5 razones para movernos por el planeta en este 2017

De hola Eco, Con Lou (Slow Lou) y Sònia (SoGoodSoCute)

Me gustan los finales de los ciclos, sobre todo porque sabemos que después comienza una nueva etapa, que se abre ante nosotros como una oportunidad de crecer y trascender por nuevos caminos. Y por eso mismo he querido, aprovechando que al 2016 le quedan pocos días, hacer un repaso de las ideas que trabajamos en el Encuentro por el planeta que organizamos conjuntamente Hola Eco y 350 BCN la semana pasada, y que fue pequeñito pero totalmente inspirador (Wallbricks hizo un buen resumen en este post). Porque el resultado ha sido un puñado de razones para movernos por el planeta, desde diversas perspectivas, que vienen como anillo al dedo ahora que se acerca el fin del año.

1. Seres humanos sanos y en equilibrio para un planeta sano y en equilibrio

Yo creo que si queremos realmente movernos e impulsar un cambio, tenemos que partir, primero que nada, de un verdadera motivación positiva, que nos dé impulso desde la mejor parte de nosotros. Por eso fue perfecto abrir con Lou Pérez, colega de Hola Eco y la persona que está detrás del blog Slow Lou, quien nos invitó a trabajar en una nueva mirada hacia nosotros mismos y, al mismo tiempo, hacia el prójimo. Porque no podemos querer tener un impacto positivo en el entorno si vamos por el mundo juzgando a los demás antes de revisar nuestros propios actos.

Mientras los humanos seamos los responsables de la mayoría de cambios significativos en el entorno, un planeta sano y en equilibrio dependerá de unos seres humanos sanos y en equilibrio. Las motivaciones de generosidad, agradecimiento, entrega y unidad son fuertes pilares para construir una sociedad basada en el respeto por nuestros compañeros de viaje y por el planeta. La introspección y la paciencia son herramientas perfectas para poder actuar en el mundo físico desde el amor y la construcción, generando el menor impacto negativo posible. Cualquier acción comienza con una motivación, cualquier motivación se gesta desde una creencia. El trabajo mental de autoanálisis y compasión, que facilitan prácticas como la meditación, deberían ser imprescindibles, tanto como comer y dormir.

2. Cada vez que consumes, apuesta por un proyecto

Yo me propuse hablar de uno de mis temas preferidos: el consumo. Y es uno de mis preferidos porque tiene implicaciones en todos los mayores problemas a los que nos enfrentamos como humanidad (cambio climático, contaminación, biodiversidad, explotación laboral…). Y como es un tema amplio como pocos, necesitaba un eje. Para ello escogí 7 erres, inspiradas en las famosas 3 erres de la ecología y también en las 5 erres de Bea Johnson (de las que nos habló Mariana de Cualquier Cosita es Cariño en este post), pero reinterpretadas a mi gusto hasta llegar a 7.

  • Reflexiona. Siempre y ante todo, y tendrás ganado el resto.
  • Rechaza. Lo superfluo, lo que no necesitas, los excesos.
  • Reduce. Aprovechando que estamos en Navidad, reduce los regalos de cosas y regala más experi(ncias y momentos.  Reduce en químicos, en empaques y siempre que puedas, comparte.
  • Reutiliza. Da la espalda a los productos desechables y cámbialos por hermosos reutilizables (botellas, pajitas, tazas y bolsas, productos de higiene íntima femenina,  pañales…).
  • Repara siempre que puedas y plántale cara a  la obsolescencia programada.
  • Recicla: no cada vez más, sino cada vez menos, y prueba a hacerlo de una forma creativa y artesanal, siguiendo los súper tutoriales de Marta Barberà en 2nd Funniest Thing.
  • Reclama, reacciona, responde. Involúcrate en alguna lucha con la que te sientas identificado, ya sea desde un blog, desde el activismo, desde alguna asociación o con participación política. Sal de tu zona de confort y da un paso más allá. Tus gestos individuales suman, pero sólo cuando logres dar un paso más allá de tu entorno inmediato, podrás ser un multiplicador de cambios.

Y finalmente, cuando hayas llegado al final de la lista, vuelve al comienzo, vuelve a reflexionar. 🙂

3. Podemos cambiar nuestra relación con la energía, para reducir nuestro impacto ecológico y social

Lourdes Berdié llegó a 350 BCN con un largo recorrido de muchas luchas, que sigue sumando sin  parar. Desde la Xarxa per la sobiranía Energètica lleva tiempo ayudando a crear conciencia sobre los cambios en materia de energía que están en nuestras manos y sobre aquellos más profundos que no podemos combatir simplemente desde nuestro consumo doméstico. Y nos ha resumido así sus palabras:

Lourdes Berdié, de XSE y 350 BCN,
Lourdes Berdié, de XSE y 350 BCN,

Hay muchos cambios que están a nuestro alcance para reducir el impacto energético y la huella de carbono de nuestras vidas. Desde cambiar las bombillas incandescentes por LED, o desconectar los equipos que se quedan en stand-by cuando no los estamos utilizando, hasta comprar electrodomésticos de alta eficiencia energética (A+++). Desde aislar térmicamente nuestros hogares o hacer una rehabilitación energética del edificio en el que vivimos, hasta instalarnos placas termosolares para calentar el agua. Podemos fácilmente cambiar a una comercializadora de electricidad de origen 100% renovable. O podemos reducir nuestro impacto en transporte viajando a pie o en transporte público y reducir al mínimo nuestros desplazamientos en avión (que son la forma de transporte que consume mayor cantidad de energía). Podemos apostar por consumo local, escogiendo ropa, alimentos y productos en general de Km 0.

Pero debemos saber que la transición hacia un modelo de energías renovables, de pequeña escala y en manos de ciudadanos, está siendo obstaculizada por las grandes empresas que controlan el modelo actual, centralizado, fósil e injusto social y ambientalmente. El control de las redes de distribución eléctrica y las dificultades al autoconsumo de renovables hacen temer que la transición a las renovables se realice de espaldas a la ciudadanía, malogrando su potencial de transformación energética, social y ambiental. Por eso es necesario cuestionar el modelo de economía global que nos hace ver el planeta como un gran supermercado e incluir a la justicia social y ambiental en las normas y marcos de convivencia, y por esto trabajamos desde la Xarxa per la sobirania energètica.

4. Mantén la confianza y apoya los cambios

Toni Ribas es un ecologista que, después de muchos años de activismo, decidió pasarse a la militancia política con Equo, un “partido verde” cuyo nombre viene de las palabras ecología y equidad. Hemos pensado que sería interesante sumar una perspectiva política, y estuvo interesante escucharlo hablar sobre los principales retos en términos de ecología a los que se enfrenta Barcelona y la forma en la que la administración actual los enfrenta. Su conclusión es esperanzadora y, de nuevo, nos invita a participar para hacer la diferencia. Al preguntarle cuál es para él el mensaje más importante de su ponencia, lo ha expresado así:

No hay que perder del todo la esperanza ni la confianza en la política. Desde las administraciones se pueden hacer políticas destinadas al bien común y tomando como prioridades la salud, la democratización de los servicios públicos y el mundo que vamos a dejar a generaciones futuras. Se pueden tomar medidas de espaldas a los lobbies y de cara a la ciudadanía, pero requieren de una voluntad de aceptar y apoyar esos cambios.

Toni Ribas, de Equo - Barcelona en Comú, y también 350 BCN
Toni Ribas, de Equo – Barcelona en Comú, y también 350 BCN

5. Viste de forma sostenible y lograrás mucho

¡Qué placer escuchar a Sònia Flotats de SoGoodSoCute hablar de moda sostenible! Porque a veces nos puede parecer que lograrlo es una cuestión complicada, costosa y lejana, pero con solo escucharla nos damos cuesta de que el esfuerzo puede ser muy poco, y la ganancia enorme. Y nos resume su intervención:

Aunque muchas personas no sean consciente de ello, la industria de la moda es una de las más incidencia económica, social y ambiental tiene sobre el planeta y, precisamente por ello, si nos preocupa el mundo en el que vivimos, una manera muy estratégica de protegerlo es teniendo en cuenta qué vestimos. Intercambiando ropa con amigos y familiares, comprando en tiendas de segunda mano y dando una oportunidad a los diseñadores locales y marcas de moda ecológica, estaremos haciendo mucho por el planeta.
Cinco visiones y cinco reflexiones con un mismo objetivo, que no es más que ayudarnos a encontrar un camino hacia una vida más sostenible. Siempre desde una premisa: hay tantos caminos como individuos, e incluso más. Porque el camino que te sirve hoy, no tiene que ser el mismo que te motivará mañana. Lo importante es encontrar los argumentos que te ayudan a avanzar en la dirección correcta.
¡Feliz año nuevo!!!
(Visited 251 times, 1 visits today)

Un comentario de “5 razones para movernos por el planeta en este 2017

  1. Pingback: Mi (principal) propósito para este 2017: el aquí y el ahora - soGOODsoCUTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *