¿La vida zero waste · residuo cero está de moda?

zero waste residuo cero

Al menos eso dice el Huffington Post, que ha dedicado un post al zero waste hace pocos  días y, ¡sí! ha recomendado entre los blogs de referencia a La Ecocosmopolita, lo que me ha dado una gran alegría. Pero ¿realmente está de moda la vida zero waste? Para averiguarlo, veamos primero qué es eso de la vida residuo cero y reflexionemos sobre todo esto…


La moda zero waste o residuo cero. Huffington Post


Mi vida imperfecta no es “zero waste”, pero ese es mi horizonte

Desde que nació La Ecocosmopolita, mucho antes de escuchar hablar de esto del zero waste como lifestyle (“qué molón que suena”), he estado reduciendo mis compras superfluas (y nunca fui consumista), cambiando hábitos y disminuyendo los residuos de mi casa. He escrito una especie de cuento sobre toda la basura que podemos llegar a producir en un día, he hablado sobre desperdicio alimentario, sobre hábitos que pueden reducir tu cuota de basura, sobre el minúsculo cubo de basura de Mariana o sobre la vida casi sin plástico de Patri y Fer entre muchas otras cosas. Más recientemente hicimos un enorme post recopilatorio con los mejores consejos de algunos de mis bloggers preferidos para una vida zero waste.

Sin dudas, para mí todo esto es mucho más que una moda, y me ha encantado saber que el Huffington Post me mencionaba en su artículo pero, aprovecho para recordártelo, mi adorada vida es sumamente imperfecta. Mi casa no está libre de residuos, mi basura no cabe en un bote de conservas, y no sé si lo conseguiré algún día, pero -eso sí- intento esforzarme cada día por acercarme un poco más a esto. A ver si este post te inspira a hacer otro tanto.

Pajitas reutilizables de acero inoxidable

 

¿Zero qué?

No es cosa nueva esto del residuo cero y puede significar muchas cosas. Para el Zero Waste Institute, se trata de una filosofía fundamentada en el diseño inteligente en el que el residuo no llega a producirse. Aclaran que no es un movimiento social o un estilo de vida -esfuerzos que ellos descartan por considerarlos poco efectivos (que manera de subestimar el poder del ciudadano).

En el artículo A world without waste (Un mundo sin residuos, 2007), la autora habla de un movimiento llamado Zero Waste que se  imagina un futuro en el que todo es un recurso renovable. Un movimiento que nace en altas esferas, liderado por ciudades y empresas (incluyendo a monstruos como Wal-Mart, Nike o Toyota con mucho tufillo a greenwashing) que buscan redefinir el concepto de basura y aplicar estrategias de economía circular para minimizar el impacto medioambiental y lograr mayor rendimiento económico.

La economía circular según Mud Jeans
La economía circular según Mud Jeans

En realidad, más allá de grandes empresas y municipios, cada vez son más las pequeñas empresas que apuestan de forma sincera por lograr reducir sus residuos a cero (como los Mud Jeans, de quien te hablé hace poco).

Y cada vez somos más las personas de a pie que nos negamos a producir el kilo de basura diario que nos adjudican las estadísticas. Se trata, en este caso, del compromiso diario de revisar los hábitos propios, uno a uno, y aplicar todas las R posibles: reflexionar, rechazar, reutilizar, reparar, reducir, reclamar (¿quién da más?) y, sólo después de pasar por todas estas, reciclar. Como bien dice Ben Johnson, de quien te hablaré en un momento, no se trata de reciclar más, sino de reciclar mucho menos y mejor.

Y tampoco se trata sólo de reducir los residuos de tu casa, sino de ser el ciudadano que queremos para este mundo, decir a los comercios que no estamos dispuestos a comprar productos cargados de plástico y apoyar a los pequeños negocios que nos ofrecen alternativas acordes con nuestra filosofía de vida. ¿Quieres más ideas de cómo lograrlo? En este post reuní los mejores consejos de muchos ecobloggers para una vida zero waste.

¿De verdad está de moda la vida sin residuos?

Mientras sigo encontrándome con amigos que pasan de reciclar “porque tienen que caminar un par de calles más allá”, “no tienen espacio suficiente” y otras excusas, cada vez veo más personas sensibilizadas con el medio ambiente y, en particular, con el tema de los residuos. El titular del artículo de Huffington Post me confirmó la sensación de que aquí está pasando algo porque, aunque lentamente, cada vez se escuchan más noticias que hablan de esta tendencia. Las protagonistas suelen ser grandes ecobloggers.

Zero Waste Bloggers, las nuevas heroínas

Si alguien tiene que ver con esto de zero waste · residuo cero gane peso y espacio tanto en nuestras vidas como en lo mediático,  esa es Bea Johnson, de Zero Waste Home.  Bea causa furor en las redes sociales: tiene más de 79.800 seguidores en Facebook y 54.000 en Instagram.

Personalmente, me encanta  porque con ella me puedo identificar (a pesar de sus zapatos con tacón de aguja, que explica que compró de segunda mano por sólo 5 €). Y es que Bea tiene 42 años, trabaja a tiempo completo, tiene pareja y dos hijos. Y me inspira saber que la basura generada por su familia en el último año no es más grande que mis dos puños. De origen francés,  vive en California y explica que después de haber probado algunas cosas tal vez extremas -como preparar en casa más de lo que tenía tiempo de preparar- o cosas que no le funcionaban –como lavarse el pelo con el método no-poo– consiguió el equilibrio simplemente buscando alternativas libres de residuos a aquellos productos que no se veía con el corazón de preparar ella misma. Su secreto es, sobre todo, reducir al máximo, vivir con lo mínimo necesario y comprar siempre productos reutilizables, a granel o de segunda mano (mucho más económico y sostenible). La principal ventaja de esta”simplicidad voluntaria” es que al tener pocas posesiones, puede invertir tiempo y dinero en vivir experiencias a plenitud.  Te dejo esta linda entrevista que le hizo Cualquier cosita es cariño, y su conferencia en Ted Talks para que te inspire. Yo creo que voy a ver el vídeo una vez a la semana, porque es un chorro de motivación.

 

Pero esto del zero waste · residuo cero no es un movimiento sólo madres ni mucho menos. Hoy no debe haber quien no haya leído sobre  “la chica que ha vivido dos años en Nueva York sin producir basura”, Lauren Singer de Trash is for Tossers. Más de 74600 seguidores en Facebook y 74800 en Instagram. Gracias a bloggers más jóvenes como Lauren,  The Guardian dedicó un artículo a “las millennials que pueden guardar sus residuos de un año en un frasco de vidrio“.

La basura de una zero waste blogger-residuo cero
La basura de un año de Bea Johnson (después de aplicar todas las R)

Podríamos hablar de muchas otras bloggers especializadas en la vida residuo cero, pero da para tanto que lo dejamos para otro post. De momento, si quieres conseguir referentes a montón, sólo tienes que entrar a Instagram y hacer una búsqueda de perfiles para el hashtag #zerowaste. Tendrás un repertorio inagotable de perfiles de instagramers que están haciendo sus mejores esfuerzos por reducir la basura que producen sus casas y, dentro de ellos, infinidad de consejos, ideas y tips en forma de imagen, porque ya sabes, una imagen vale más que mil palabras.

El aliado perfecto: las tiendas a granel

Las tiendas a granel son el templo de quienes buscamos minimizar el impacto ecológico de nuestras vidas -incluidas las zero-waste-bloggers- porque  permiten, con un poco de organización, salir de la tienda sólo con alimentos, liberándonos de un montón de empaques. Para hacer más fácil esta liberación, en la tienda de La Ecocosmopolita, Usar y Reusar, tenemos las bolsas a granel más bonitas, sostenibles y éticas del mundo mundial).

Nuestras bolsas de tela para comprar a granel en modo zero waste, las reinas de Usar y Reusar

Lo mejor es que las tiendas a granel están aún más de moda que las bloggers zero waste. Soy consciente de que esto pondrá de los nervios a algunas, porque tampoco se puede decir que sea así en todas partes del mundo, y ni siquiera de Europa, pero desde luego, es una tendencia en alza en muchas ciudades.

En casa, para comprar a granel antes teníamos que coger el carro de la compra o la cargobike y hacer el viaje hasta el centro para ir a Renobell, una tienda preciosa que está en pie desde 1945. Además teníamos que ir dispuestos a gastar mucho dinero y cargar a tope, porque entre el viaje, la cantidad de gente que había comprando, nos tardábamos medio día en esto y no era cosa que pudiéramos hacer cada semana. ¡Hasta nos organizábamos con amigos para aprovechar el viaje!

En contraste, actualmente en mi propio barrio hay cuatro tiendas para comprar granos, hierbas y otros alimentos a granel (si no me dejo ninguna), además de tres tiendas donde comprar productos de higiene para el hogar y cosmética, también a granel. La más antigua de estas tiendas tiene menos de tres años, si no me equivoco.

detergentes zero waste - sin residuos
Mariló, detergentes a granel en el Clot

Yo no sé qué opinas tú después de leer este artículo, pero yo creo que definitivamente la vida zero waste · sin residuos está ganando cada vez más adeptos. Llámalo moda o ponle el nombre que quieras. A algunos les sonará ofensivo que se diga que se trata de una moda, a otros les cabrea la dosis de postureo, pero yo prefiero celebrarlo con la esperanza de que la búsqueda de una vida residuo cero se convierta en tendencia que llegó para quedarse. Desde luego, ya para muchos es una forma de vida. Y como bien dicen las amigas de Hervidero de ideas, lo mismo da que sea por ecopostureo, o que simplemente comiences por donde te sientas más cómoda, lo importante es que no pierdas el norte y avances en la dirección correcta.

 

 

(Visited 1.095 times, 1 visits today)

11 comentarios de “¿La vida zero waste · residuo cero está de moda?

    • Yve Ramírez dice:

      ¡Hola Ainara! La bolsa de malla es de Arnica Montana Cosmética (tienen tienda online) y los bocadillos en la foto están simplemente envueltos en una servilleta de tela que anudo por las puntas 🙂 Luego tengo una colección infinita de bolsas de tela para lo que se pueda, jeje. ¡Un abrazo!

  1. dafnu dice:

    Totalmente de acuerdo Yve!
    No me parece que el hecho de escuchar hablar mucho de algo lo transforme en una moda, porque una moda significa que es algo que va a pasar, y me parece que en todo caso es una noticia llamativa, que hace ruido y ¡que mejor! (ladran sancho, señal que cabalgamos)
    Estoy en la misma vida imperfecta pero con el mismo horizonte y ojalá contagiemos gente en el camino!
    El que reduce su basura nunca va a volver a atrás, es un camino sin retorno, asique aunque deje de salir en las noticias, no va a ser moda 🙂

    • Yve Ramírez dice:

      Exacto. Si se habla más de “zero waste” es porque es una tendencia que gana vuelo (tendencia para la RAE es, entre otras cosas, una idea religiosa, económica, política, artística, etc., que se orienta en determinada dirección). Y lo gana gracias a personas que se lo están currando mucho para que así sea. Aunque tenga su cuota de postureo para algunos, el avance es claro. Ahora, de acuerdo con tu post de las bolsas, que por cierto me ha gustado mucho: los ciudadanos presionamos y podemos lograr mucho, pero si las autoridades locales pusieran límites con una legislación adecuada, ¡cuánto tiempo ganaríamos! ¡Muchas gracias por pasarte por el blog y dejar rastro! Un abrazo desde Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *