El precio del Fracking

Paco Maestre es blogero en elbiocultural.com. Ingeniero agrícola y marketero digital a ratos, es un apasionado de la naturaleza y de la problemática mediambiental. Su blog ha sido inspiración para La Ecocosmopolita desde antes de escribir el primer post. Lo encontrarás en Twitter y en Facebook, entre otras redes.

Hoy, en calidad de invitado de honor, nos da una clase magistral sobre fracking

El bloguero que trata de hablar de fracking en España ha de asumir una de las peores cosas que le pueden pasar como divulgador, y es que no le lea nadie. Que no interesa el tema, que no es una idea que esté asentada en las discusiones y debates de los medios de comunicación, ni en la opinión pública de la sociedad. Es una triste y vergonzosa realidad, que no hace más que constatar el largo y duro camino que queda en España por recorrer en materia de educación, concienciación y difusión de la problemática medioambiental. Porque no solo pasa con el fracking, esto también pasa con el Cambio Climático, pasa con las políticas de conservación….temas de los que nadie puede decir que no sean preocupantes, pero que muy preocupantes, seguramente los más serios y transcendentales a los que debemos enfrentarnos como especie y que coartan nuestro futuro y el de las generaciones venideras. Pero esto es otro debate, para otro momento y tal vez unos cuanto post futuros…..

Bueno vamos a tratar de entender qué es el fracking y qué nos trae esta peligrosa práctica.

Los más observadores se habrán dado cuenta que el término “fracking” es un palabro, un anglicismo recientemente incorporado de modo coloquial a nuestro vocabulario. En ingles el término define a una técnica de inyección de agua a presión a formaciones de rocas (por lo general pizarras y esquistos) que se encuentran en niveles inferiores a la superficie, con la finalidad de fracturarlas aprovechando fisuras y así poder acceder a bolsas de petróleo y gas, y poder extraerlo. En castellano el término equivalente seria Fractura Hidráulica.

Esta técnica extractiva de petróleo y gas podría parecer una novedad, pero poco tiene de nuevo. Se ha documentado que los antiguos romanos lo utilizaban para la extracción de oro en Las Médulas, en la comarca de El Bierzo (León). El fracking se empezó a usar para extraer petróleo y gas en la Costa Este de Estado Unidos al rededor del año 1860 y es ahora a inicios del siglo XXI cuando ha alcanzado su máximo apogeo, desarrollo técnico y peso económico, llegando a convertirse en un factor determinante en la actual geopolítica del planeta.

Gracias a esta técnica el gigante Yanqui esta viviendo un renacimiento en su capacidad energética, convirtiéndose en el primer productor de petróleo y gas del mundo, alcanzando la independencia energética de terceros, determinado sustancialmente el mercado mundial energético, condicionando la relaciones entre países. Y es que en Estados Unidos llevan mucho tiempo perforando sus terrenos, perfeccionando la técnica y aparentemente han tenido  un gran éxito, por lo menos en la parcela económica. Y por desgracia se está convirtiendo en un modelo a imitar, y es que estas son las pretensiones del actual gobierno de España, caracterizado por su nulas políticas medioambientales, llenar el país de explotaciones de Fracking, bajo la excusa de reducir la dependencia energética que tenemos adquirida con países productores. Pero el fracking tiene un precio, si, un precio demasiado caro, tanto que es más que aconsejable abandonar su práctica. Debería estar prohibido.

Fracking, infografía

Al principio del post me he referido a la fractura hidráulica como una técnica peligrosa. Y es que el empleo de la misma ocasiona muchos problemas, de índole medioambiental, de salud e incluso accidentes geológicos, tales como seísmos, que desaconsejan absolutamente su empleo. Además, practicar el fracking significa contribuir y agrandar el problema del Cambio Climático, ya que no es más que un mecanismo más que perpetua un sistema energético basado en la quema de combustibles fósiles, que nos sigue dejando completamente dependientes de un modelo que genera emisiones de gas invernadero.

Los principales problemas  del fracking son:

  • Genera problemas de salud a las personas que residen cerca de las explotaciones, por dos vías, una por los materiales y productos altamente tóxicos que se inyectan al agua que se emplea para fracturar la roca y que en muchos casos las empresas mantienen en secreto. Se ha probado que algunas emplean benceno, un agente cancerígeno para las personas y que pueden quedar en el medio de manera accidental y residual. Por otro lado al fracturar la roca se libera gas. Este no siempre sale a la superficie de manera controlada y por lo general es normal que cantidades de metano y otros gases tóxicos escapen a la superficie por vías de escape naturales pudiendo provocar envenenamientos por su inhalación tanto a los humanos como a la fauna cercana.
  • Daños materiales por deterioro del entorno  y destrucción paisajística, Medio Ambiente y ecología de las zonas donde se opera, así como contaminación acústica producida por el elevado volumen que adquieren los trabajos propios de la explotación. La instalación de un pozo de fractura hidráulica conlleva la presencia de maquinaria pesada, camiones, instalaciones, construcción de balsas artificiales de agua, accesos, etc.
  • La técnica del Fracking requiere el empleo de grandes cantidades de agua. Esta agua se recupera y se depura. Puesto que al inyectarse a presión para fracturar la roca que atrapa las bolsas de gas, arrastra materiales altamente tóxicos, tanto del interior de los terrenos donde se perfora, como añadidos por las compañías para poder llevar a cabo la rotura de las capas de esquisto. Pero por mucho que se extraiga, nunca es el 100% del agua inyectada, quedando grandes cantidades del líquido tóxico en el interior de las rocas, pudiéndose filtrar a acuíferos. El agua que se recupera, se depura, pero nunca llega a quedar libre de tóxicos completamente, con lo que estos quedan sobre la superficie del terreno, o se filtran a ríos, acuíferos e incluso al aire.
  • También se han constatado aumentos de la radiactividad en explotaciones de fracking. Esta radiación tendría su origen en el subsuelo, y saldría a la superficie al recuperar parte del agua utilizada en la fracturación.
  • A día de hoy se sabe que existe una elevada probabilidad del aumento de la actividad sísmica en las zonas donde se practica el fracking.

Todas ellas  junto con el Calentamiento Global  nos dan una idea de los riesgos que entraña esta práctica.

Don't frack with our water

¿Y cómo estamos a día de hoy?

Bien, ya hemos hablado antes en El Biocultural del fracking en USA y como está condicionando la política mundial, aquí puedes saber más.

En Europa la Comisión Europea se lava las manos, y deja a cada estado miembro la decisión de permitir el fracking en su territorio, simplemente se limita a marcar una pauta de buenas prácticas y de buena gestión. Así las cosas, encontramos países como Francia y Bulgaria que lo han prohibido. En Alemania hay una moratoria para su implantación. Pero hay 2 países, Gran Bretaña y España, que ya están regulando su puesta en marcha en sus territorios.

En España ya son seis comunidades autónomas las que han tomado algún tipo de medida para protegerse de la fractura hidráulica (Andalucía, Asturias, Cataluña, La Rioja, Navarra y Cantabria). Así mismo varias provincias y cerca de 400 municipios se han declarado ya libres de fracking. Pero la última palabra la tiene el Gobierno Central, muy favorable a este tipo de acciones. De hecho hace unos días tumbó la ley antifracking de Cataluña, de Navarra, de La Rioja y Cantabria, vía tribunal Constitucional. Es decir nuestra constitución ampara al fracking.

Existe una movilización contra esta peligrosa y contaminante práctica muy fuerte en todo el mundo, principalmente en Estados Unidos, en constante actividad, y que ya empieza a tener sus propios héroes  y que apenas  es reflejada en los medios de comunicación. Más concreto en España caben destacar las agrupaciones anti fracking de CantabriaBurgosNavarra, Castilla La Mancha, Álava…por citar a unas cuantas.

De lo avanzada que tiene el Gobierno la intención de iniciar la práctica del fracking da idea una noticia reciente, y es que El Ministerio de Hacienda está perfilando la creación de un nuevo impuesto de hidrocarburos que grave la posible producción de petróleo y gas en España, ya para el año que viene.

Bueno esto es lo que nos viene si nadie lo para. Espero que os haya gustado y os quede claro que es lo que hay detrás del fracking y cual es el precio que vamos a tener que pagar si nadie lo remedia.

Agradecer a Yve la posibilidad de poder participar en su blog, es un honor y una suerte poder hacerlo.

Un comentario de “El precio del Fracking

  1. mstr dice:

    Respecto al primer párrafo yo no diría que el camino de la educación sobre este tema no es largo, si no que directamente no va a ninguna parte. A la gente, tristemente, le vale madres.

    Creo que la mejor forma de entender este tema es viendo documentales. No hay nada más impactante que ver en vídeo como el agua que sale del grifo de la cocina de una casa coge fuego al acercarle un mechero por el gas que se ha colado en el agua proveniente de una zona cercana donde se practica fracking.

    Lamentablemente no recuerdo el nombre específico de algún documental, pero esta situación en particular la he visto en al menos dos o tres. Es impresionante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *