Mi experiencia con las bragas menstruales

BRAGA MENSTRUAL COCORO. EXPERIENCIA Y OPINIONES

La primera vez que escuché hablar de las bragas menstruales fue por la campaña de crowdfunding de la marca Cocoro.

Me resonaba mucho el mensaje de la propuesta pero, lo confieso, me pareció una mala idea. Para comenzar, me imaginaba metida en un lavabo público, con el suelo sucio, quitándome el pantalón y sacándome las bragas manchadas con la regla para ponerme unas limpias. No lo veía nada claro.

Sin embargo, si tienes una tienda online residuo cero como Usar y Reusar, tienes que probar un producto así.

Así que hace ya casi dos años las probé, y me tocó tragarme mis palabras, como me ha pasado muchas veces antes con otras innovaciones. ¡Me parecieron el invento del siglo!

¿Qué son las bragas menstruales?

Las bragas menstruales son una prenda de ropa íntima -como te imaginarás-, diseñada para ser, al mismo tiempo, protección para la regla. Algo así como una braguita con compresa reutilizable incorporada.

Esto se logra añadiendo una capa en la parte del puente de las bragas, que es la que va a absorber el la sangre. Suelen definir esta capa absorbente como “un tejido técnico”, que es hidrófugo, antibacteriano y transpirable en el caso de las Cocoro, que son las que conozco. Porque ahora, solo he probado las braguitas menstruales de Cocoro, que son las que tenemos en Usar y Reusar.

Es un invento que tiene puntos a favor y puntos en contra, como casi todo en esta vida. Para mí, como verás en breve, las ventajas compensan por mucho a los problemas.

Las Cocoro son negras, tienen un corte bastante clásico y son súper cómodas y muy suavecitas. Si te gustan las braguitas ni tan grandes, ni tan minis, yo creo que te gustará su diseño. Y algo que para mí es muy importante: etán hechas en España. Hace poco me presentaron otra marca de Madrid que tenía buena pinta, pero al pedir detalles supe que las fabrican en China. Fuera.

Primero compré unas classic Vira, que es de sus primeros modelos y al tiempo incorporé una Cocoro Mesh Plus.  Deja que te cuente paso a paso las diferencias entre una y otra y  mi experiencia personal con cada una.

  • La Cocoro classic Vira es una braguita diseñada para un flujo moderado y de corte más bien bajo. El primer día las puse a prueba, usándolas un día de flujo abundante en el que no pensaba salir de casa. Tras 4 horas, el flujo traspasó la braguita y me manchó. Pero no fue una sorpresa, porque como he dicho, no es una braguita diseñada para ese día que estás a tope de sangrado.
    Desde entonces la he usado  “el día después”, cuando el flujo se reduce un poco, porque para mí, el primer día es el más intenso. Así,  jamás he vuelto a tener problemas y me encanta. Es casi como no llevar nada.
    Es una braguita de poliamida y elastano. El refuerzo del puente, que es el que la hace absorbente, tiene dos capas intermedias de poliéster, más una capa interior.
  • Cuando salieron las braguitas menstruales Mesh Plus, no las dejé pasar. Hablamos de una braga menstrual de doble absorción, diseñada para flujo abundante, que incluso puede ayudar en caso de pérdidas de  orina ligera.
    Se nota que es una braguita más absorbente desde que la tienes en tus manos. Es decir, la capa es más gruesa y se hace notar.  Tambien tiene una cintura más alta, y con una cinta de “mesh”, de malla, que le da un toque sexi.
    En cuanto a la absorción, para mí es perfecta. Creo que tengo una regla bastante normal en cuanto a cantidad y han aguantado con alegría. Incluso me he atrevido a irme a pasar un día de picnic con mis Cocoro y no ha ocurrido ningún accidente, aunque no era el día más fuerte de mi regla.
    Como ventaja añadida, la composición es mejor que la de las braguitas Vira: el tejido exterior, sintético de aquella, es sustituido en las Cococo Mesh Plus por algodón orgánico. Y hablamos de un certificado GOTS, que es sin dudas el certificado más confiable disponible hoy en el sector textil.
    La braguita en sí tiene un 7% de elastano, que le da la elasticidad, las capas intermedios son una mezcla de fibras naturales con poliéster y, finalmente, la capa absorbente es 100% algodón orgánico. Por lo tanto, es un producto mucho más sostenible en cuanto a materiales.

Pros y contras de las braguitas menstruales

Quiero que este artículo sea 100% sincero y claro, así que vamos a repasar cuáles son, desde mi muy personal punto de vista, las ventajas y desventajas de las braguitas menstruales, teniendo en cuenta que hablo de las Cocoro, que son las que yo conozco:

Ventajas

  • Son reutilizables: Y ya sabes, el futuro no es desechable. Una sola braguita menstrual bien cuidada sustituye unas 60 compresas desechables o tampones (que es el número de lavados que se calcula que resisten sin afectar su absorción). Y además, una vez pierden su capacidad de absorción, puedes seguir usándolas como braguita convencional.
  • Son prácticas: En una sola prenda tienes ropa interior y braguitas. Una cosa menos en qué pensar.
  • Son súper cómodas: Soy la fan número uno de las compresas reutilizables de tela pero las bragas menstruales tienen una gran ventaja: ¡no se mueven ni bailan en la ropa interior porque SON la ropa interior! Sobre todo en el caso de las Vira, es como no llevar nada. Cuando no me apetece llevar la copa menstrual, la braga es una buena alternativa para entrenar. Y si quiero usar la copa, las Cocoro me protegen de fugas.
  • Son muy absorbentes e hidrófugas: Es cierto que en el momento en el que baja la regla, sientes un poco la humedad pero no tarda nada en absorberse por completo y ya no te enteras más. Yo a veces limpio un poco la superficie con papel higiénico en el momento en el que siento la humedad.
  • Cero manchas y fáciles de lavar: Al ser de color negro, la sangre no deja ni rastro, y sin necesidad de restregar. Puedes ponerlas en la lavadora sin más y saldrán perfectas. Eso sí, hay que lavarlas con agua fría y con un detergente sin aceites vegetales ni perfumes.
  • Adiós irritaciones y rozaduras: Como el puente tiene una capa exterior de algodón (95% algodón en el caso de las Classic Vira y 100% algodón en las braguitas menstruales Mesh Plus), desaparecen las molestias en la piel y mucosas ocasionados por las compresas desechables, que son de materiales sintéticos y con muchos aditivos químicos.
  • No tienen PUL. Este es un polímero laminado usado en las compresas de tela para hacerlas impermeables. Aunque en las compresas que tenemos en Usar y Reusar el PUL nunca está en contacto con tu piel y es muy transpirable, siempre habrá mejor transpiración sin PUL.
  • No huelen: Cuando probé por primera vez la copa menstrual, hace ya unos 14 años, fue un shock notar cómo desaparecía el “típico olor a regla”. Es algo que al parecer tiene mucho que ver con la ausencia de aditivos, perfumes, etc. Con las compresas de tela también se nota esta ausencia de olor, sobre todo si no las usas por demasiadas horas. Pero con braguitas Cocoro están libres de olor durante más horas que las compresas.

Desventajas:

  • Tienes que desvestirte para cambiarte : Esto no es muy práctico ni agradable si estás en la calle. Es el primer inconveniente que les vi. Por eso te recomiendo usarlas primero en casa, medir así cuánto te van a aguantar y usarla cuando sepas que no te hará falta cambiarte. Yo, por si acaso, siempre me llevo igual unas braguitas y una compresa de tela de recambio. Me da nervios no tener alternativa, pero nunca me ha hecho falta.
  • No puedes lavarla con cualquier jabón: Soy amante del jabón de Marsella pero las Cocoro no pueden lavarse con ningún tipo de jabón hecho por saponificación de aceites vegetales, porque el tejido técnico pierde absorción. Hay que usar detergente para tejidos delicados o ropa de bebé. Como en casa ahora estamos usando para la lavadora el jabón que preparo con los copos de jabón vegetal, tuve que comprar un botecito de detergente a granel solo para ellas, y eso me obliga a lavarlas a mano. Lo bueno es que son increíblemente fáciles de lavar.
  • No son impermeables: Es la otra cara de la moneda de la ausencia de PUL. Esto quiere decir que, por muy hidrófugo que sea el tejido, si se sobrecargan de sangre, pueden acabar  traspasando (en cambio una compresa menstrual puede desbordarse hacia los lados por estar muy empapada pero nunca traspasará el tejido).
  • Tienen tejidos sintéticos: Mientras que todas las compresas que puedes encontrar en Usar y Reusar son de algodón orgánico, las bragas suelen tener más tejidos sintéticos. De cualquier modo, te recuerdo que las Mesh Plus tienen solo un 7% de elastano en el tejido externo y  una mezcla de fibras naturales y poliéster en la capa absorbente, pero el resto es de algodón ecológico.
  • Requieren una inversión mayor: Cuestan más que las compresas de tela y, desde luego, que la copa menstrual aunque ahorras en braguitas y, sobre todo, ¡no manchas tus braguitas preferidas!
  • Duran menos tiempo que otras alternativas reutilizables: Como he dicho, se calcula que puedes usar las Cocoro  durante 2 años sin que pierdan su absorción, mientras una copa menstrual puede durar hasta 10 años y yo tengo compresas de 5 años que funcionan perfectamente aún.

Conclusión

Amo las bragas menstruales. Con muchos matices, y sólo para algunos momentos del ciclo menstrual. Pero, sí, contra todo pronóstico, soy fan de las bragas menstruales.

Me da una sensación de… ¿“libertad”? Ya sé que esto parece una publicidad de tampax, pero no encuentro otra palabra. Hace unos años seguramente hubiera preferido usar la copa menstrual, que también es muy liberadora. Ahora prefiero usar la copa solo cuando es estrictamente necesario. Es decir, cuando voy a nadar y poco más.  De momento tengo solo dos braguitas y, cuando una está usada, estoy “apurando” para que se seque la otra.

Así que tengo que aumentar mi colección con, al menos, un par de braguitas más para ir bien.

Si tú también has usado bragas menstruales, ¡cuéntame cómo te ha ido con ellas! Y si tienes ganas de probarlas, te recuerdo que están disponibles en Usar y Reusar y si te suscribes a nuestra comunidad aquí recibirás un 5% de descuento para tu próxima compra en nuestra tienda además de un manual para una vida con menos residuos.

Además, si te cuesta escoger la alternativa reutilizable para la regla ideal para ti, puedes pasarte por este post en el que mezclo mi experiencia con las compresas de tela con las opiniones de otras usuarias, y por este otro, donde pongo en la lupa a la copa menstrual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *