¿Qué máscarilla reutilizable escoger y cómo usarla?

Cómo escoger una mascarilla reutilizable

Hace algunas semanas, yo, que ni tengo máquina de coser, hice mascarillas para mí y para mis hijas con una camiseta vieja. Les ponía una hoja de papel de cocina plegada a modo de filtro y yo tan contenta.

Luego comencé a escuchar hablar de otras opciones «de tiempos de guerra», como usar el filtro del café o el de la aspiradora, entre muchas otras cosas, para garantizar una mejor filtración. O, mejor aún, de filtros textiles de TNT (tejidos no tejidos) hechos de poliéster.

También aprendí que en todos los casos se trataba de materiales que tras lavarse, pierden capacidad de filtración. Interpreto que la pierden en forma de microfibras contaminantes, que se van a nuestros mares, pues el tejido pierde consistencia y densidad.

Lo cierto es que yo no quería ofrecer una alternativa desechable, menos si la mejor opción es sintética. Por eso me puse tan feliz cuando supe que Noemí, una amiga diseñadora, estaba haciendo mascarillas reutilizables con tejido homologado.

Fue ahí que comenzó mi verdadera inmersión en el mundo de las mascarillas reutilizables, ya que parece que, lamentablemente, nos tendremos que acostumbrar a ellas.

No tienes idea de todo lo que he leído para escribir este artículo. Y es que el tema tiene miga,, pero creo que he logrado resumirlo todo razonablemente bien y claro.

Para comenzar, te invito a ver este vídeo en el que resumimos muy brevemente lo más esencial (y si te gusta, a compartirlo).

Lo esencial sobre las mascarillas reutlizables

Por qué es importante usar mascarillas reutilizables (en lugar de desechables) y por qué la población general debe escoger mascarillas higiénicas

¿Es necesario utilizar mascarillas reutilizables?

Pues sí. Tal como explicamos en e l vídeo que acabas de ver, entre otras fuentes, en este descargable del Ministerio de sanidad nos indican que el uso de las mascarillas es obligatorio siempre que no podamos mantener una distancia de al menos dos metros cuando estemos en el transporte público, o en espacios, ya sean abiertos o cerrados, si no podemos mantener una distancia de al menos dos metros con otras personas.

Y así, hemos pasado de los días en los que no había mascarillas, a un punto en el que la cantidad de opciones resulta abrumadora.

¿Qué tipo de mascarilla escoger?

Por eso se ha generado mucha información oficial, que puedes encontrar concentrada en la web del Ministerio de Santidad sobre el uso de las mascarillas, además de otros temas relacionados con el Coronavirus. También se han creado normas a velocidad express, para regular un poco todo que se nos ha venido encima de un día para el otro. Puedes encontrar toda la información sobre la confección de mascarillas en la web del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

La documentación está muy bien explicada pero es extensa y puede resultar confusa para no iniciadas como yo. Sin embargo, después de mucho leer, creo que he podido aclarar algunas cosas básicas y aprovecho esta palestra para compartir una traducción a «humano», para quien no tiene tiempo de leer páginas y páginas.

Definitivamente, lo primero es entender qué tipo de mascarilla necesitamos. ¡Porque hay demasiada información contradictoria en las redes!

Para ello tiraré sobre todo de lo que nos explican en la web del Ministerio de Sanidad, de donde he extraído este gráfico:

Qué mascarilla debo comprar para protegerme del COVID-19?
500Fuente. Guía ¿Qué debes tener en cuentaal comprar una mascarilla? Ministerio de Consumo.

Ya lo has visto. Si eres una persona sana (o presuntamente sana), necesitas una mascarilla higiénica, que es la más sencilla de las tres. Pero no es cualquier mascarilla: nos proporcionan algunos datos para asegurarnos que la protección es la adecuada.

Sinceramente, en un escenario perfecto todas las personas llevaríamos máxima protección. Pero es que en «cuatro días» el consumo de las mascarillas, en general, se ha multiplicado a niveles inesperados, y simplemente en el mundo no hay mascarillas de máxima protección para toda la humanidad.

Las mascarillas quirúrgicas y EPI requieren materiales, laboratorios y equipos escasos. Sólo se producen en contadas fábricas. Por eso es importante reservarlas para las personas que realmente las necesitan y, si somos personas presuntamente saludables que no estamos en contacto con personas enfermas, debemos utilizar las mascarillas higiénicas y ya está.

Como, ademas, somos personas con conciencia del impacto ambiental que tienen todos nuestros actos, que sufrimos cuando nos encontramos basura a nuestro paso y que queremos vivir de la forma más responsable, debemos escoger siempre mascarillas reutilizables, además de higiénicas.

Mascarilla reutilizable hecha en Barcelona de diseño

¿Qué es una mascarilla higiénica reutilizable?

Al comienzo tampoco había mascarillas higiénicas para cubrir nuestra demanda actual, ni de lejos. Por eso las vimos agotarse en todas partes.

Y por eso mismo, se hizo un esfuerzo importante por crear una norma que regula la producción de las mascarillas higiénicas reutilizables, la UNE 0065-2020, que recién fue parida en abril de este año.

La idea es que cualquier persona con conocimientos y máquina de coser pudiera confeccionar mascarillas con una garantía de protección razonable, siguiendo unas instrucciones más o menos sencillas. Esa y no otra es la razón principal por la que hace solo pocas semanas las autoridades no aconsejaban el uso de mascarillas y ahora sí. ¡Es que no podían recomendarnos el uso de un producto escaso, que se había agotado casi en el mundo entero, y que no había muchos talleres que supieran producir correctamente!

Gracias a la norma UNE 00065, las mascarillas higiénicas se han hecho mucho más accesibles y, de hecho, su confección está ayudando por un lado, a proteger a la población general y, por el otro, a salvar a pequeños talleres de confección de la crisis.

Qué nos dice la UNE 0065-2020

De todo lo que indica la UNE 00065, lo más importante está en el capítulo 4, la descripción.

Aquí se indica que, además de cubrir de la nariz a la barbilla, la mascarilla reutilizable higiénica debe estar confeccionada con un material filtrante adecuado, que permita la respiración, que sea lavable y, desde luego, que no presente ningún efecto adverso conocido.

Luego nos da unas condiciones mínimas para el material, de forma que se pueda garantizar que realmente cumplen su función:

  • Que el tejido debe tener una capacidad de filtración bacteriana (BFE), mayor o igual al 90%.*
  • Que la respirabilidad del tejido debe ser menor al 60 Pa/CM2

*Sí, el coronavirus es un virus y no una bacteria, pero este es un estándar que ya nos permite un nivel de protección razonable y es más fácil de medir que la filtración de partículas.

La otra condición importante es que este material filtrante debe poder mantener estas condiciones durante al menos 5 lavados. Si no, no podemos hablar de una mascarilla reutilizable.

Por eso, el tejido debe ser sometido a dos tests: uno cuando está nuevo y otro después de que ha sido lavado un número determinado de veces. Así, el fabricante del tejido puede garantizar que las características mínimas se mantienen en las condiciones del análisis

Algo a tener en cuenta es que no se lava y se testea el tejido infinitas veces. Cuando nos dicen que un tejido aguanta 10 lavados, quieren decir que ese es el número de lavados que se ha usado para el test, pero no necesariamente que después del lavado 11 no cumple los requisitos de la UNE 0065. Probablemente no se ha testado para más lavados (y muchos fabricantes se conforman, porque el mínimo es 10).

Por otra parte, tampoco quiere decir que, tras superar el número máximo de lavados recomendados, la protección caiga a cero. Simplemente quiere decir que ya no se puede garantizar esa protección recomendada, pues seguramente haya disminuido. Pero siempre será mejor que no usar mascarilla o que hacer una con una camiseta vieja, como hice yo cuando no encontraba por ningún lugar una alternativa mejor.

Que no te vendan la moto (y tampoco lo pidas tú)

Muchas personas y entidades nos hemos visto haciendo, vendiendo o comprando mascarillas, o materiales para mascarillas, de la noche a la mañana. Estamos aprendiendo todas y todos, (yo la primera) y la mayoría ya hemos metido la pata en algún punto de la información, por puro desconocimiento.

Pero hay algo que debemos tener claro: no pidamos a un taller artesano una mascarilla «equivalente a FFP1, FFP2» ni un EPI. Y que no nos creamos sin más si cualquier pequeño taller nos lo ofrece, aunque tal vez lo haga con la mejor intención.

No existen mascarillas «equivalentes a FFP1, a FFP2 o a FFP3» artesanas.

Como hemos dicho, existen, por un lado, mascarillas higiénicas que, por este estado de excepción, pueden considerarse como tales siempre que el tejido haya sido testeado por su proveedor.

Luego, como ya he dicho, existen las mascarillas quirúrgicas y EPIS (dentro de las cuales están las FFP1, FFP2 y FFP3). Entre muchas otras cosas, para la fabricación de estas últimas es necesario un local de unos 500m2, máquinas específicas o máquinas troqueladoras, máquinas de plegado, un sistema de control interno. Es complicado y es caro. Requieren un proceso de control interno muy riguroso, y además un complejo proceso de verificación externo, que pueden hacer unos determinados laboratorios .

Por eso, insisto, nos recomiendan (y piden) a la población general que usemos mascarillas higiénicas.

Ninguna mascarilla te garantizará una seguridad absoluta

Las mascarillas higiénicas son un complemento que refuerza la efectividad de las medidas de distanciamiento e higiene, para reducir aún más el riesgo de contagio. Pero hay que recordar que de ninguna manera los sustituyen. Huyamos pues de la falsa sensación de seguridad que pueden darnos las mascarillas y mantengamos las precauciones necesarias. Es importante que no bajemos la guardia en estas fases de desconfinamiento.

Nota sobre las mascarillas con filtro extraíble

Como ya he dicho, se ha hablado mucho sobre los filtros para mascarillas. porque hasta hace nada, era la única forma de que algo como mi mascarilla de camiseta vieja tuviera alguna protección.

De hecho, ahora se pueden encontrar muchos filtros que pueden hacer que tu mascarilla sea más efectiva, pero siempre son desechables. No son una opción de usar y reusar y no solucionan el problema de los residuos.

Pero me preguntais muchísimo por los filtros. Aclaro, las mascarillas higiénicas, es decir, aquellas confeccionadas con tejidos homologados según la norma 0064, no necesitan usar ningún filtro porque ese tejido ya tiene las propiedades filtrantes necesarias.

¿Puedo hacerme una mascarilla «homologada» en casa?

¡Casi que sí! Gracias a la Norma 0065 sobre mascarillas higiénicas para adultos y niños, puedes hacer tu propia mascarilla higiénica en casa. Los dos puntos fundamentales son el material, que ya he explicado, y el diseño.

El ministerio ha preparado una lista de tejidos previamente testeados para su uso en mascarillas higiénicas. De todas formas, puedes contactar a tus proveedores de tejidos de confianza y consultar si cuentan con otros tejidos homologados. Se han certificado tejidos de naturaleza muy variada después de la publicación de este documento, incluidos tejidos de algodón. Así te asegurarás de que tu mascarilla tiene una filtración aceptable.

Averigua el número de lavados garantizados para ese tejido y escoge uno que tenga larga durabilidad. Así sabrás cuándo debes comenzar a pensar en hacerte otra mascarilla.

Luego, escoge un diseño sencillo, y triunfarás. En la misma UNE 0065 para la confección de mascarillas reutilizables encontrarás, en el apartado 7, un detallado método de confección.

Cómo usar tu mascarilla reutilizable

La recomendación oficial es no usar la macarilla durante más de 4 horas seguidas y lavar después de cada uso. Además, debes sustituirla si se humedece.

Luego, muy importante: usa esa mascarilla como si tú fueras una persona contagiada por Covid-19, que quiere evitar que contagiar a otras personas:

  • Manos limpias antes e inmediatamente después de ponértela.
  • No toques más que las gomas de tu mascarilla reutilizable al colocártela.
  • No la toques más una vez esté colocada (o lávate las manos si no puedes evitarlo).
  • Si te quitas la mascarilla, trátala como un material contaminado de COVID-19 y piensa en dónde la dejas.
  • Después de quitarte la mascarilla, no deberías volver a ponértela sin lavarla y hasta que totalmente seca.

Cómo lavar tu mascarilla reutilizable

Aunque cada fabricante puede proporcionar instrucciones de lavado específicas para cada tejido, la recomendación general es lavar a 60ºC con detergente normal.

También nos hacen otras advertencias, que incluyen:

  • Después de lavarla, debes esperar a que la mascarilla esté completamente seca antes de volver a utilizarla.
  • Limpiarla en el microondas no es una opción. No está demostrado que sirva para higienizar tu mascarilla reutilizable.
  • No vale tampoco darle la vuelta y ponértela del revés para alargar su uso sin lavarla (sí, sí, hay gente que lo hace).
  • No se recomienda usar la mascarilla reutilizable por más de 4 horas, por cuestiones de comodidad y de higiene.
  • Si la mascarilla se humedece, debes sustituirla por una mascarilla limpia

Yo, realmente, las lavo a mano. Sabemos que el jabón destruye la membrana que recubre el virus (me encanta la explicación de cómo afecta el jabón a virus y otros patógenos), y por eso utilizo abundante jabón, enjuago con agua bastante caliente y dejo secar.

Se sabe que el levado en lavadora degrada mucho más rápido los tejidos. Ahora, esto lo dejo a tu criterio. Que no se diga que yo estoy pidiéndote que no sigas las recomendaciones oficiales.

Las mascarillas pueden ser de diseño, éticas y locales

Cuando vi que talleres con los que colaboramos desde hace mucho comenzaban a producir mascarillas reutilizables de diseño, con tejidos homologados, me puse a dar saltos de alegría. De hecho, me alegré en muchos sentidos. Para empezar, sabía que lanzarse a producir mascarillas les ayudaría a mantener sus pequeños proyectos. Ten en cuenta que la industria de la moda sostenible está en una situación especialmente complicada. Y por otra parte, porque sabía que desde Usar y Reusar podríamos darles un buen empujón, porque nosotras tenemos canales de venta online más potentes, que es a lo que nos dedicamos.

Por último pero no por eso menos importante, ayudar a combatir los residuos producidos no podría estar más alineado con la filosofía de nuestra tienda online residuo cero Usar y Reusar. Nos alegra un montón poder aportar algo en medio de esta crisis tan brutal que estamos viviendo, porque nos permite ayudar a las personas a protegerse y, al mismo tiempo, a reducir el impacto ambiental del coronavirus.

Por otra parte, lo confieso. No es cuestión de ser la más fashion de la frutería, pero a mí me «enfermaba» la idea de ir con una mascarilla de hospital por la vida. Que ya bastante tengo con el confinamiento, las ganas de abrazar a los amigos y la familia, y la incertidumbre por el futuro.

Cuando tengo que salir, y cojo una de las mascarillas reutilizables de diseño que tenemos ahora en Usar y Reusar, el golpe de realidad es menos fuerte y me roba menos la alegría del paseo. Que, sea lo que sea, quedan demasiados días de coronavirus como para ir con cara de hospital todo el día

Total, que en Usar y Reusar ahora mismo podemos encontrar distintas propuestas de mascarillas reutilizables, de diseño, éticas, con filtro de tejido homologado y hechas en Barcelona. Hechas con cariño, para ayudarnos a cuidarnos y cuidar a las personas, a apoyar a la pequeña empresa local y a reducir residuos.

Como se trata de productos confeccionados por pequeños talleres, de momento las mascarillas, como producto acabado, no están certificadas. Pero las tres utilizan un tejido que garantiza una filtración segura (según certificado de ITEL en los tres casos) y por lo tanto son productos en los que podemos confiar, de acuerdo a norma que regula la confección de mascarillas reutilizables, UNE 0065-2020.

Una reflexión final: me da igual si las compras en en nuestra cooperativa o en cualquier otro lado: ten presente a la hora de buscar tu mascarilla reutilizable, además de su seguridad, el impacto positivo que pueden tener en esta crisis económica que vivimos.

2 comentarios de “¿Qué máscarilla reutilizable escoger y cómo usarla?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *