ZD. Ropa interior de calidad hecha en España | Zero Defects

zero defects, ropa interior hecha en españa

Encontrar una marca de ropa interior de calidad, producida en España íntegramente -en este caso en Mataró, cerquita de Barcelona- , que apuesta por el uso de tejidos sostenibles y por las técnicas más artesanales, no es cosa muy sencilla.

Ya lo sabemos, la industria textil, como tantas otras, está cada vez más deslocalizada. Por eso me alegró descubrir a Zero Defects -ZD-, una marca que forma parte de una empresa familiar con cienvaños de historia de arraigo y tradición, que ha sabido adaptar su buen hacer a los nuevos tiempos.

Aunque en sus orígenes estaban especializados en la ropa interior masculina, hoy tienen una línea básica de ropa interior para mujer, desde luego también hecha en España, que incluye, por ejemplo, este body tan bello, que vale también como prenda exterior.

Ropa interior femenina hecha en España

He tenido ocasión de probar algunas piezas de ropa interior de ZD, y la verdad es que tienen unos tejidos de una calidad increíble. No se trata de una marca de ropa interior ecológica como tal, pero como verás en breve, la selección de los tejidos es uno de sus puntos fuertes, junto a su trayectoria y experiencia. A mí, personalmente, me cautivó su historia, tan vinculada a la de su ciudad, Mataró y a la misma historia de la industria textil en España. Las bragas altas y medias que hemos podido probar (la blonda y la clásica) son súper cómodas, con buen agarre, muy suaves y perfectas para usar con compresas reutilizables de tela.

Sin más preámbulos, doy paso la entrevista que hice en días pasados a Katy Muñoz, Gerente Comercial de Zero Defects, quien también forma parte de la historia de esta empresa familiar.


Cien años de historia

ZD es una marca con mucha trayectoria, y me gustaría comenzar esta entrevista hablando precisamente de vuestros orígenes.

Nuestra empresa, como bien indicas, tiene un gran recorrido en la confección de ropa interior. Empezó en el año 1920 y ya desde el inicio se constituyó como una empresa familiar.

Nuestra ciudad de Mataró, por aquellos años tenía 25.000 habitantes. Era ya importante por su industria y de forma muy destacada, por la del sector textil, con la especialidad del “tejido de género de punto”.

Este tejido está confeccionado con máquinas circulares, que por aquel entonces llamábamos mallosas. Son pequeñas máquinas de diferentes diámetros, cada uno de ellos se corresponde a una talla determinada de prenda. Su característica más importante es que el tejido de punto no es un tejido rígido como el tejido a la plana, sino que tiene elasticidad, por ser tejido mediante mallas, y por lo tanto era y es muy adecuado para poder confeccionar ropa interior, pijamas, calcetines, etc.

Una marca local con historia
Parte del equipo de la empresa en 1950

Entre 1960 y 1975, nuestra ciudad experimenta una fuerte crecida de población, debido a la inmigración desde otras ciudades de España, principalmente personas procedentes de Andalucía, Extremadura y Murcia, situándose a las 85.000 personas. Se debía, sobre todo, a la fuerte demanda de mano de obra para su industria textil.

Mataró se fue llenando de empresas que producían y confeccionaban con este tipo de tejido. Como consecuencia, a su alrededor florecieron las empresas de tintes y acabados, y también las de la confección. No había calle en Mataró que no tuviera un taller o una fábrica que se dedicara al tejido de género de Punto. En el año 1975 en nuestra calle teníamos cinco empresas textiles que fabricaban este tipo de producto.

Terxtil ZEDESA su inicio se creó como una empresa vertical, en el sentido de que hacíamos todo el proceso (tisaje, corte y confección y acabados finales). Empezó haciendo ropa para bebé (peleles, camisetas, ranitas, chambritas…), y más tarde incorporó la ropa interior de caballero (calzoncillos y camisetas). Pasaron los años y la empresa se fue modelando, reconvirtiendo y creciendo en el transcurso de todo este tiempo.

Nace Zero Defects

La marca “Zero Defects” nació en el año 1975. Todo empezó gracias al elastán, una materia prima de gran elasticidad, cuyo nombre comercial es la “Lycra”. Ahora existen muchas más marcas, pero entonces, prácticamente, solo existía esta. Se estaba buscando un tejido de punto para la ropa interior que tuviera una gran elasticidad. Tanta que imitara, en lo posible, la elasticidad de la piel humana. También que tuviera un gran poder de recuperación, de tal manera que la prenda nunca se deformada, adquiriendo siempre su forma original. En una palabra, lo que se estaba buscando era una prenda interior de caballero que se comportada como una segunda piel; acompañando al usuario en todos sus movimientos: sin desplazarse, sin notarse, dotando a la persona de una total libertad y comodidad.

Tras muchos ensayos, se consiguió el objetivo. Hemos de decir que fuimos, por aquel entonces, los pioneros de las prendas de ropa interior elastizadas. ¡Fue un éxito! Quien probaba estas prendas ya no podía prescindir de ellas, y es que no encontraba en el mercado nada que se le igualase.

Nuevos tiempos, nuevos retos

¿Y hoy en día? ¿Cómo ha cambiado esta realidad que nos cuentas?

Estamos en el año 2020. La población de Mataró ha crecido aún más. Ahora ya somos 130.000 habitantes, pero la industria textil ya no es la misma. La gran mayoría de empresas ya no están, son muy pocas las que queramos. Solo han sobrevivido aquellas que con su saber hacer y su profesionalidad, se han sabido adecuar a las variaciones de los mercados, a las fuertes crisis sufridas y a la innovación constante.

Ropa interior hecha en España masculina

En Zero Defects apostamos por continuar trabajando como lo hemos hecho desde nuestros inicios: buscando la excelencia de las materias y defendiendo la confección local y artesanal de ropa interior. Continuamos, a pesar de todas las dificultades vividas en el transcurso de todo este tiempo, como en el año 1920, pero aprovechándonos de las nuevas tecnologías y materias. Seguimos siendo una empresa familia, con la misma filosofía y fidelidad a nuestra marca y el mismo saber hacer. Continuamos ubicados en el mismo lugar, haciendo las mejores prendas interiores de caballero y ahora también de señora, con el mismo entusiasmo que nos caracteriza. Hacemos slips, braguitas, camisetas, pijamas y calcetines que continúan siendo una segunda piel, y garantizamos en cada una de ellas: la calidad, el confort y la durabilidad.

Ropa interior de calidad,
ética y local

Zero Defects. Es un nombre curioso y que muestra una gran seguridad en lo que hacéis. Háblame de ese nombre.

“Zero Defects”, como el nombre bien indica, quiere decir: “cero defectos”. Todo el mundo entiende lo que simboliza este nombre.

Efectivaente solo se puede utilizar cuando se está muy seguro de lo que se está haciendo. Y para que se de esta circunstancia hacen falta varios ingredientes que tendrán convivir todos juntos:

  1. Elegir las mejores materias que existen en el mercado.
  2. Un equipo humano de trabajo altamente preparado, cualificado y comprometido con lo que está haciendo.
  3. Controles de calidad exhaustivos en todas las materias y en todos los procesos productivos.
  4. Compromiso de todos nuestros colaboradores (tejeduría, tintes, diseño….) para hacer posible que todos nuestros parámetros se cumplan.

Cumpliendo estos puntos y con la total confianza puesta en nuestros proveedores, nuestro gran equipo humano de trabajo y nuestros colaborares, tenemos la plena seguridad de que las prendas que confeccionamos llegarán en las mejores condiciones a nuestros clientes y usuarios finales. Es por este motivo que todas nuestras prendas llevan un sello de calidad y este sello tiene un nombre: “Zero Defects”

También os definís como una marca artesana, de modo que vuestros trabajadores cumplen un papel muy importante en la empresa.

Es verdad, la forma de trabajar artesanal sigue siendo nuestro plato fuerte. Esto significa que nuestras prendas no pueden hacerse de forma deslocalizada ya que tanto la artesanía como la calidad se perderían, y esto no nos lo podemos permitir.

Nuestras prendas son realizadas íntegramente en nuestra fábrica. Nosotros tenemos nuestro propio taller de confección, con maquinaria adecuada y transformada para el tipo tejido y de prendas que realizamos. Nuestros trabajadores están altamente cualificados y motivados ¡su profesionalidad es extraordinaria! Hay muchas partes en la confección de nuestras prendas que deben realizarse manualmente; un ejemplo de ello es la de abrir todas las costuras a mano, una a una, para que estas queden completamente planas y no molesten a los usuarios.

Zero Defects. Moda ética y artesanal
Laura, corta a mano y Conchita, que lleva más de 40 años en la empresa, es la responsable de confección

Nuestros trabajadores gozan de un ambiente de trabajo muy bueno y la inmensa mayoría viven en la propia ciudad, con lo cual el impacto de sus desplazamientos es reducido. También se habla mucho de la conciliación familiar con el trabajo. En este sentido, ya hace unos quince años o más nuestros trabajadores hacen jornada continuada todo el año. Solo trabajan en el turno de la mañana, gozando de las tardes libres para evitar desplazamientos innecesarios y fomentar la conciliación familiar. Pero además, si alguien tiene que ausentarse por motivos personales, se le permite poder recuperar las horas de forma paulatina por las tardes. De esta manera el trabajador puede gozar de una jornada flexible cuando le es necesario.

Además cuidamos la climatización en los puestos de trabajo, y seguimos escrupulosamente los métodos de seguridad e higiene establecidos en el protocolo, para velar en todo el momento por el bienestar laboral de todos los trabajadores.

Hablemos ahora de materiales, ¿con qué tejidos trabajáis en ZD? ¿Podemos saber sobre su origen? También trabajáis con tejidos orgánicos, claro que una empresa con un siglo de historia, habrá vivido una transición hacia los tejidos ecológicos, que llegaron de la mano de nuevas tendencias, ¿Es así? ¿En qué momento decidisteis dar ese paso y qué os impulsó?

Trabajamos con las mejores materias nobles que existen en el mercado y todos nuestros proveedores tienen los certificados de calidad OEKO-TEX. No solos los proveedores de materias primas (algodón, modal, soja, elastán), sino también los proveedores de materias auxiliares (gomas cinturilla, hilos de coser, etiquetas..), los tejedores y los proveedores de tintes, acabados y estampados.

Vale la pena hablar de los materiales textiles, uno a uno.

La base de nuestras prendas es el algodón y la mejor semilla de algodón que existe es la gossypium barbarense. Solo se desarrolla en dos lugares del mundo: en una pequeña región al norte de Perú y en Egipto, en la ribera del Nilo. Gracias a su climatología muy especifica y a la fertilidad de su tierra, Egipto produce el mejor algodón del mundo, identificado por la denominación de GIZA.

Egipto produce solo el 0,13% de la producción mundial, pero su producto es muy apreciado y buscado porque tiene una fibra muy larga, un brillo excelente, una gran finura y mucha resistencia. Son muy pocos los que pueden acceder a él, pero desde siempre nos hemos nutrido de este algodón y lo compramos directamente de las factorías egipcias.

Así obtenemos tejidos son suaves, frescos, cómodos y elegantes.

También trabajamos con algodón orgánico, con certificado GOTS, que usa un proceso natural sin tratamientos químicos. En su cultivo se emplean fertilizantes orgánicos y la gestión del agua de regadío se gestiona de forma eficiente, gracias al crecimiento de materia orgánica en el suelo. No se utilizan ni pesticidas ni insecticidas para el control de las plagas. Las tinturas se hacen con tintes naturales. Es mucho más suave que el algodón común y la piel transpira mejor. Con el algodón orgánico, estamos contribuyendo con el bienestar de las personas y del planeta. Hay que tener en cuenta que la piel de nuestro cuerpo es un órgano muy poroso, que absorbe de forma fácil y rápida las sustancias que entran en contacto con ella. Las prendas realizadas con este tipo de algodón orgánico, que es hipoalergénico, causan menos problemas en la piel.

El elastán “Lycra” es lo que hace que nuestros tejidos sean tan elásticos y tengan un poder de recuperación a su forma habitual total. Se trata de un material que es capar de extenderse 600 veces su medida original.

Hace más de 10 años que trabajamos fibra de soja: es 100% ecológico, 100% reciclable y 100% biodegradable. Trabajamos con fibra de soja que no necesita fertilizantes para su desarrollo ni tampoco insecticidas ni pesticidas, por lo que no daña el medio ambiente

Ropa interior hecha en España para mujer, con tejido de soja
La línea con fibra de soja tiene una textura increíble (¡que te lo digo yo!)

También trabajamos el modal, que es una fibra muy ecológica, ya que crece por si sola. No se tiene que plantar ni regar puesto que se alimenta del agua de la lluvia. La fibra de modal que utilizamos utiliza la técnica “edelweiss” para su extracción. Esta técnica es muy respetuosa con el medio ambiente, ya que apenas consume agua ni energía, y no hay vertido de ningún producto químico.

El modal se obtiene poniendo en remojo la madera de la corteza de la haya en una solución de agua con ácido acético (el vinagre común es ácido acético). Esto descompone la corteza en una pulpa que servirá de base para la obtención de fibra mediante una disolución de sulfato de sodio más agua. Adeás, estas disoluciones son aprovechadas, una y otra vez, sin producirse ningún tipo de vertido. La fibra obtenida con este proceso, se convierte en hilo en la hilatura, y se puede utilizar este para realizar el tejido.

Trabajamos con una gran variedad de certificados, como por ejemplo: el GRS (Global Recycled Estándar), Cotton Africa, Global Organic, Bci (Batter Cotton Iniciative y Organic Content Standard, entre otros.

Dar el salto a estos tejidos debe haber sido un paso muy meditado, para una empresa tradicional

Al principio fuimos cautelosos para introducir este tipo de productos ya que el mercado no sabía valorarlos en su justa medida. También había muchos fraudes en este sentido, ya que no estaba controlado ni regulado. Se ofrecían productos con el nombre de ecológicos y no lo eran, pero su precio era mayor, por lo que los consumidores eran muy reacios a consumirlos.

Nosotros empezamos con la soja, porque era un material nuevo en el mercado. Hay poquísimas empresas que lo utilicen aun hoy, y supimos ver las virtudes que este tipo de fibra que nos podía proporcionar a nuestras prendas.

Con el algodón orgánico entramos más tarde, porque costó más a que la gente comprendiera la diferencia que había entre ambos.

Hoy, cada día, la gente se está concienciando más en los temas ecológicos y ahora, en este sentido, resulta más fácil

No puedo dejar de preguntarlo, porque estamos viviendo algo muy gordo ¿Cómo estáis viviendo la crisis del coronavirus? ¿Ha tenido un fuerte impacto en la empresa? ¿Os ha hecho replantearos algunos aspectos?

La crisis la estamos viviendo con preocupación sobre la situación económica, política y social en España. A día de hoy está teniendo un fuerte impacto en la empresa porque, al final, todo es una rueda. Si las tiendas están cerradas, nosotros no podemos fabricar ni vender. Pero en estas situaciones es más que nunca cuando se ve la calidad de tu equipo y, en este sentido, el equipo humano de ZD es un 10.

Desde aquí aprovecho para agradecer a todas las personas que forman parte de ZD su profesionalidad y por la forma en la que se han involucrado. La marca es lo que es gracias a ellas y esa fortaleza hace que uno afronte el futuro con esperanza y tranquilidad.

Al mismo tiempo igual de importante es la fortaleza de nuestra marca y lo que aportamos al mercado. Estamos convencidos de que somos únicos y también de la fidelidad de nuestros clientes, que así nos lo han demostrado durante tantos años.

El modelo de la moda actual, muy basado en el fast fashion, no funciona. Nosotros somos una empresa slow, local, sostenible y artesanal, en definitiva tenemos una marca honesta que funciona porque la calidad, funciona.

Esas palabras han sido tan bonitas que parece difícil añadir algo más, pero ¿algún consejo final para marcas jóvenes que están comenzando ahora?

Que sean fieles a sus principios y que luchen por conseguir sus objetivos.


Katy, mil gracias por una entrevista tan sentida, tan franca y con tanto amor por lo que hacéis. De verdad, ha sido un placer enorme tenerte en este espacio


Si quieres saber más sobre esta maravilla de ropa interior local, ética y de calidad, te recomiendo visitar la web de Zero Defects, seguir su cuenta de Instagram, y también seguirlos en Facebook, donde muestran su cara más humana.


Este post en producto de un intercambio con Zero Defects. Si lo ves publicado en La Ecocosmopolita es porque realmente me han convencido sus productos, su trayectoria y su historia. ¡Espero que lo hayas disfrutado!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *