Mud Jeans. Cerrando el círculo

Mud Jeans, Vaqueros reciclados. Moda sostenible

Érase un hombre llamado Bert van Son, al que se le metió en la cabeza una idea descabellada: lograr que la gente alquilara tejanos en lugar de comprarlos. Por si fuera poco, a Bert también se le ocurrió fabricarlos de forma más sostenibles: unos jeans reciclados para evitar que tus viejos vaqueros acaben en el vertedero. Mud Jeans es la materialización de este sueño. La economía circular hecha jeans.

A Bert lo conocí el pasado mayo gracias al evento Sustainable Brands, un evento en el que se dan cita algunas empresas sostenibles y otras que no tanto, y me pareció un tío fuera de lo común. Luego supe que había pasado demasiado tiempo al servicio de la industria de la moda “al viejo estilo” y lo entendí todo. Hay quien de tanto enfrentarse al horror, se acostumbra a tolerarlo. Pero afortunadamente también hay quien está hecho de otra madera, y el hecho de presenciar el lado feo de la historia le prepara para construir trincheras desde las cuales hacerle frente. Es el caso de Bert, hoy CEO de Mud Jeans, para quien era evidente que hacía falta encontrar otra forma de hacer las cosas. Y la respuesta para lograr una moda sostenible estaba en la economía circular.

Mud jeans, jeans sostenibles
Mud jeans, vaqueros sostenibles

Algunos datos feos de la industria de la moda

En este informe de Carro de Combate sobre el algodón encontramos algunos datos muy alarmantes:

  • Durante 2010 se consumieron casi 25.000 toneladas de algodón en el mundo.
  • 2,5 % de la tierra cultivada del mundo se usa para producir algodón; se trata de un porcentaje en crecimiento (paralelo a una creciente tasa de deforestación).
  • En cuando al uso de insecticidas, el porcentaje salta hasta el 25%, mientras el 10% de los pesticidas del mundo se usan en estos cultivos. Sí, el cultivo de algodón en uno de los más contaminantes.
  • Además, el cultivo de algodón también exige mayores cantidades de agua que otros que, por ejemplo, nos dan de comer.
  • El proceso de tintado del algodón es otro gran contaminante de las aguas.
  • Hablando de tejanos en concreto, se calcula que la huella hídrica de unos tejanos es de 7 mil litros de agua (es decir, esta es la cantidad de agua que se gasta desde el cultivo del algodón hasta que llega a tus manos).
  • La moda lowcost tiene un precio humano muy alto. La industria textil emplea a unas 26 millones de personas, un 25% de mujeres, y se caracteriza por  miserables condiciones de higiene y seguridad, con salarios de explotación.
  • FEM Internacional ha denunciado que seis de los siete mayores productores algodón del mundo contratan a niñas menores de edad en sus campos.

Contra una industria sucia, tejanos sostenibles

Frente a esta realidad de la industria textil, MUD Jeans nos propone vivir una moda sostenible y de una forma más consciente, para que las próximas generaciones puedan disfrutar de este planeta tal como merecen. Así, no sólo le han dado una vuelta a la forma de producción de los jeans, sino que además han creado un modelo de consumo. El secreto es simple: “cerrar el círculo”:

mud jeans Ahorro de agua energia y quimicos
Bert van Son, CEO de MUD Jeans, en Sustainable Brands. El gasto de agua se reduce a un 15%, el de químicos a un 12%, el de CO2 a un 10% y la producción de residuos a un 10%.
  • Algodón sostenible: Durante 2015, Mud utilizó algodón BCI, es decir, algodón certificado por Better Coton Initiative, que busca reducir el impacto ambiental de la producción de algodón entre otras cosas. Me llamó la atención (y probablemente a ti te llamaría también si no lo comentara) saber que el algodón BCI admite el uso de semillas transgénicas, lo que tiene un enorme impacto ambiental y social. Así que le pregunté a Bert a qué se debía esto. Me alegra contarte que han revisado esto y actualmente todo el algodón nuevo es orgánico, porque es el único que les garantiza una completa trazabilidad.
  • “Prelavado” con ozono y desgaste con láser: La huella hídrica de los jeans de Mud se reduce reciclando gran parte del agua utilizada, y sustituyendo el uso de químicos, piedra y grandes cantidades de agua (métodos usados tradicionalmente para dar los efectos de prelavado y gastado), por láser y ozono. Así que se gasta mucha menos agua y, al mismo tiempo, se usan menos tóxicos, lo que además permite que el agua pueda ser reciclada.
  • Empresas justas: Mud Jeans nos asegura que podemos dormir con tranquilidad si usamos sus tejanos, puesto que no han sido confeccionados por esclavos modernos ni niños, y los empleados de sus proveedores trabajan en condiciones laborales dignas. Así lo ratifica este informe avalado por Fair Wear Foundation.
  • Cierra el círculo, y devuelve tus jeans: Esta es sin duda la más revolucionaria de las apuestas de Mud Jeans y el sello distintivo de la empresa. Yo soy feliz usando los mismos tejanos durante años y hasta les cojo mucho cariño. Pero si hay quien quiere estar a la última moda cada temporada y, pensando en esto, Mud te ofrece la posibilidad alquilar tus tejanos por 7,50€ al mes. Cuando te cansas de ellos, los envías de nuevo a Mud y te lo cambiarán por el par que prefieras. Si no los cambias, después de un año los tejanos son tuyos para siempre y, si no los quieres más, los devuelves directamente y obtienes un bono de 10€ para tu próxima compra. ¡La economía circular nunca había sido tan redonda!
  • Jeans vintage y con historia: Los jeans que vuelven a Mud son evaluados. Si es posible, son “tuneados”  (¡viva el upcycling!), y puestos de nuevo a la venta a un precio más accesible. Cada uno de los tejanos tiene nombre propio, que nace de la historia de su propietario anterior (¡me encanta!).
  • Viejos jeans convertidos en nuevos jeans: Los jeans que ya no pueden ser vendidos de nuevo van a una fábrica en Banyeres de Mariola, en el sur de Valencia donde se les quitan cremalleras y botones, se corta la tela en trozos pequeños y se reducen de nuevo a fibra de algodón. Esta fibra se une a algodón fresco para fabricar nuevo hilo, que será teñido y convertido en nuevos tejidos. Puedes leer más sobre el proceso en este artículo. Actualmente hablamos de un 20% de algodón reciclado y un 80% de algodón nuevo, que puede sonarte poco pero según nos explican, es el mayor porcentaje de tejido reciclado que se ha alcanzado hasta el momento. Como curiosidad, para facilitar  el reciclaje de la prenda, en lugar de llevar etiquetas de piel o imitaciones, la etiqueta está impresa directamente en los tejanos.
  • El agua utilizada en la producción, además, se reduce a 1.554 litros de agua (sólo el 22% de los 7.000 litros de unos jeans estándar).

Hasta la fecha, Mud Jeans ha recuperado 5 mil vaqueros. 3  mil han sido reciclados y 2 mil han pasado a formar parte de su colección vintage. El sueño de la empresa es producir unos jeans 100% libres de químicos, de ser posible sin gasto de agua o al menos, asegurando un circuito cerrado en el que se recicle el 100% de esta y, por si fuera poco, producir los primeros jeans con balance de carbono neutro. Es decir, que logren compensar el 100% de las emisiones de CO2 derivadas de su fabricación o, lo que es lo mismo, su huella de carbono.

¿Quieres unos Mud Jeans?

Si ya te has enamorado de la moda sostenible de Mud Jeans, aprovecha el código de descuento laecomud, válido hasta el 31 de octubre de 2016 en su tienda online. Por cierto: aunque no los muestre, ¡también hay para chicos!

Vale de descuento Mud Jeans

En Barcelona, también puedes conseguir tus Mud Jeans en Depot Holland, un lugar fantástico que es una plataforma de diseño, con un precioso coworking y muy cuidado showroom. Deborah y Renzo te recibirán con una sonrisa. Aquí su Facebook.  🙂

Depot Holland Barcelona. Diseño y moda sostenible
Con Renzo, de Depot Holland

Este post es una colaboración con Mud Jeans y Depot Holland, y está escrito desde el corazón, como todo en La Ecocosmopolita.


¿Quieres saber más sobre Mud Jeans? Aquí te dejo sus coordenadas:

Mud Jeans | Facebook | Instagram | Twitter

 

 

(Visited 735 times, 3 visits today)

8 comentarios de “Mud Jeans. Cerrando el círculo

  1. alvizlo dice:

    Una propuesta muy interesante, casi todos los pantalones, especialmente los vaqueros, acaban descartados por desgaste en zonas concretas, con gran cantidad de tela reutilizable, evitar que acabe en vertedero es una gran iniciativa: ahorraríamos residuos, necesidad de materia prima y, seguramente, se podrían crear puestos de trabajo de calidad alrededor de esta forma de hacer economía circular.

  2. Veronyka dice:

    ¡Acabo de descubrir tu blog y me encanta! poco a poco voy cambiando mi guardarropa, y los vaqueros estaban en mi lista de pendientes. ¡Gracias!

  3. Molesko dice:

    Hace poco saqué unos jeans viejos que estaban rotos y los hice bermuda. El resto de la tela la uso para tallar el piso, para limpiar zapatos y de alfombra para cuando regreso del patio.
    Saludos desde México
    Me encantó tu blog…

    • Yve Ramírez dice:

      Es que en casa tenemos tantas posibilidades de reciclaje como grande sea nuestra imaginación. 🙂 Gracias por compartir tus propios trucos: ¡la ropa vieja es perfecta para hacer trapos! Un abrazo desde Barcelona y ¡espero verte de regreso pos aquí!

  4. Irene_Recolectora dice:

    ¡Hola Yve! Estaba deseando sentarme a leer este artículo…
    Me ha gustado mucho el concepto de economía circular aplicada a la moda. Realmente hay que tener muy buenas ideas y darle muchas vueltas para hacer un proceso productivo como este. Por no hablar de la valentía…
    Parece mentira que el coste de hacer las cosas bien sea casi siempre más alto que el de hacer las cosas fatal. No hablo solo del coste económico para los consumidores (porque cualquier vaquero de ultimísima moda tiene ese precio, está comprobado) sino también para los emprendedores, que se rompen la cabeza para poder hacer negocios que tengan sentido…
    Muchas gracias por compartir esto con todos nosotros.
    A mí se me rompen los vaqueros constantemente… También los hago cortos y los uso para trapos y esas cosas, pero nunca se sabe si algo como esto podría ser la solución a esta parte de mi impacto medioambiental.
    Un fuerte abrazo,

    • Yve Ramírez dice:

      ¡Irene!!! Había respondido este comentario y ahora veo que nunca se publicó. Puedes averiguar si hay algún punto de recogida para tus tejanos que ya son realmente inservibles en Madrid, para el reciclaje de la tela. Ahora, mientras aproveches los tejitos para trapos, etc (que dejas de comprar), ¡yo creo que es un buen aprovechamiento! ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *