y entidades que quieren invertir en proyectos de impacto positivo. Por el otro, y gracias a ese capital, financia proyectos del llamado “Sur global”, con el objetivo de dar impulso al desarrollo local.

Entienden los microcréditos como una herramienta de lucha contra la pobreza. Entre otras cosas, financian proyectos de  América, Asia y África principalmente, en áreas como energías renovables, organizaciones agrícolas y de comercio justo, y cooperativas de trabajo.

Todos los ahorristas de la entidad son socios de la cooperativa internacional.

Coop57

Es una cooperativa orientada al financiamiento de empresas de la Economía Social y Solidaria (ESS), es decir, orientadas al bien común y a la transformación de nuestras sociedades hacia modelos más solidarios, justos, participativos y con responsabilidad ambiental.

La actividad es posible gracias a la aportación de ahorristas, que en este caso no tienen que ser socios de la cooperativa. Sin embargo, para poder acceder a sus servicios de financiamiento, sí es necesario ser socio de la cooperativa.

Oikocredit tiene la lucha por la justicia en su ADN. Fue constituida en 1986, por un grupo de extrabajadores de la antigua Editorial Bruguera, que se unieron para defender sus intereses. Tras tres años de lucha judicial contra la empresa, decidieron invertir las indemnizaciones obtenidas en la constitución de la cooperativa financiera. Desde entonces, su base de socios ha crecido y también se ha expandido a otras comunidades, siempre con un modelo de autogestión.

Proyecto Jak:

Se definen como “un proyecto de banca ética y democrática por una soberanía financiera”. Con sede en Madrid, es una iniciativa ciudadana que se caracteriza por su horizontalidad, la propiedad compartida, el sistema asambleario y su filosofía basada en compromisos con la ecología, la justicia y la solidaridad.

Se trata de un fondo solidario de ahorros que ofrece una financiación libre de intereses y es réplica de un modelo sueco (JAK Medlemsbank).

Su nombre viene de las iniciales de tres palabras suecas: Jord (Tierra), Arbete (Trabajo) y Kapital (Capital, obviamente).

La banca ética en España,
con todos los servicios que buscas

Si buscas una entidad bancaria como tal, que te ofrezca una cartera de servicios similares a los de la banca tradicional, pero con una perspectiva alineada con tus valores, estas son las alternativas de banca ética disponibles en España en el momento en el que escribo estas líneas.

Fiare, Banca Ética

Fiare, Banca Ética destaca porque es una sociedad cooperativa. Es decir, como socia, podrás participar en la toma de decisiones de la entidad. Una realidad que está a kilómetros de lo que sucede con la banca tradicional.

Actualmente funciona en España e Italia, y ofrece todos los servicios básicos de la banca: tarjetas de crédito y débito, cuenta corriente y banca electrónica, así como depósitos a plazo fijo.

También ofrece cuentas de empresa, aunque no dispone de servicio de TPV aún, así como servicios financieros para entidades entre otros.

En su página web puedes ver un listado completo de todas las personas jurídicas financiadas por Fiare Banca Ética.

Cuando me pasé a la banca ética, hubiera querido irme a Fiare, por su modelo cooperativo y democrático. Sin embargo, por aquel entonces aún no ofrecía banca electrónica ,ni tarjetas de débito. Seguramente acabe dando este paso también.

Tríodos Bank

Triodos es un banco con un modelo mercantil pero orientado por los principios de la banca ética.

Todo comenzó en los Países Bajos con la fundación del mismo nombre, dedicada a la financiación de “iniciativas innovadoras” desde una perspectiva de sostenibilidad.

Desde sus orígenes, financia proyectos de repercusión social, ambiental y social. 

Es de la única entidad que puedo hablar en primera persona, porque llevo ya varios años con ellos. También Usar y Reusar, nuestra tienda online residuo cero, ha trabajado con Triodos desde nuestros comienzos, porque nos ofrece el servicio de TPV (la plataforma para cobro con tarjeta en la tienda online).

A veces es un poco pesado contar con solo una oficina, pero realmente en estos días es raro tener que ir a la entidad y, además, en caso de Barcelona es bastante céntrica.

La página web no es lo más amigable del mundo y la atención no es tan ágil como quisiera. De todas formas, no hemos tenido problemas de importancia trabajando con la entidad y para mí los pequeños inconvenientes están sobradamente compensados con la tranquilidad de saber que mi dinero está siendo utilizado de una forma ética.

En la revista Triodos puedes leer historias de algunos proyectos financiados por la entidad.

Caja de Ingenieros

Es una cooperativa de crédito y para ser cliente, debes ser socia de la entidad. Ofrece todos los servicios que encontrarás en la banca tradicional, pero regidos con principios de transparencia y responsabilidad social y ambiental.

Trabaja en toda España y, a través de la Fundación Caja de Ingenieros (entidad privada sin ánimo de lucro), trabaja en alianza con otras entidades en proyectos de medio ambiente, reinserción laboral y promoción de la formación profesional e investigación en la rama de ingeniería. 

Siempre he escuchado hablar muy bien de Caja de Ingenieros.

Un apartado especial para las cajas de ahorro

Después de llegar a tener medio centenar de cajas de ahorro, hoy solo han sobrevivido dos. Las cajas de ahorro y crédito siguen un modelo territorial,  pero sobre todo son instituciones sin fines de lucro y con una finalidad social, con forma jurídicas de fundaciones privadas.

Podemos considerar que las dos supervivientes de España forman parte de la banca ética:

Colonya Caixa Pollença

Con sede en las islas baleares, tiene 20 oficinas repartidas entre Menorca, Mallorca e Ibiza.

Colonya Caixa Pollença  ofrece clase de servicios bancarios tanto personales como para empresas.

Apuestan por la inversión en proyectos de contenido social y ambiental.

La Fundació Guillem Cifre de Colonya trabaja en tres áreas: área social, que presta apoyo a personas en situación de exclusión, área cultural, que colabora con entidades y proyectos de este ámbito, y área deportiva, dedicada a la promoción del deporte de base y del deporte escolar.

Caixa Ontinyent

La segunda superviviente, es una caja de ahorros de Valencia fundada en 1884, que también ofrece toda clase de servicios de financiación y ahorro e inversión para particulares y empresas.

Es una entidad que pone el foco en la responsabilidad social frente a la comunidad de la que forman parte. Revierte sus beneficios en la obra social Caixa Ontinyent, que trabaja en tres grandes líneas:

  • Implantación de centros asistenciales educativos, sanitarios, culturales y deportivos.
  • Colaboración con colectivos asistenciales, educativos, culturales y deportivos.
  • Publicaciones literarias y musicales.

Hablemos de las aseguradoras éticas

En el post dedicado a las finanzas éticas hablamos sobre cómo las aseguradoras también pertenecen al entorno de las finanzas éticas.

Hoy no me voy a extender demasiado en esto, porque en este sentido contamos con una certificación que es la mejor guía que puedo ofrecer desde mi humilde punto de vista.

Se trata de Ethsi, un sello que distingue a empresas aseguradoras que trabajan con buenas prácticas y transparencia.

Es otorgado por el laboratorio de finanzas éticas de FETS (Asociación Finançament Ètic i Solidari).

Se otorgan tres sellos diferentes según el nivel de responsabilidad ética y solidaridad de la empresa.

  • El primer nivel incluye criterios de responsabilidad ambiental, laboral, económica y con la comunidad y el territorio, así como transparencia y equidad.
  • En el segundo nivel se valora que haya una estructura societaria y participativa y que la empresa disponga de un comité ético que vele por el respeto a los valores de la entidad.
  • El primer nivel, además de seguir los puntos anteriores, nos indica que la empresa es usuaria de la banca ética y que toda su inversión es responsable desde un punto de vista ético. 

He podido comprobar que actualmente sólo dos aseguradoras cuentan con el sello de máximo nivel, el E1, que te presentaré a continuación.

Arç  Arç Corredoria d’Assegurances,  

Es una correduría  de seguros de base cooperativa y de gestión ética. Ofrece servicios a particulares y también a entidades, especialmente  aquellas del entorno de la economía social y solidaria, así como proyectos vinculados con la generación de energías renovables.

Seryes

En su web explican que para ellos los seguros son un mecanismo de prevenir la desigualdad social y que apuestan por la cercanía, el trato personalizado y la transparencia.  Es una sociedad anónima con sede en Madrid y el 90% del capital es de propiedad colectiva.

Recuerda que, además de las entidades mencionadas, en la web de EthSi conseguirás otras entidades con sellos E2 y E3, que también parecen ser buenas alternativas.

Fuera de España

Para saber más:

Si quieres seguir investigando sobre banca ética

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *