La nube que pesa o el Big Bang de los datos

Torres de fotosgrafías en Big Bang Data CCCB

Agosteando 3

Hace unos días estuve con la familia en la exposición Big Bang Data, en el CCCB (Centre de Cultura Contemporània de Barcelona). Una gran exposición multimedia que explora el ya inconmensurable y siempre creciente universo de datos que domina nuestros días. Visitarla fue una experiencia llena de sensaciones, colores, textos, imágenes y, evidentemente, datos.

¿Cuánto contaminan Internet y su ‘nube’?

En Big Bang Data se reflexiona, por ejemplo, sobre la nada intangible realidad de la supuesta nube a la que subimos información a diario. Tras el recorrido queda claro que “la nube” es un complejo sistema que incluye enormes centros de datos que son los que realmente almacenan contenidos, complicados sistemas de cableados que comunican al mundo entero, inmensas antenas y todos los equipos que utilizamos en casa para acceder a Internet.

El consumo de energía de toda esta red es inmenso y va en franco aumento. Para que podamos hacernos una idea, en el artículo ¿Cuánto contamina Internet? que fue publicado para el blog del CCCB, Marcus Hurst habla de un centro de datos que está construyendo Facebook en Prineville (Oregon), que consumirá tanta energía como la que necesitarían unos 64.000 hogares. Y es que si Internet fuera un país, ocuparía el quinto lugar en cuanto a consumo de energía. Es, de momento, un país poco ecológico, desde luego.

Privacidad.
Eso que tuvimos antes de las redes.

También se aborda en Big Bang Data la amenaza que toda la información que compartimos implica para nuestra privacidad. Esto se expresa, por ejemplo en dos enormes montañas de fotografías que representan lo que subimos a Flikr en un día, o en una pantalla gigante en la que se muestra, a modo de mosaico, cantidades de vídeos en los que personas solitarias se comunican con una audiencia invisible y potencialmente infinita gracias a Internet.

Internet a nuestro favor

Por otra parte, tampoco se deja de lado el hecho de que toda esa información que fluye a través de la red y que ahora nos maravilla y nos abruma a la vez, puede realmente ser procesada e interpretada en provecho de la humanidad, ya que es capaz dar voz y peso a nuestras opiniones y necesidades. Más aún, se plantea que Internet puede ser la herramienta que nos permita consegir mayor transparencia, pues hace que sea posible acceder a información que en otros tiempos era totalmente inalcanzable para la mayoría de las personas.

Te recomiendo ir a visitar la exposición con tiempo porque hay mucho que ver y que leer, aunque aún te quedarás con ganas de más. Por suerte también han preparado una estupenda web en la que puedes perderte navegando entre datos.

Datos prácticos:

La exposición Big Bang Data estará abierta hasta el 26 de octubre.
Dirección (CCCB): C/ Montalegre 5, 08001 Barcelona
Horario: De martes a domingo, de 11 a 20 horas. Cerrado lunes no festivos.
Precio de la entrada: 6 €
Precio reducido: 4 € (para jubilados, menores de 25 años y familias monoparentales.
Entrada gratuita los domingos a partir de las 3 de la tarde.

Recuerda

Agosteando es una pequeña bitácora de nuestro mes favorito del año. También agostean desde Tenerife Costurilla handmade y La casa de la playa. ¿Te apetece agostear con nosotras? Contáctanos y lo organizamos.

Si te apasiona el tema de las tecnologías, no dejes de visitar Bing Bang Data en el CCCB. Y si no te quieres perder las próximas entradas de La ecocosmopolita, ¡suscríbete al blog, es arriba, en la columna de la derecha!

4 comentarios de “La nube que pesa o el Big Bang de los datos

  1. mstr dice:

    es un tema muy interesante este de la tecnología que da para mucho… ni sabría por donde empezar para comentarlo.

    yo creo que “la nube” es como la energía atómica, puede matarnos como puede resolvernos muchos problemas.

    además del consumo de energía, hay que tomar en cuenta que los equipos, tanto los que usamos nosotros como los que prestan el servicio, generan toneladas y toneladas de desperdicios electrónicos SUPER tóxicos, lo que se está convirtiendo en un grave problema.

    • Yve Ramírez (La ecocosmopolita) dice:

      ¡Será interesante ver la visión genealógica del asunto! (y ya me puedo hacer una idea). Perdona que no haya contestado antes, ¡ay, el agosteo! Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *