¿Y si el hielo desaparece del Ártico?

Aseguraría que cualquiera que esté leyendo estas líneas habrá oído hablar del deshielo del Ártico. Sin embargo, el Polo Norte nos queda muy lejos y a veces nos cuesta tener conciencia del efecto que sus problemas pueden tener en nuestras vidas aunque, como veremos hoy, no son intrascendentes.

La posibilidad de que el Ártico desaparezca por completo es hoy una realidad aceptada por la mayoría de los científicos y al paso actual podría ser cosa de tres de décadas. De hecho, en los últimos años se han derretido las tres cuartas partes del hielo flotante o banquisa del planeta: una media de 500.000 kilómetros cada diez años, que equivalen a la extensión de España.

Por eso inicié hace algunas semanas una serie de artículos que hablan sobre las amenazas que acechan la región y sobre los 30 activistas de Greenpeace que pasaron entre dos y tres meses de sus vidas en prisión por hacernos saber que, en realidad, el Ártico es vital para el equilibrio del planeta. En el post de hoy haré un repaso de las principales consecuencias del deshielo del Ártico.

Los afectados por el deshielo del Ártico:

  • Los cuatro millones de personas que viven en la región. Si pierden su sustento tradicional, perderán su cultura milenaria. Es probable, aunque nadie pueda asegurarlo, que sean capaces de adaptarse a los cambios en la región y generar nuevos mecanismos de supervivencia pero es imposible que su cultura sobreviva al deshielo de los peores pronósticos. Te recomiendo leer el vínculo anterior y este articulo de El Mundo.
  • Una riquísima fauna. Incluye cetáceos y otras especies que sólo existen en ésta zona, como el oso polar, que ya tiene problemas para conseguir su alimento en el verano. ¿Cuánto durará en estas condiciones?
  • El clima mundial, que como ya hemos dicho en un post anterior, se ve afectado directamente por la temperatura del Ártico en particular y de los glaciares en general.
  • El nivel del mar, que aumenta tanto por el deshielo como porque el agua de los océanos, al calentarse, se dilata. Si el deshielo se agudiza, esta subida en el nivel del mar podría ocasionar muchos problemas en regiones costeras (como grandes inundaciones, aumento de la erosión y consecuentes alteraciones en sus ecosistemas). El mediterráneo aumentó su altura en unos 20 centímetros en los últimos 100 años y se espera que aumente unos 35 centímetros más a lo largo del siglo actual.
Representación ficticia de Manhattan inundada por la desaparición de las grandes masas de hielo terrestre.

Colaboremos

No podemos quedarnos de brazos cruzados mientras observamos este desastre. Firma esta petición de que el Ártico sea declarado santuario natural, cambia tus hábitos siguiendo los consejos de esta entrada y sigue apoyando a los 30 jóvenes que están acusados de vandalismo y piratería por defender el Ártico y, con él, a todos nosotros. En este enlace encontrarás un artículo en el que Greenpeace propone 30 acciones para respaldarlos.


Actualización

A comienzos de diciembre del 2013 los 30 activistas de Greenpeace ya habían sido excarcelados y el 26 de diciembre comenzaban a recibir sus visados para volver finalmente a sus respectivos países. Sin embargo, la situación del Ártico no ha cambiado.


Te recomiendo leer este completo informe publicado por Greenpeace: El Ártico, la última frontera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *