Vinagre y bicarbonato: el desatascador mágico

Desatascar con vinagre y bicarbonato sódico

En este post te contaré un gran truco: un desatascador natural, casero, ecológico, y súper económico. El verdadero desatascador mágico. Pero primero el desahogo: Resulta que mi casa fue diseñada por un aficionado (a juzgar por los resultados) y tiene terribles problemas de atascos de tuberías. Si te distraes, se atasca una tubería y el agua sale por donde menos te lo esperas. ¡Ay, si lo hubiera sabido antes de comprar! Por cierto, cuando hagas obras en tu casa, no te creas el cuento de que una bomba trituradora te va a permitir poner el lavabo dónde te dé la real gana porque es una pesadilla. Y si alguna vez hacen en España un reality de esos que te sacan de tu casa y cuando regresas te la encuentras totalmente reformada, ¡nomíname por favor!

Al comienzo recurrimos a carísimos servicios profesionales con frecuencia y luego pasamos a usar químicos cada vez más potentes, contaminantes y tóxicos para desatascar las tuberías. Hasta que un día quise buscar una forma más natural y sostenible (así como por no dejar) y gracias a Google descubrí que muchos recomendaban usar un desatascador casero y natural: simplemente una mezcla de vinagre, bicarbonato de sodio y agua hirviendo. Más ecológico, imposible. Dejando de lado el agua hirviendo, es lo que uso también para lavarme el cabello sin champú durante más de un año (el método no poo).

Volviendo al desatascador casero y mágico, sigue atento al paso a paso, porque no es cosa de tirar bicarbonato y vinagre de cualquier manera sin más.

El desatascador mágico: bicarbonato de sodio y vinagre blanco

La prueba del desatascador casero

Ante la incredulidad de Mr. Encargobike, hice la prueba hace algunas semanas en el lavaplatos. Ojalá hubiera grabado la exclamación que soltó el hombre de la casa al tirar agua después de aplicar mi súper desatascador natural y ecológico. Vamos, que primero le quité el dominio absoluto de la cargo bike Bullitt y luego, el de las tuberías de casa. Mola más lo primero, pero lo segundo tiene su gracia.

Para el momento de escribir este post arrastrábamos hacía días un buen atasco en el bidet, que se tardaba una barbaridad en desaguar, y el lavamanos y la bañera tampoco iban muy bien. Así que ayer conseguí un rato libre e hice mi súper tratamiento desatascador natural a los tres aparatos a la vez pensando que, como todo estaba conectado, sería más efectivo. Después de sudar un poco, he decidido explicar paso a paso el proceso (con accidentes y todo), por si te ves en la misma encrucijada algún día

El proceso de desatascar las tuberías paso a paso

Paso a paso (problemas incluidos) Cómo desatascar tuberías con bicarbonato y vinagre

  1. Primero vierte poco a poco media taza de bicarbonato de sodio en el desagüe. Es posible que se haga una montañita.
  2. Lo siguiente es un interesante experimento para hacer con los niños: vierte media taza de vinagre y mira el festival de efervescencia. Si hay mucho bicarbonato en la superficie, hazlo en dos partes para arrastrarlo todo.
  3. Espera unos 20 minutos a que la mezcla actúe y haga su milagro.
  4. Prepara unos tres litros de agua hirviendo y, ¡sin quemarte ni quemar a nadie más!, vierte el agua en el lugar a desatascar.
  5. Si la cosa no va bien y se atasca más que antes, que fue lo que me pasó a mí esta última vez, no te pongas nerviosa (que también fue lo que me pasó a mí). Espera y ayuda a que baje con un desatascador de émbolo. En el caso del bidet tuve que esperar más de una hora, hasta que acabó de bajar y en el caso del lavamanos tuve una gran «explosión» y, de inmediato, el resultado de la imagen 5.
  6. Si te pasa, como me sucedió con el bidet -que el agua aún no baja con facilidad-, repite todo el proceso.
  7. Yo tuve que repetir tres veces en el caso del bidet y ninguna en el lavamanos. Al final, ¡el agua corre con normalidad en todas las piezas del lavabo!

Dónde comprar bicarbonato a granel o por kilos en España

Es difícil conseguir el bicarbonato en grandes cantidades, porque suele venderse en pequeños envases de plástico. Tan pequeños que te lo gastarías todo en una sola sesión. Por eso y porque la mezcla de bicarbonato y vinagre, además de hacer un estupendo desatascador de tuberías, te servirá para hacer una limpieza zero waste (o casi sin residuos) de tu casa, hemos decidido incluir el bicarbonato en nuestra tienda Usar y Reusar, especializada en alternativas (bonitas y duraderas, o simples y prácticas como en este caso) para una vida residuo cero. ¿Que aún no la conoces? ¡Por favor, pasa a visitarnos ya!

Block "productos-para-pots" not found

Puedes comprar un paquete de bicarbonato por kilos y también bicarbonato de sodio en un formato de medio kilo apto para uso alimentario.

Si tienes la suerte de tener una cerca de casa, también puedes comprar bicarbonato de sodio a granel en una cadena de tiendas llamada Goccia Verde, a la que le he dedicado un post en este blog, o si estás en El Clot de Barcelona, en Sabons i cosmètica Marilò. En ambas tiendas, además, encontrarás productos de limpieza e higiene biodegradables a granel

¿Sabías que durante tres años lavé mi cabello con estos mismos productos, bicarbonato de sodio y vinagre? Es lo que llaman, el método no poo y te lo cuento todo en este post.


Y así acaba este post con visos escatológicos. Como habrás podido comprobar, no tiene absolutamente nada de poético, inspirador o reivindicativo. Eso sí, tal vez te ahorre algún dolor de cabeza, un poco de dinero e incluso tiempo (y ya se sabe que el tiempo vale oro).

Cuéntame si alguna vez haces uso de este desatascador casero, mágico, natural y noble con el medio ambiente, ya sea por aquí, o por mis cuentas de Twitter o en Facebook. ¡Ah! ¡Y si te parece útil, no dejes de compartirlo, por favor!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.