La pesca que arrastra el mar al desastre

Compando pescado en un mercado

Barcelona está frente al mar y rara vez veo un pez en el agua, pero eso no evita que cada vez me conmueva más lo que sucede bajo el gigante azul. Ya he escrito anteriormente sobre los daños que produce la sobrepesca, que se calcula que ya ha acabado con el 90% de los stocks de grandes peces del mundo, y hoy hablaré sobre la pesca de arrastre, que es la más dañina de todas. Espero que los datos que traigo sirvan para ponerte los pelos de punta y, con un poco de suerte, para hacerte cambiar la forma en la que ves el mesón de una pescadería desbordante y, sobre todo, el modo en el que consumes pescado.

Infografía de la pesca de arrastre por Don Foley.

Abrebocas histórico sobre las redes en el mar

La pesca con redes no es un invento de la era moderna. Ya era practicada por los egipcios, según el testimonio de murales y relieves, y en la Biblia hay varias referencias a las redes de los pescadores. Sin embargo, traigo una anécdota más reciente: en 1376 unos pescadores tradicionales presentaron al parlamento inglés una protesta por la pesca de fondo que comenzaba a hacerse popular en el río Támesis:

…El wondyrchoun («máquina maravillosa») funciona tan pesada y cercanamente al fondo del agua que al pescar destruye la flora marina y también las colonias de ostras, mejillones y peces de los cuales se alimentan los grandes pescados. Mediante este instrumento, en muchos lugares los pescadores toman tal cantidad de peces pequeños, que no saben qué hacer con ellos y se los dan a sus puercos como forraje, para el gran daño de los comunes del reino y la destrucción de las pesquerías.

Estos pescadores ingleses sabían que la pesca de arrastre es el más devastador de todos los métodos aunque que sólo se utilizaba cerca de las costas y en fondos libres de irregularidades, pues los pescadores no podían correr el riesgo de que sus redes acabaran atrapadas en el fondo marino.

El fondo del mar es fuente de vida

La mayor parte de la tierra está cubierta de agua, y el agua es el origen de la vida. Así, en las profundidades del océano encontramos la mayor diversidad de especies de la tierra. De hecho, cada dos semanas se descubre una nueva especie en aguas profundas y se calcula que aún no conocemos sino el 1% del total. (no te pierdas en vídeo de la conferencia de Claire Nouvian que encontrarás más adelante).

La mayor parte de los arrecifes de corales, vitales para la salud del mar, viven a gran profundidad. Pueden tener cientos de miles de años de antigüedad, pero son al mismo tiempo extraordinariamente frágiles: basta una red para acabar con cualquiera de ellos.

Zifio de Blainville, por Teo Lucas.

Algunas especies de grandes peces pueden vivir hasta 150 años y ahora son capturadas antes de alcanzar su madurez sexual y, por lo tanto, antes de que lleguen a reproducirse. La sobrepesca es precísamente esto: la captura de peces y otras especies marinas a una velocidad mayor que a la que éstos son capaces de reproducirse.

Te invito a ver esta conferencia de Claire Nouvian en el evento TEDxParis 2013 (casi te ruego que lo hagas) donde verás impresionantes imágenes de criaturas que habitan a grandes profundidades y, sobre todo, entenderás mejor lo que es la pesca de arrastre de profundidad. Está en francés con subtítulos en español:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=c8FSVWIgiLg]

10 verdades sobre la pesca de arrastre de profundidad

  • Debido a la sobreexplotación pesquera, que ha reducido de forma radical las capturas con los métodos tradicionales en los lugares habituales, actualmente se practica pesca de arrastre a una profundidad que alcanza los 2000 metros; así, arrasa con espacios hasta hace muy poco inalcanzables para el hombre.
  • La red utilizada para la pesca de arrastre en aguas profundas es guiada por  pesadas estructuras que mantienen abierta una gigantesca malla en forma de cono y que pesan hasta 5 toneladas. De este modo, son capaces de acabar con casi cualquier obstáculo del fondo del mar. No sólo se desforesta brutalmente el lecho marino, sino que además el sedimento removido queda flotando en el agua circundante, hasta llegar a la superficie, lo que altera el ecosistema en un radio aún más inmenso.
  • Las redes son arrastradas por grandes barcos que navegan durante meses y recorren varios océanos capturando enormes cantidades de peces que procesan y congelan sobre la marcha. Esto supone un gran consumo de combustible y una inmensa huella de carbono.
  • La pesca de arrastre se practica actualmente desde las aguas del Ártico hasta las de la Antártida; por lo tanto, se está interviniendo en territorios con ecosistemas sumamente frágiles de los que depende el equilibrio del planeta.
  • Se utilizan redes con una boca del tamaño de un campo de fútbol según Greenpeace, y de hasta 23.000 metros cuadrados (que es el tamaño de cuatro campos de fútbol) según el vídeo Acabemos con la sobrepesca,que también te recomiendo ver utilizando el enlace.
  • En el interior de una sola de estas redes caben hasta 13 aviones jumbo (o 500 toneladas de criaturas marinas, que es el relleno habitual).
  • Entre el 20 y el 60 por ciento del botín, a veces el 90% según la asociación Sea Shepherd, es devuelto al mar. Son toneladas de peces muertos o agonizantes, tortugas, mamíferos marinos, corales e incluso especies que desconocemos y que no tienen un atractivo comercial.
  • También se descartan especies comerciales que no entran entre los objetivos específicos de la expedición. Según datos de 1996, ese año las flotas europeas de pesca de gambas crangon descartaron 928 millones de sollas, 16 millones de lenguados, 42 millones de bacalaos, 55 millones de merlanes y 75.000 millones de gambas pequeñas. Además de un ataque inútil al ecosistema marino, un inmenso despilfarro de alimentos. En el vídeo Acabemos con la sobrepesca, ya mencionado, hablan de 9 kilos de ejemplares de especies de flora y fauna marina descartados por cada kilo de camarones.
  • Irónicamente, la pesca de arrastre no es rentable y está subvencionada con nuestros impuestos. Según un artículo sobre Subvenciones a la pesca de la organización Oceana, entre el año 2000 y el 2013 en Europa se otorgaron ayudas de Estado por un valor de 4.900 millones de euros a las flotas pesqueras europeas. Por otra parte, la pesca de arrastre representa sólo el 6% del empleo del mar.
  • Se calcula que las tres cuartas partes de los stocks marinos del mundo ya han sido sobreexplotados. Las especies de aguas profundas son de lento crecimiento y tienen una larga expectativa de vida con una edad reproductiva tardía. Por lo tanto, son especialmente susceptibles.

Considera «veganizar» tu vida. No soy vegana y no te estoy pidiendo que lo seas, pero creo que en la sociedad que nos ha tocado vivir, tenemos el deber de reducir el consumo de alimentos de origen animal. Y si podemos. Apoya la pesca sostenible. Exige que el pescado que compras esté correctamente etiquetado, indicando su procedencia, y evita el consumo de pescado de arrastre. Tal vez tendrás que pagar un coste monetario más alto, pero el precio real será mucho menor. Recuerda que somos responsables de aquellos sistemas que financiamos con nuestro consumo.

La fotografía de la cabecera es de Esti Álvarez y todos los datos han sido extraídos de las fuentes enlazadas.


Me encantaría conocer tu opinión sobre este artículo.


Tal vez te interese leer también este informe:  Consumo consciente de pescado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.