Cómo hacer una alcancía casera o agosteando 3

Ayer nos quedamos en casa porque yo tenía que trabajar y las niñas se dedicaron a una gran misión: hacer una guardiola, o lo que es lo mismo, una hucha o alcancía (disculpa, pero mientras las niñas se aclaran con el bilingüismo, hay que ser comprensivos con el catañol…).

El fin de semana pasado Amanda recibió su primera propina de alguien muy querido que la mima mucho, y ahora la cachorra tiene sus primeros ahorros: lo que le ha sobrado tras comerse la magdalena más disfrutada después de aquella inmortalizada por Proust.

Pensaba comprarle una alcancía pero las peques tuvieron una idea mucho mejor: ¡hacerla ellas mismas! Básicamente necesitaron el tubo de cartón del papel de cocina, cartulina, témperas, dos tapas de garrafas de agua (para tapar arriba y abajo el tubo) y nuestra ayuda para hacer el agujero para las monedas sobre la boca con una cuchilla. Sin más explicaciones, porque una imagen dice más que mil palabras y cinco mucho más que cinco mil:

Más de lo mejor del verano:

  • Amanda y Abril enfrascadas juntas en un nuevo proyecto artístico…


…creando, reutilizando y trabajando en equipo.

-Ecoconsejo 3

Permite que la imaginación de tus hijos vuele y verás que sabrán darle una segunda vida a los objetos que creías inútiles. Si les dejas el camino abierto, ellos sabrán hacerlo, y la semilla del reciclaje estará sembrada.

Recuerda, también está agosteando Costurilla handmade y, por esta semana, Artepacja.

Si te apetece agostear con nosotras, crea un apartado especial al pie de tu entrada (incluyendo este párrafo), con vínculo a nuestras páginas, y envía tu post como comentario a nuestros blogs agosteros (este mismo y Costurilla handmade) para que nosotras lo sepamos y podamos mencionarte en nuestros posts y redes sociales.

4 comentarios de “Cómo hacer una alcancía casera o agosteando 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *