Decálogo de un picnic sostenible

Picnic sostenible zero waste

Llueva truene o relampaguee, llegó el calor. Y una forma maravillosa de disfrutarlo, es con un buen picnic, así que ya empiezan a caer uno tras otro. Y, claro, como soy La Ecocosmopolita, me ha dado por reflexionar sobre qué podemos hacer para que nuestros picnics sean más sostenibles y aquí vengo a compartirlo contigo. (La foto de la portada es de Pepa Vives)

Eso de irse a comer algo ligero al aire libre en buena compañía suena muy bonito y parece súper natural  (¡y lo es!), pero no podemos permitirnos producir kilos de basura extra por la aventura (lo de dejar la basura en el lugar ni lo contemplo entre mis lectores así que, ¡cuidadito!). Por eso, y para ayudarte a reducir la huella ecológica de las merendolas con la familia y / o amigos, aquí te dejo diez consejos prácticos para disfrutar de un picnic sostenible:

 

  1. Evita los platos, vasos y cubiertos desechables y anima a tus amigos a hacerlo. En casa tenemos en estos momentos un juego de platos de acero esmaltado que compramos en Londres y que usamos para campings, picnics y afines, nuestras hermosísimas tazas de Usar y Reusar y cubiertos de guerra. Si ofrecemos un picnic para los amigos y no tenemos suficientes utensilios para todos, enviamos un whatsaap al grupo “Picnic en el parque” (¡seguro que alguien lo ha creado!) y pedimos que cada quien traiga de casa lo que necesite. Y este mensaje lo cierro diciendo algo así como: ya me conocéis, a mí me toca dar la lata con estas cosas, pero no quiero que produzcamos un camión de basura 😉. En un picnic de 10 personas este simple gesto reducirá los desperdicios de una forma espectacular.
  2. Ya puestos, usa también servilletas de tela, ¿no te parece?
  3. A pesar de la recomendación anterior, puedes llevar un poco de papel absorbente de cocina para poder dar una pasada a los platos y cubiertos, que de lo contrario seguramente tendrán restos indeseables de aceite y comida y te pringarán todo. Pero también hay una opción zero waste: ¡contar con un tupper gigante!…
  4. Utiliza un tupper grande para la comida y al terminar podrás guardar dentro de éste las cosas sucias, sin pringar tu linda cesta o bolsa (de tela) de picnic.
  5. Es habitual que personas que siempre reciclan, decidan que en estos días especiales (que es cuando más residuos producimos), no hace falta hacerlo por aquello de “un día es un día”. Pues no. Separa la basura que no hayas podido evitar, para que pueda ser reciclada. Para los restos orgánicos -si tienes posibilidades de reciclarlos- puedes usar una de las fiambreras de la comida. También puedes separar en una bolsa de tela los envases de plástico y vidrio, que luego repartirás en los respectivos contenedores.
  6. ¿Comeréis bocatas? Olvídate del papel de aluminio y llévalos en un tupper, en una bolsa de tela de esas que usan los niños para la merienda ¡ o como quieras. Incluso puedes levarlos envueltos en una servilleta de tela u otro envoltorio reutilizable específico, que ahora se venden por ahí muchos de tela o silicona (¡o puedes hacerlo tu mismo!)
  7. Evita los alimentos que traen envoltorios innecesarios. Por ejemplo:
    • Mejor unas magdalenas o galletas hechas en casa o al menos compradas en la panadería -que vienen en bolsa de papel- que unas de supermercado, que además serán de peor calidad y traerán montón de plástico.
    • Compra a granel tus frutas y hortalizas, por favor.
    • Si consumes embutidos y quesos (que te recomendamos reducir lo más posible por múltiples razones), evita las bandejas que están listas para consumir, pues vienen en empaques de plástico, más separadores de plástico, más alimentos de plástico… Si lo compras a un obrador, puedes incluso llevar tu envase y evitar cualquier tipo de envoltorio.
    • ¿Compras patés, olivas u otras conservas y similares? Tal vez puedas conseguirlas a granel, así que podrás comprarlas sin ningún envase. Pero si no es el caso, prefiere los que vienen en envase de vidrio a latas y plástico. En el caso de patés, ¡puedes prepararlos tú misma!
    • Las bebidas son de los puntos débiles pero intenta preparar y traer de casa en una cantimplora o termo: El agua siempre se puede coger de la fuente en una botella reutilizable de buena calidad, preferiblemente de acero inoxidable. Nuestras preferidas son las de Klean Kanteen. En lugar de botellas de zumos, puedes prepararlos en casa. Incluso puedes llevarte los limones, el endulzante que prefieras y la botella vacía para hacer una limonada con agua de una fuente. Para el resto, prefiere botellas de grandes formatos que, por ejemplo, los brics individuales. Ahora, mejor latas individuales que botellas de plástico de litro, si es que necesitas una coca-cola o afín (aunque lo mejor es no comprar refrescos gaseosos, no tienen nada de sanos ni de ecológicos).
  8. ¡Ve en bici o en transporte público y anima a tus amigos a hacerlo! Reduciréis un mucho la huella de carbono de vuestro paseo.
  9. Recuerda si reduces los productos de origen animal y seleccionas productos de proximidad harás más ecológico el menú de tu picnic.
  10. Además, debes escoger alimentos que aguanten bien el calor para que no se  estropeen, para evitar problemas de intoxicación y, al mismo tiempo, que acaben en la basura.

¡Que disfrutes del puente con muchos picnics sostenibles, con mucho sol y muuuy pocos residuos!

 

(Visited 608 times, 1 visits today)

4 comentarios de “Decálogo de un picnic sostenible

  1. Yolanda Lopez dice:

    Con lo que me gustan los picnics! Los tuppers bien, las conservas bien, los envases bien …. pero servilletas de tela, pues difícil me lo pones … las usamos siempre de papel -tamaño pequeño y las usamos varias veces, pero no cuela, no?- El resto pués más o menos bien, excepto lo del transporte público y la bici.

  2. Pingback: Sueño de una noche de verano (ecocosmopolita) | La ecocosmopolita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *