Fotografía, activismo y cemento tóxico cortesía de Lafarge

Carteles de acción contra cementera Lafarge

Hoy mi compañero de aventuras preferido vuelve a ser invitado especial del blog. Mauricio López nos explica por qué la cementera Lafarge se ha ganado el lugar de #campeóndeincineración en el taller de activismo fotográfico en el que participó este fin de semana. Si piensas que la industria cementera es destructiva porque sus canteras destruyen paisajes y montañas, deja que sepas lo que hace en nuestros pulmones. Te ruego que sigas leyendo y ayudes a difundir lo que esconde este lobo medioambiental disfrazado de oveja sostenible…


Como en casa cada vez crece más el activismo fuera del ordenador y la sensibilización con el medio ambiente, este fin de semana participé junto con un grupo muy activo en un TAF!Taller de Acción Fotográfica gestado por el colectivo Enmedio con apoyo de 350.org.

El TAF! busca aportar herramientas y un método de trabajo muy intenso para llevar a cabo una acción callejera, artística y un poco “canalla” que pueda manifestar el descontento colectivo y aupar la transformación social. Esta edición en la que participé que tenía como objetivo realizar una acción que reflejara la delicada situación que viven los vecinos Montcada i Reixac, a menos de 5 min de Barcelona, y de Noubarris, zonas muy afectadas por la actividades de incineración de residuos de la planta de la cementera Lafarge. Me ha dado impulso para retomar la fotografía y canalizarla hacia intervenciones de calle que pongan de manifiesto problemáticas de diversa naturaleza.

Cemento y contaminación

El asunto es complejo. La empresa usa los residuos urbanos gestionados por los ayuntamientos como combustible para su actividad principal -que es producir cemento-  y después incorpora a sus productos las cenizas de esa combustión. Todo es un chollo: se ahorran el gasto en combustibles y la ciudad les paga por “gestión de residuos”. Además, la fábrica se descuenta las cuotas CO2 producidas por la quema de residuos (perdón, quise decir “revaloración”), lo que acaba generando un saldo positivo en su cuota permitida, de manera que aún son capaces de vender sus excedentes en bonos de carbono a otras empresas. Sí. Vaya forma de “luchar contra el cambio climático”.

Lo cierto es que muchos vecinos de Montcada i Reixac padecen por la incineración problemas principalmente respiratorios, afecciones oculares y de la piel. Y esto no es un caso particular. Es factor común con muchas otras plantas cementeras en España y a nivel mundial que se han reconvertido de la misma manera.


NOTA ecocosmopolita: La incineración de residuos es la más contaminante de todas las formas de gestión de residuos. Puedes entender sus graves implicaciones leyendo este artículo de Ecologistas en acción y pensando en una cosa importante: no hablamos de simple incineración de residuos orgánicos. De acuerdo al artículo La incineración de residuos en cementeras, el engaño de la valorización de Jorge Mateos Pérez de Acción ecologista Agró, hablamos de “todo tipo de residuos: lodos de depuradora, neumáticos, harinas cárnicas, plásticos, aceites industriales, disolventes usados, etc, muchos de ellos tóxicos”. La fábrica niega que ellos realicen una quema de residuos, porque prefieren utilizar eufemismos como “revaloración de residuos” y, evidentemente, niegan la contaminación producto de la quema de substancias tóxicas. También niegan la relación entre la alta tasa de enfermedades respiratorias de la zona y las actividades de la fábrica, aunque al parecer hay muchos estudios que la describen, como este informe sobre las posibles afecciones derivadas de las emisiones de los hornos cementeros. Formas de manipular a una población que tiene más miedo al paro que a poner en riesgo su propia salud.  Te dejo de nuevo con Mauricio.


Lafarge, Cemento ecotóxico

El domingo por la tarde varias papeleras de Montada i Reixac fueron misterioramente cubiertas con sacos de cemento ecotóxico Lafarge como una metáfora del destino de nuestra basura. La campaña producto de este fin de semana tan intenso ha sido realizada para informar a la población de que respiramos residuos tóxicos y también nos lo llevamos de nuevo a casa, en forma de cemento. Porque Lafarge es campeón en incineración y en basura en tus pulmones y en tus paredes. Comparte con toda libertad, para que corra la voz.

Saco de cemento ecotóxico Lafarge

Un comentario de “Fotografía, activismo y cemento tóxico cortesía de Lafarge

  1. mstr dice:

    Aunque en el póster se detallan cuáles son los residuos incinerados, podrías dar más detalle? Hay info sobre el porcentaje de los residuos de la localidad incinerados?

    Crees que la prensa haría eco de tu denuncia si tratas de que retransmitan este post o que hagan su propia investigación? (soy poco optimisma en esto último).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *